Gran Ducado de Finlandia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Storfurstendömet Finland
Suomen suuriruhtinaskunta
Великое княжество Финляндское
Gran Ducado de Finlandia

Gran ducado del Imperio ruso

Flag of Sweden.svg

1809-1917

Flag of Finland 1918 (state).svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Lema nacional: Jumala kanssamme
(Dios está con nosotros)
Himno nacional: ¿?
Ubicación de Finlandia
Capital Turku (hasta 1812)
Helsinki (desde 1812)
52°31′N 13°24′E / 52.517, 13.400
Idioma oficial Finés
Sueco
ruso
Otros idiomas Sami
Gobierno Principado
Gran Duque
 • 1809-1825 Alejandro I
 • 1825-1855 Nicolás I
 • 1894-1917 Nicolás II
Gobernadores militares
 • 1808-1809 Sprengtporten
 • 1809-1810 Barclay de Tolly
 • 1898-1904 Bobrikov
Historia
 • Dieta de Porvoo 29 de marzo de 1809
 • Independencia 6 de diciembre de 1917
Superficie
 • 1850 360 000 km²
Población
 • 1850 est. 1 636 900 
     Densidad 4,5 hab./km²
 • 1880 est. 2 060 800 
 • 1910 est. 2 943 400 
Moneda Rublo (1840-1859)
marco (1860-1865) como la expresión de un cuarto de rublo
marco (1865 -1917)
Miembro de: Imperio ruso

Gran Ducado de Finlandia, o Magnus Ducatus Finlandiae, es el nombre con que se designa a Finlandia desde el año 1581, cuando el rey Juan III de Suecia adoptó el título de Gran Duque de Finlandia, hasta el año 1917, en que se proclama la independencia de Finlandia. La dignidad de Gran Duque de Finlandia fue, por lo tanto, un título honorífico atribuido a los reyes suecos hasta el año 1809, cuando Finlandia fue anexada a Rusia como Estado autónomo o Gran Ducado. A partir de entonces perteneció a los zares rusos. En general, por el término Gran Ducado de Finlandia se entiende el período que cubre desde la conquista rusa, en la Guerra de Finlandia (1808-1809), hasta la independencia, declarada el 6 de diciembre de 1917.

Durante dicho período de autonomía, o sea Finlandia como Gran Ducado autónomo dependiente del Imperio ruso, la evolución política, cultural y social del país no dependió tanto de la forma de gobierno, sino de la benevolencia de cada uno de los zares rusos. En el transcurso del siglo XIX, Finlandia experimentó tanto períodos de desarrollo favorable como otros de opresión o rusificación por parte de los dignatarios rusos. En orden cronológico fueron cinco los zares que tuvieron la dignidad de Gran Duque de Finlandia:

  • El zar Alejandro I, quien conquistó el país en la Guerra de Finlandia en 1808-1809, prometió una autonomía según las estipulaciones de la Constitución política sueca de 1772 y 1789. Aunque hacia el final de su reinado, Alejandro I se hizo más conservador, nunca llegó a violar la Constitución finlandesa.
  • Nicolás I, su hermano y sucesor, fue un zar más autoritario y, respecto al Gran Ducado de Finlandia, reinó sin convocar la Dieta, (parlamento basado en cuatro estados: noble, clerical, llano y campesino). Nicolás I controló la libertad de prensa, pero aparte de esto mantuvo su promesa de Gran Duque y no interfirió en los asuntos internos de Finlandia.
  • Alejandro II, quien sucedió a su padre Nicolás I, fue bastante liberal con respecto a Finlandia. Convocó la Dieta en 1863, lo que supuso el comienzo de un fructífero período de legislación.
  • Alejandro III, hijo de Alejandro II, adoptó en su política interior una orientación conservadora y paneslavista, que tuvo sus repercusiones también en Finlandia en 1890, cuando promulgó el llamado Manifiesto Postal. Dicho manifiesto fue una violación directa de la Constitución de Finlandia y sometió el Servicio Postal de Finlandia al control directo de la administración rusa.
  • Nicolás II, el último Gran Duque de Finlandia e hijo de Alejandro III, mantuvo la dignidad de Gran Duque de Finlandia hasta la independencia del país. Aunque Nicolás II prestó el mismo juramento que sus predecesores, permitió la política de rusificación que ejercía en Finlandia la administración rusa, dirigida por el gobernador general. La tensión llegó a su apogeo cuando fue nombrado Gobernador General de Finlandia un general ruso, Nikolai Bobrikov, quien, desde el inicio de su cargo en 1898, empezó a restringir la autonomía finlandesa, publicando el llamado Manifiesto de febrero, en que se aumentó la enseñanza del ruso en las escuelas. El ruso fue declarado lengua de la administración. En 1903, Bobrikov obtuvo poderes dictatoriales pero, al año siguiente, en 1904, fue asesinado en el Senado por Eugen Schauman, un activista finlandés.

Véase también[editar]