Canon de la misa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Canon de la Misa (en idioma latín: Canon Missæ) es el nombre que se le da en el misal Romano Tradicional a la parte central de la santa misa católica que contiene su parte más importante, que es la Consagración y que comienza con las palabras latinas "Te igitur clementíssime Pater...". Se ubica inmediatamente tras el Sanctus y, aunque en el pasado no ha existido total acuerdo sobre esto, se considera actualmente que finaliza antes del Embolismo o principio de la recitación del Padre Nuestro y al concluirse las palabras de la Doxología final o "Per ipsum...".

Significado[editar]

La palabra canon refiere a que se trata de una parte inmutable y regla segura de lo que se está celebrando, razón por la cual en el misal denominado de San Pío V o Tradicional, es siempre invariable.

Contenido y estructura[editar]

El canon está compuesto por 14 oraciones. Salvo una breve oración, toda esta parte de la Misa en el Rito Tradicional Romano, ahora llamado "Rito Romano extraordinario", se recita por el celebrante en voz baja para acentuar su sacralidad y destacar el misterio que encierra, así como para imitar el silencio de Cristo ante sus acusadores y durante toda su pasión.

Todo el canon está dirigido y referido exclusivamente al Padre Eterno, Primera Persona de la Santísima Trinidad, a quien se eleva la plegaria del Cristo por boca del sacerdote celebrante,[1]​ ofreciéndosele la continuación incruenta del único y mismo sacrificio del Cristo en la cruz,[2]​ que permita alcanzar para la Iglesia y para los fieles los bienes eternos de la Redención.

Contiene el mayor misterio de la Religión católica, la consagración eucarística, que es considerada por la Iglesia católica el centro de toda la vida religiosa[3]​ y culminación de todos los demás Sacramentos[4]​ y en la cual tiene lugar la transubstanciación del pan y del vino en el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

En el ritual adoptado en 1969, este nombre ha sido reemplazado por el de Plegaria Eucarística, aunque la Plegaria I sigue denominándose comúnmente como «canon romano».

En la forma extraordinaria el sacerdote (obispo o presbítero) [1] ora este canon en voz secreta excepto cuando pronuncia la frase "Nobis quoque peccatoribus" y en la doxología: "per omnia saecula saeculorum", de modo que el acólito o coro responden "Amém". El canon Romano, es exclusivo del sacerdote.

Véase también[editar]

Divina Liturgia

Referencias[editar]

  1. Catecismo de la Iglesia Católica, nº 1088.
  2. Catecismo de la Iglesia católica, nº 1367.
  3. Catecismo de la Iglesia Católica, nº 1324 y 1327.
  4. Juan Pablo II, Encíclica Ecclesia de Eucharistia, nº 1

    1. La Iglesia vive de la Eucaristía. Esta verdad no expresa solamente una experiencia cotidiana de fe, sino que encierra en síntesis el núcleo del misterio de la Iglesia.