Misal romano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Misal romano (Pablo VI) 3ª edición 2002.

El misal romano (en latín Missale Romanum) es el libro litúrgico que contiene todas las ceremonias, oraciones y rúbricas para la celebración de la misa en el rito romano.

Se le llama misal romano, porque es el oficial del rito romano y es el de uso más extendido dentro de la Iglesia católica. El mismo consta de tres partes: el ordinario de misa, con las oraciones de cada día, el santoral y las misas votivas, y misas de difuntos. Aunque escrito en latín, la lengua oficial de la Iglesia, ha sido aprobado por todas las Conferencias Episcopales católicas una versión en la lengua vernácula.

Hoy en día existen dos misales romanos para celebrar la misa de dos formas: la ordinaria y la extraordinaria. La primera se celebra con el Novus Ordo Missæ promulgado en 1969 por el papa Pablo VI, mientras que la segunda se celebra con el misal promulgado en 1570 por San Pío V, revisado por última en 1962 por San Juan XXIII.

Historia[editar]

Orígenes del misal romano[editar]

Mucho antes de la Alta Edad Media, varios libros se utilizaron para la celebración de la misa: el sacramental con el Canon, las oraciones y el leccionario. Poco a poco, los manuscritos incorporaron todas estas partes en uno o más libros en su conjunto. En esos libros se llama Missale pleno, es decir, el despido Plenario completa. También se consideraba al misal como un libro de piedad, para uso de los feligreses. Este era de menor tamaño y contenía las misas del año o solamente las de los Domingo y festivos.


La codificación de San Pío V[editar]

Canon del Misal romano edición de 1962.

La codificación definitiva del misal se debe a la iniciativa del Concilio de Trento, siendo promulgado en 1570 por el obispo de Roma san Pío V con la Bula "Quo Primum Tempore" Salvo pequeñas reformas a lo largo de los siglos se utilizó el mismo misal hasta el Concilio Vaticano II, incluso durante este.

Reformas litúrgicas[editar]

Los siguientes obispo de Roma hicieron pequeñas modificaciones como la inclusión de nuevos santos y algunos prefacios:

  • Clemente VIII con el Breve "Cum Sanctissimum" el 7 de julio de 1604.
  • Urbano VIII con la Bula "Si quid est" el 2 de septiembre de 1634.
  • Pio X con la Constitución Apostólica "Divinu afflatu" (sobre el breviario) del 1 de noviembre de 1911 y el "Inter pastoralis officii sollicitudines" del 1903 (sobre el canto gregoriano)
  • Pio XII en 1948 instituyó una comisión para la reforma litúrgica. Esta comisión tuvo 12 años de existencia, tiempo durante el cual estuvo presidida por Annibale Bugnini. El 9 de febrero de 1951 publicó el decreto “Dominicae Resurrectionis” y el 16 de noviembre de 1955 “Maxima Redemptionis” por los cuales se modificó el Sábado santo.
  • Juan XXIII hizo una reforma a las rubricas con Motu Propio "Rubricarum-instructum" el el 25 de julio de 1960.
  • El Concilio Vaticano II publica la Constitución Sacrosanctum Concilium el 4 de diciembre de 1963 bajo aprobación del Obispo de Roma.
  • Pablo VI con la Constitución Apóstolica Missale Romanum el 3 de abril de 1969. Después de este Concilio, la reforma de Pablo VI destaca por la recuperación de algunas características de la misa de rito romano de los primeros siglos que habían caído en desuso con posterioridad. Así se recuperó la oración de los fieles (atestiguada desde el siglo iii y suprimida en el v, de la que sólo quedaba en uso la del Viernes Santo); se recuperó el orden de tres lecturas en la misa; se introducen varias plegarias eucarísticas, entre las que hay que destacar la II, derivada de la que aparece en la Traditio Apostólica de Hipólito de Roma, y la III, basada en la anáfora del rito antioqueno. Además de la aparición de las lenguas vernáculas, surgiendo ediciones bilingües.
  • Por otro lado existen dos misales romanos con variantes para los llamados Uso Anglicano y Uso del Zaire autorizados por la Santa Sede. El primero, fue aprobado en 1984 para los Ordinariatos personales integrados por conversos del anglicanismo e incorpora elementos del antiguo rito de Sarum, del English Missal y de las versiones de 1928 y 1979 del Libro de Oración Común episcopal y por supuesto, del misal romano. El segundo es una variación inculturada congoleña usada de forma muy limitada en algunos países africanos desde finales de la década de 1970.
  • Benedicto XVI con el motu proprio Summorum Pontificum, fijo que puede usarse tanto el Misal promulgado por San Pío V, y revisado por Juan XXIII (que es característico de la Misa en la forma extraordinaria) como el Misal Romano de Pablo VI, conocido como "Novus Ordo Missae". Mientras que el Misal de Pío V preserva la lengua litúrgica universal de la Iglesia -el latín-, el Misal de Pablo VI puede usarse tanto en latín como en cualquiera de las lenguas vernáculas en las que existe una traducción aprobada por la Santa Sede.
    Misal devocionario del rito romano de 1889, utilizado por los fieles para seguir la Santa Misa.

Estructura del misal de Pablo VI[editar]

El misal romano está divido en el Propio de cada tiempo y en el ordinario de la misa.

Diferencias entre el rito extraordinario y el rito ordinario[editar]

La crítica a la reforma del misal romano se estructuró a través de un grupo de teólogos encabezados por el obispo francés Marcel Lefebvre y que en su momento hicieron suya los cardenales Bacci y Ottaviani. El trabajo del grupo se cristalizó en el texto conocido como Breve examen crítico del Novus Ordo Missæ o intervención de Ottaviani en el cual se enumeran metódicamente las críticas a la reforma litúrgica. Este trabajo crítico fue desestimado en su tiempo por la Curia.

Se pasó de tener un canon de la misa católica a tener 14 plegarias eucarísticas. Se suprimió el salmo Judica me Deus al pie del altar. Se suprimió el evangelio al final de la misa.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]