Catequesis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la religión católica se denomina catequesis (del griego κατηχισμός, de κατηχεῖν "instruir") a la tradición del depósito de la fe a los nuevos miembros que se inician en la Iglesia católica y su posterior instrucción. Se encuentra en el origen mismo del cristianismo, completando la doctrina transmitida en primer lugar por el kerigma, y, durante los primeros siglos, especialmente en la época de los Padres de la Iglesia, constituyendo la doctrina fundamental sobre la que se edifica la homilía, de gran carácter espiritual.

En los primeros cristianos[editar]

En la Edad Antigua se impartía principalmente durante la etapa del catecumenado, es decir, antes de la incorporación a la Iglesia por medio del rito bautismal. Aunque ya en la era apostólica era habitual el bautismo de niños, como se deduce del testimonio del Nuevo Testamento[1] y los Padres de la Iglesia,[2] si los primeros siglos han sido los de mayor desarrollo e institucionalización de la catequesis, fue por el gran número de bautismo de adultos que se daba en aquella época, cuyo catecumenado comprendía cuatro etapas:

Primera predicación[editar]

Una primera etapa que se enraizaba en la tradición del kerigma apostólico, con una primera instrucción a paganos que desconocían casi por completo la doctrinas de la fe y de la vida cristiana, que concluía con la admisión al catecumenado. [3]

Catecumenado[editar]

Durante la segunda etapa, los catecúmenos comenzaban a formarse en escuelas catequéticas, como la de Alejandría (dirigida en el siglo III por Orígenes). Además, asistían a la primera parte de la Misa, donde, con frecuencia, los obispos solían dirigirse a ellos en sus homilías; pero no podían asistir a la celebración de la Eucaristía. Este período de instrucción solía durar tres años, y se llamaba catecumenado.

Tradición de la Fe[editar]

La siguiente etapa era una preparación inmediata al bautismo, donde los candidatos, en presencia del obispo y los presbíteros, eran presentados ante la comunidad por sus padrinos. El obispo entonces pronunciaba una homilía conocida como Procatequesis, dando comienzo al período instrucción previa al bautismo, que se extendía durante todo el tiempo de Cuaresma. Concluía en la cuarta semana de Cuaresma con la Traditio-Symboli, o comunicación oficial del Símbolo de la fe por parte del obispo a los catecúmenos. Entonces tenía comienzo la catequesis propiamente dicha, que tenía un doble aspecto: formación en la doctrina, y formación espiritual, de ruptura con las costumbres paganas. Este tercer período del catecumenado concluía con el bautismo de los catecúmenos.

Mistagogia[editar]

La última etapa era la llamada catequesis mistagógica, que recibían los recién bautizados por parte del Obispo, durante la primera semana de la Pascua. Era una explicación a la que solo tenían acceso los ya bautizados, acerca de los sacramentos y sus figuras bíblicas y el sentido de los ritos[4] . Es la profundización en el mensaje evangélico para educar la Fe.

En la actualidad[editar]

En la actualidad las catequesis se dividen en los diferentes objetivos que pretenden conseguir. Así pues, existen las catequesis de comunión, confirmación, y matrimonio, que preparan para estos sacramentos. Además, actualmente se están recuperando las catequesis de adultos como una nueva forma de catecumenado post-bautismal[5] .

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Hch 10,1-48; 16,15 y 16,32-33
  2. S. Cipriano; Epístola 59: PL 3,1015
  3. Palacio, Carlos (1978). Jesucristo. Historia e interpretación. Ediciones cristiandad. p. 256. ISBN 978-84-7057-238-8. Consultado el 12 de marzo de 2013. 
  4. Recuperar la mistagogía
  5. Catecúmenos adultos son provocación para creyentes y no creyentes

Enlaces externos[editar]