Camino Neocatecumenal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Camino neocatecumenal»)
Saltar a: navegación, búsqueda
"Virgen del Camino" - Icono de Francisco Argüello.

El Camino Neocatecumenal es una organización[1] católica que, según sus estatutos[2] aprobados por la Santa Sede, es un Itinerario de Formación Católica Postbautismal o fundación de bienes espirituales.[3] Sus miembros son conocidos popularmente por el nombre de «kikos»[4] [5] [6] en España.

Sus iniciadores son los laicos españoles Francisco José Gómez Argüello[7] (más conocido como Kiko Argüello) y Carmen Hernández. Ellos, junto con el sacerdote italiano Mario Pezzi, forman el Equipo Responsable Internacional.[8]

El Camino Neocatecumenal fue iniciado en la década de 1960 en el barrio de Palomeras, en las afueras de Madrid, y se ha extendido por todo el mundo. A mediados de 2013 ya constaba la presencia del camino en al menos 120 países,[9] junto con 100 seminarios Redemptoris Mater.[10] [11]

En un primer momento, sus Estatutos fueron aprobados de forma temporal por cinco años ("ad experimentum") el 29 de junio de 2002, por el papa Juan Pablo II. Posteriormente, a comienzos de 2008, se expidió el decreto en el cual los Estatutos se aprueban definitivamente,[12] y el 13 de junio del mismo año, el cardenal Stanisław Ryłko, presidente del Pontificio Consejo para los Laicos, entregó el decreto de la aprobación definitiva de los Estatutos del Camino Neocatecumenal junto con su texto final, en cuanto perteneciente a la Iglesia católica.

El 20 de enero de 2012, el Pontificio Consejo para los Laicos publicó un decreto con el que se aprobaban las celebraciones contenidas en el Directorio Catequético del Camino Neocatecumenal.[13]

Historia[editar]

A inicios de los años 60, Francisco José Gómez de Argüello (Kiko Argüello) tuvo, según él mismo cuenta, una visión de la Virgen María[14] que le habría pedido «hacer comunidades como la Sagrada Familia de Nazaret».

Se dedicó a la evangelización de las zonas pobres de Palomeras Altas, donde en su mayoría eran personas pobres, la cuales vivían en chabolas, en la periferia de Madrid. Allí conoció a Carmen Hernández y desde 1964 a 1967 trabajaron juntos, viviendo entre desamparados y prostitutas. Además de la evangelización directa y atención de estas personas, meditaban la Biblia y la liturgia.

El arzobispo de Madrid, Mons. Casimiro Morcillo les invitó a trabajar en algunas parroquias de la ciudad y también en Zamora, en la Parroquia de San Frontis, donde comenzó las catequesis en el año 1967. En esta parroquia está presente la comunidad neocatecumenal más antigua del mundo. La experiencia sirvió para profundizar en el valor del bautismo y de la maduración de la fe en las personas que recibían sus predicaciones.

En 1968 fueron invitados a trabajar también en Roma por mons. Dino Torreggiani. Se trasladaron a los suburbios del Borghetto Latino y comenzaron sus charlas en la parroquia Nuestra Señora del Santísimo Sacramento y de los mártires canadienses, en Nomentano. De ahí el carisma se fue expandiendo a otros lugares del mundo.

En abril de 1970, en Majadahonda, Argüello y Hernández y otros responsables y párrocos se reunieron para reflexionar sobre la identidad de las comunidades que estaban surgiendo en las parroquias. Allí se definieron los elementos fundamentales de su metodología y carisma apostólico.

En 1974, tras un período de dos años de estudio y revisión, la Congregación para el Culto Divino publicó en su revista oficial, una breve nota Praeclarum exemplar apreciando las obras de las comunidades Neocatecumenales.[15] En los años que siguieron, a petición de la misma congregación, se eligió el nombre "Camino Neocatecumenal" sobre otros nombres propuestos, i.e. «Catecumenado Post-Baptismal».

En 1990 el papa Juan Pablo II dirigió a Monseñor Paul Cordes, responsable en la Curia del Consejo de los laicos, una carta[16] de reconocimiento formal, con un ruego a los obispos para que ayudaran a los neocatecumenales en su apostolado.[17]

En Ruanda, en octubre de 1994, el sacerdote Justin Furaha y otras decenas de personas entre sacerdotes, monjas y laicos que pertenecían al camino, fueron asesinadas durante el Genocidio de Ruanda.[18]

El 29 de junio de 2002 llegó un primer reconocimiento del Pontificio Consejo para los Laicos, con la aprobación ad experimentum, por un período de cinco años, del Estatuto del Camino Neocatecumenal.[2]

Para la Solemnidad de Pentecostés del 2008 (11 de mayo) se ratificaba en la Santa Sede la aprobación "definitiva" de los Estatutos por el Consejo Pontificio para los Laicos y el 13 de junio del mismo año el Presidente de dicho Dicasterio Vaticano, el Cardenal Rylko entregaba el Decreto de aprobación junto con los Estatutos a los Iniciadores de Camino: Kiko Arguello y Carmen Hernández junto con el P. Mario Pezzi. Este fue un día de mucha importancia en la historia del Camino Neocatecumenal.

El 11 de enero de 2009 el papa Benedicto XVI recibió en la Basílica de San Pedro del Vaticano a los iniciadores de este "Camino", quienes, junto a las primeras comunidades de Roma, celebraron los 40 años de existencia de dicho Itinerario, en esta celebración el Papa agradeció a Dios por esta realidad Eclesiástica, por los frutos dados en estos más de 40 años de vida; además, este encuentro sirvió como una celebración para el envío de "Comunidades en Misión" que harán vida en diferentes zonas y ciudades descristianizadas del mundo en la Misión Ad Gentes del Concilio Vaticano II.[19]

En enero de 2011 se anunció la aprobación de las Catequesis del Camino Neocatecumenal (antiguas "Orientaciones para el equipo de catequistas") tras la revisión por la Congregación de la Doctrina de la Fe y la incorporación de citas del Catecismo, quedando como oficiales por la Comisión Pontificia para los Laicos, que los ha titulado como Directorio Catequético del Camino Neocatecumenal. Así, se confiere mayor legitimidad al itinerario de formación que representa el camino en la Iglesia.[20] [21]

El 20 de enero de 2012, el Pontificio Consejo para los Laicos publicó un decreto con el que se aprobaban las celebraciones contenidas en el Directorio Catequético del Camino Neocatecumenal.

Orientación e ideario[editar]

Orientación carismática[editar]

Kiko Argüello, iniciador del camino, presenta la espiritualidad del Camino Neocatecumenal como una reflexión de la dinámica de las primeras comunidades cristianas, a partir de la invitación del Papa Pablo VI:

Nuestro tiempo tiene necesidad de retomar la construcción de la Iglesia, casi, psicológica y pastoralmente, como si comenzase de nuevo

Audiencia del 4 de agosto de 1976

Individua tres tiempos fundamentales de construcción de la Iglesia:

  • El anuncio del kerigma que realizaban los cristianos o "discípulos" que iban de ciudad en ciudad.
  • Un período de conversión y formación llamado catecumenado.
  • La renovación de las promesas bautismales.

De ahí que estos elementos sean la base del plan pastoral y del carisma que los neocatecumenales aplican en sus comunidades.[22]

Itinerario Neocatecumenal[editar]

El Neocatecumenado se divide en tres fases, las cuales a su vez se encuentran subdivididas por etapas. La primera fase es el precatecumenado postbautismal, que a su vez se divide en dos etapas, que concluyen con la celebración del rito del segundo escrutinio.

Catequesis de iniciación: El camino neocatecumenal empieza con un ciclo de catequesis denominadas genéricamente como Catequesis para jóvenes y adultos sin una referencia directa al camino.[23] [24] [25] Esta etapa se extiende en cerca de catorce encuentros, que duran alrededor de dos meses, en los cuales se comienza preparando el Kerigma (termino griego que significa “anuncio”, “proclamación), es decir el anuncio de la resurrección de Jesús, “Dios hecho hombre”, muerto sobre la cruz por la salvación de la humanidad, por rescate de cada uno del pecado y del mal. Con la finalización de este “primer anuncio”, si el número de participantes lo consiente, nace una nueva comunidad la cual es invitada a emprender su propio camino de crecimiento y maduración en el seno de la parroquia, alimentada por el Trípode (Palabra de Dios-Liturgia-Comunidad fraternal) y explicando entonces la naturaleza de la fe del camino.[26]

Precatecumenado: La primera fase, conocida como precatecumenado es una fase de kenosis, es decir de “descenso”, de humildad, en el conocerse mejor a través de la comunidad. Esta fase se compone de tres etapas[cita requerida];
"Primer escrutinio bautismal" o "Primo paso" que ilumina al neocatecúmeno sobre el seno cristiano del sufrimiento, y su relación con los “afectos” y con los bienes denotando la “cruz” del catecúmeno. En el cual se invita al neocatecúmeno a vender sus más preciados bienes y a entregar el dinero a los pobres como limosna.[27]
El Shema se centra en tener a Dios como único señor. En esta etapa se enseña al neocatecumeno la importancia de la familia como “una iglesia doméstica” en la cual se transmite la Fe a los hijos a través de una liturgia doméstica,[28] reproduciendo las catequesis efectuadas en el primer paso.
"Segundo escrutinio bautismal" o "segundo paso", el que completa la fase de precatecumenado, en el cual el neocatecumeno es invitado a “reconocerse”(confesión pública),[29] a renunciar a los ídolos y a los accesorios y bienes del mundo, materiales o afectivos, sobre los cuales funda su propia “seguridad” y que le impiden tener al señor como único Dios.

La segunda fase es el catecumenado postbautismal, la cual se divide en tres etapas; la primera, de oración litúrgica y personal que termina con la entrega del libro de la Liturgia de las Horas; la segunda corresponde con la entrega y predicación del credo; y la tercera continúa con la oración litúrgica y contemplativa, finalizando con la entrega del “Padrenuestro”.[cita requerida]

La tercera y última fase es la elección en la que se estudian y celebran los diversos pasajes del Sermón de la Montaña. Durante esta fase se renuevan las promesas bautismales en la Vigilia Pascual, se celebra una eucaristía diaria durante la cincuentena pascual y finalmente se realiza una peregrinación a Tierra Santa.[30]

Diferencias respecto de los demás grupos católicos[editar]

La primera diferencia respecto de los demás grupos y movimientos católicos es la denominación. El Camino Neocatecumenal no se define ni como orden, ni como congregación religiosa, ni como movimiento apostólico ni como prelatura personal, sino como «itinerario de iniciación cristiana posterior al bautismo o para recibir este sacramento». El Camino Neocatecumenal es única organización en la Iglesia católica que ha recibido esa denominación.[31]

En cuanto que es un Itinerario de formación cristiana postbautismal el Camino Neocatecumenal promueve una catequesis de laicos adultos.[32]

Pero también hay puntos en su praxis en donde se diferencian del resto de los grupos. Existen una serie de concesiones especiales de la Santa Sede y otras prácticas que en algunos casos no son habituales en toda la iglesia. Éstas son:

  • Celebraciones eucarísticas en la víspera del Domingo (sábado por la noche) y en pequeñas comunidades. Esto no es del todo una peculiaridad[cita requerida], pues, según la tradición que ya proviene del judaísmo, la celebración del día del Señor se anticipa desde el anochecer del día anterior y en numerosas parroquias en todo el mundo se anticipan misas dominicales al sábado, tanto antes como después de las I Vísperas.
  • Los participantes reciben la comunión en sus lugares, aunque de pie, como marca la Iglesia, y con pan ácimo y vino, como marca la Instrucción general del Misal Romano (n. 319-324)
  • El rito de la paz, por concesión especial, pero no única, viene trasladado al momento anterior a la presentación de las ofrendas, y no antes del "Agnus Dei". Basándose en un texto del Evangelio (Mateo 5:23-24) y según la praxis de algunas tradiciones litúrgicas como la Hispano-Mozárabe o la Ambrosiana (Milán), quizá desde el principio del cristianismo.[cita requerida]

El cardenal Francis Arinze aconsejaba que se utilizaran en la consagración las diferentes plegarias eucarísticas ya que, como en muchos otros lugares de culto, solo acostumbraban, si se cantaba, a usar la segunda. Además les solicitó:

En cuanto a la manera de recibir la santa Comunión, se da al Camino Neocatecumenal un período de transición, que no dure más de dos años, para pasar de la manera generalizada entre sus comunidades de recibir la Comunión -por ejemplo, sentados, utilizando una mesa adornada colocada en el centro de la Iglesia, en lugar del altar dedicado- a la manera normal para toda la Iglesia de recibir la santa Comunión. Esto significa que el Camino Neocatecumenal tiene que caminar hacia la manera prevista por los libros litúrgicos para la distribución del Cuerpo y de la Sangre de Cristo[33]

Aunque, en las salas de celebración, como permite el Concilio Vaticano II[cita requerida], no hay un altar dedicado, si hay una mesa central. No es una "mesa en el centro de la Iglesia", es una mesa en una sala, situada para la celebración eucarística.

Ello para comentar el discurso que el Papa Benedicto XVI les había dado el 12 de enero de 2006 y que se presentaba como una especie de colofón de los estudios sobre temas litúrgicos relacionados con el Camino Neocatecumenal durante dos años. Según dice el cardenal Arinze en la mencionada entrevista, el 1 de diciembre de 2005 envió una carta indicando que debían usar los libros litúrgicos para la celebración de la misa sin añadir ni omitir nada de las rúbricas. De ahí el comentario del Papa:

Precisamente para ayudar al Camino Neocatecumenal a hacer aún más eficaz su acción evangelizadora en comunión con todo el pueblo de Dios, la Congregación para el culto divino y la disciplina de los sacramentos os ha impartido recientemente en mi nombre algunas normas concernientes a la celebración eucarística, después del período de experiencia que había concedido el siervo de Dios Juan Pablo II. Estoy seguro de que cumpliréis atentamente estas normas, que recogen lo previsto en los libros litúrgicos aprobados por la Iglesia

Audiencia a los miembros del Camino Neocatecumenal, 12 de enero de 2006

Si alguna rúbrica se había omitido era por motivos catequísticos y, por tanto, desde ese momento, siguiendo lo indicado por la Iglesia, no se omite ninguna.

El día 13 de junio de 2008 se hizo la entrega definitiva del estatuto del Camino Neocatecumenal con su completa aprobación por parte de la Santa Sede. Durante un acto celebrado en la sede del dicasterio, el cardenal Stanisław Ryłko entregó el decreto de aprobación junto con el texto final de los Estatutos a los iniciadores del Camino, Kiko Argüello y Carmen Hernández y al sacerdote italiano Mario Pezzi.

De este modo, se lee en un comunicado hecho público, "concluye el 'iter' iniciado en 1997, por mandato del Papa Juan Pablo II, para otorgar al Camino un "reconocimiento jurídico formal" y hacerlo "patrimonio universal de la Iglesia".[34]

El estatuto definitivo contiene algunos cambios con respecto al aprobado en 2002, aunque la principal novedad es el reconocimiento de su personalidad jurídica pública, lo que le confiere una autoridad eclesiástica para impartir su característico método de formación católica. En los nuevos Estatutos se afirma que "el Camino Neocatecumenal está al servicio del obispo como una de las modalidades de actuación diocesana de la iniciación cristiana y de la educación permanente en la fe".[cita requerida] Aparte de estos aspectos, los nuevos Estatutos no contienen "ningún cambio fundamental" y "casi todos los artículos son reproducción exacta de los antiguos".[cita requerida]

Organización[editar]

  • Esta "maduración en la fe" se vive en comunidades más o menos entre 20 y 50 miembros aproximadamente, con lo que se llega a establecer una relación muy estrecha (de igualdad entre neocatecumenos y de sumisión hacia los catequistas).[35]
  • Este itinerario llega a durar 20 años, aunque podrían ser más o menos, dependiendo del volumen de personas. Las comunidades nunca se disuelven, y se fusionan entre ellas cuando hay pocos miembros. Esto hace que las comunidades del Camino Neocatecumenal duren más que la mayoría de los grupos parroquiales.
  • La formación y guía de las comunidades están a cargo de un equipo de laicos supervisados por un sacerdote, el sacerdote interviene y guía de manera que todo lo expuesto por estos catequistas, que previamente poseen formación y experiencia en la fe, esté enmarcado dentro del magisterio de la Iglesia Católica. Estos laicos se denominan "Catequistas".[36]
  • La formación del grupo pasa por distintas etapas y "pasos" que las interconectan.[Aclaración requerida]
  • Los catequistas aconsejan a los miembros de las comunidades no revelar los ritos y protocolo de cierta etapa del catecumenado a los miembros que van por detrás.[cita requerida]
  • Cada año se realiza una convivencia de transmisión,[Aclaración requerida] en la cual se dan una serie de catequesis y cada año se basan en temas distintos. En estas convivencias se hacen llamadas vocacionales a personas que sientan que su misión es evangelizar o ir a un seminario así como ser "familia en misión" (la propia familia decide irse a evangelizar a otros países).

Responsables[editar]

Actualmente el grupo responsable internacional del Camino Neocatecumental está compuesto por los iniciadores, Kiko Argüello y Carmen Hernández, unidos a un sacerdote, el P. Mario Pezzi.[37] Este equipo nombra el colegio electivo (compuesto por 120 miembros ad vitam)[38]

Del equipo responsable internacional dependen los equipos llamados de "catequistas itinerantes" responsables del Camino Neocatecumenal en las demás naciones y regiones del mundo. Contribuyen a formar comunidades y a mantener la relación con los obispos de las diócesis en las que trabajan. Los equipos itinerantes mantienen también la relación con los responsables internacionales, visitan las comunidades catequizadas por ellos y se ocupan del desarrollo del Camino en el territorio asignado.

Estos equipos itinerantes pueden estar formados por hombres o mujeres célibes, por matrimonios e incluso por sacerdotes diocesanos o religiosos (siempre que cuenten con el permiso de su ordinario o superior religioso). Van al sitio asignado y trabajan desde la parroquia aunque pueden dejar el equipo cuando lo deseen. También van a fundar nuevas comunidades del Camino en otros sitios cuando el obispo o algún párroco lo solicita.[cita requerida]

El Camino Neocatecumenal en el mundo[editar]

El Camino está presente en todos los continentes, en más de 900 diócesis, con un total de más o menos 40.000 comunidades en más de 6.000 parroquias. [39] Hay también varios seminarios del Camino llamados Redemptoris Mater (Madre del Redentor) que en 2010 suman alrededor de 92.[40] [41] El Camino se halla principalmente en Europa y América.[cita requerida]

El número más alto de comunidades en el mundo está en Italia y España.[42] Además, otros países en Europa donde el Camino está particularmente presente, son Polonia, Portugal, Croacia y Malta. En el continente americano hay muchas comunidades especialmente en Ecuador, Perú, Bolivia, Brasil, Paraguay, México, Colombia, Argentina, Venezuela, Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Nicaragua y República Dominicana.

Opiniones críticas[editar]

En ocasiones (sobre todo hasta antes de la aprobación de sus estatutos por parte de la Santa Sede en 2008), el Camino Neocatecumenal ha sido acusado por algunos medios de comunicación de constituir un grupo fundamentalista[43] y por sus críticos de ser un movimiento ultraconservador.[44] Algunos sacerdotes y otros miembros de la Iglesia Católica se han mostrado reticentes a la entrada del camino neocatecumenal en sus parroquias, por sus supuestas singularidades doctrinales[45] y sus pautas de comportamiento,[46] y desde el exterior se ha criticado su secretismo.[47]

Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Castilla Vázquez, 1999, p. 2.
  2. a b Statuto del Cammino Neocatecumenale del año 2002 en italiano y en formato pdf nuevos estatutos 2008 en español y en formato pdf
  3. Los iniciadores y miembros no se autodenominan movimiento ni sociedad dado el carácter eminentemente catequizador del itinerario. Esta expresión es la usada por los documentos oficiales para referirse al "Camino Neocatecumenal" (cf. Decreto de aprobación ad experimentum de los Estatutos del Camino Neocatecumenal, 29 de junio de 2002.
  4. Veira Veira, 2007, p. 102.
  5. «El ejército de la nueva evangelización». Diario Público (29 de agosto de 2011).
  6. «Kiko, la cólera de Dios». El País (29 de junio de 2008).
  7. «Kiko Argüello, ese gran desconocido». Religión en Libertad. 2009. http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=6261. Consultado el 18 de junio de 2014. 
  8. http://www.obispadoalcala.org/camino-neocatecumenal.html
  9. «El Camino Neocatecumenal comienza su 'Gran Misión': catequesis públicas en 10.000 plazas de 120 países». Europa Press (05 de abril de 2014).
  10. http://www.sanpietroapostolo.org/seminari/redemptoris%20mater.htm
  11. http://www.abc.es/sociedad/20140201/abci-papa-encuentro-kikos-201402011358.html
  12. «Aprobación definitiva de los Estatutos». Noticiario del Consejo Pontificio para los Laicos (16/2008). 2008. http://www.laici.va/content/dam/laici/documenti/aamm/approvazione-definitiva-statuti-cammino-neocatecumenale-spa.pdf. Consultado el 7 de junio de 2014. 
  13. «Camino Neocatecumenal». Consejo Pontificio para los Laicos. Consultado el 7 de junio de 2014.
  14. cf. Intervención de Carmen Hernández del 28 de junio de 2002 con motivo de la entrega del Estatuto del Camino Neocatecumenal: «Entonces, en aquel bar de Palomeras Altas, yo miraba a Kiko así... Porque yo venía de grandes sufrimientos y él me parecía un jovenzuelo en pleno cursillismo... Y me dijo que había tenido una visión de la Virgen que le había dicho que hiciera comunidades como la Sagrada Familia de Nazaret; que vivan en humildad, sencillez y alabanza (y donde el otro sea Cristo)».
  15. Cfr. Notitiae, n. 95-96, Junio-Agosto de 1974, pp. 229-230.
  16. Carta Pontificia Ogni Qualvolta de su santidad Juan Pablo II (30 de agosto de 1990)
  17. José Orlandis (1998). La Iglesia Católica en la segunda mitad del siglo XX. Ediciones Palabra. p. 258. ISBN 9788482392868. 
  18. Agenzia Fides, El martirologio de la Iglesia en Ruanda en 1994
  19. COLINA, Jesús (11-01-2009). Benedicto XVI agradece la obra evangelizadora del Camino Neocatecumenal. http://www.zenit.org/article-29746?l=spanish. Consultado el 26-05-2009. 
  20. [1]
  21. El Papa ratifica la aprobación de la Iglesia al Camino Neocatecumenal
  22. Centro neocatecumenal (1991). Il Cammino Neocatecumenale nei discorsi di Paolo VI e Giovanni Paolo II. Roma: Centro neocatecumenale. ISBN. 
  23. http://www.parroquiasannicolas.es/fotos/catequesis-para-jovenes-y-adultos-2.html
  24. http://parroquiavirgendelcortijo.es/inician-catequesis-para-jovenes-y-adultos/
  25. http://parroquiavirgendelcortijo.es/wp-content/uploads/2012/01/Carta-Anuncio-Catequesis-2013.pdf
  26. http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/7069
  27. http://www.internetica.it/neocatecumenali/UnSacerdote-domande.htm
  28. http://www.camino-neocatecumenal.org/neo/iniciadores%20camino/trasmision%20de%20la%20fe%20a%20los%20hijos.htm
  29. http://chiesa.espresso.repubblica.it/articolo/7069 Guai a non riconoscersi peccatori e confessare davanti a tutti le proprie colpe passate e presenti
  30. http://www.archimadrid.es/lapaloma/pdf/estatutocaminoneocatecumenal.pdf
  31. http://www.camminoneocatecumenale.it/new/default.asp?lang=es&page=cordes
  32. http://www.camino-neocatecumenal.org/neo/DOCUMENTOS%20DEL%20CAMINO/CASTELGANDOLFO.htm
  33. Véase el texto en la agencia de noticias Zenit
  34. aicaold.com.ar (13 de junio de 2008). . Consultado el 17 de junio de 2014. «De este modo, dice un comunicado, "concluye el ‘iter’ iniciado en 1997, por mandato del papa Juan Pablo II, para otorgar al Camino un ‘reconocimiento jurídico formal’ y hacerlo patrimonio universal de la Iglesia".».
  35. Castilla Vázquez, 1999, p. 4.
  36. Statuto del Cammino Neocatecumenale. Art. 27 y 28.
  37. Es un religioso comboniano que se unió al Camino en 1970. Desde, 1992, tras ser obligado por el capítulo de su orden a dejar la congregación, quedó encardinado en la diócesis de Roma.
  38. Cf. art. 35 del Estatuto. La lista de miembros del colegio se encuentra en el Pontificio Consejo para los Laicos, y se actualiza cada cinco años a causa de los miembros que hayan fallecido, renunciado o que por algún otro motivo ya no forman parte del colegio.
  39. http://www.elperiodicodemexico.com/nota.php?id=549277
  40. http://www.infovaticana.com/100-seminarios-redemptoris-mater/
  41. http://www.redemptorismaternamur.com/es-que%20son%20los%20seminarios.htm
  42. http://www.lasprovincias.es/valencia-ciudad/201406/01/kikos-llenan-mestalla-20140601152215.html
  43. Kiko, un santo en camino. (elmundo.es)
  44. Juan G. Bedoya (31 de diciembre de 2012). «Si Kiko dice ven, lo dejo todo». El País.
  45. Las herejías del Camino Neocatecumenal. (Panorama Católico Internacional)
  46. Los obispos japoneses no quieren al Camino Neocatecumenal. (camineo.info citando a religionenlibertad.com)
  47. Kiko, la cólera de Dios. (elpais.com)

Referencias bibliográficas[editar]

Enlaces externos[editar]