Conservadurismo nacionalista

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Conservadurismo nacionalista, siendo una variante del conservadurismo, es un término que se usa para describir a aquellos conservadores que tienen fuertes ideales nacionalistas y planean promover la cultura, como forma de promover el crecimiento de la sociedad. En Europa, los conservadores nacionales suelen ser euroescépticos. El conservadurismo nacional también está relacionado con el conservadurismo social y el conservadurismo tradicionalista.

Estos conservadores favorecen especialmente la tradición familiar y los derechos de esta ya que ven en la familia la única forma de promover la patria y los procesos por la cual esta pasa. La familia vista por los conservadores nacionalistas es la forma en la cual se ligan todos los hechos del pasado para promover un mejor futuro.

Comúnmente este conservadurismo llena el vacío político entre los ideales conservadores y abarca en sus pensamientos la ultraderecha y un fuerte sentido anticomunista.

Ideología[editar]

Políticas sociales[editar]

Los partidos conservadores nacionales son "socialmente tradicionales" y respaldan la estabilidad familiar[Aclaración requerida] y social tradicional. Según la politóloga austríaca Sieglinde Rosenberger, "el conservadurismo nacional elogia a la familia como hogar y centro de identidad, solidaridad y emoción". Muchos conservadores nacionales son por lo tanto conservadores sociales, así como a favor de limitar la inmigración y promulgar políticas de ley y orden.

Políticas económicas[editar]

Los partidos conservadores nacionales en diferentes países no necesariamente comparten una posición común sobre la política económica: sus puntos de vista pueden ir desde el apoyo de una economía planificada a una economía mixta centrista a un enfoque de laissez-faire. En el primer caso, más común, los conservadores nacionales se pueden distinguir de los conservadores liberales, para quienes las políticas económicas de libre mercado, la desregulación y el gasto ajustado son las principales prioridades. Algunos comentaristas han identificado una brecha creciente entre el conservadurismo nacional y el liberalismo económico: "la mayoría de los partidos de la derecha [hoy] son dirigidos por conservadores económicamente liberales que, en diversos grados, han marginado a los conservadores sociales, culturales y nacionales".

Véase también[editar]

Referencias[editar]