Ariadna

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Escena de bebida con Dioniso y Ariadna en su regazo. Arte greco-budista de Gandhara, siglo III.

En la mitología griega, Ariadna (en griego Ἀριάδνη, de la forma greco-cretense arihagne, ‘la más pura’) era hija de Minos y Pasífae, que eran los reyes de Creta que atacaron Atenas tras la muerte de su hijo Androgeo. A cambio de la paz, los atenienses debían enviar siete hombres jóvenes y siete doncellas cada año para alimentar al Minotauro. Un año, Teseo, hijo de Egeo, rey de Atenas, marchó voluntario con los jóvenes para liberar a su pueblo del tributo.

Copa de Esón (c. 425–410 a. C., M.A.N., Madrid) en la que Teseo arrastra al Minotauro desde un laberinto parecido a un templo.

Ariadna se enamoró de Teseo a primera vista, como otros personajes femeninos que ayudaron a provocar el nuevo orden (un mitema que fue caracterizado como «de los desertores» por Ruck y Staples), y le ayudó dándole un ovillo del hilo que estaba hilando o,[1] según otras fuentes, una corona luminosa para que pudiese hallar el camino de salida del Laberinto[2] tras matar al Minotauro. Ariadna huyó entonces con Teseo, pero según Homero «no pudo lograrla, porque Artemisa la mató en Día, situada en medio de las olas, por la acusación de Dioniso».[3] Homero no explica la naturaleza de la acusación de Dioniso.

En Hesíodo y la mayoría de las demás fuentes, Teseo abandonó a Ariadna dejándola dormida en Naxos y Dioniso la redescubrió y se casó con ella. Con él fue madre de Enopión, Toante, Estáfilo y Pepareto.[1] La corona que recibió Ariadna como regalo de bodas fue ascendida a los cielos como la constelación Corona Borealis.[2]

Ariadna permaneció junto a Dioniso hasta que más tarde Perseo combatió contra Dioniso en Argos y mató a Ariadna al petrificarla con la cabeza de Medusa o tras arrojar una lanza que iba dirigida a otro guerrero.[4] En otros mitos Ariadna se ahorcó tras ser abandonada por Teseo.[5] Sin embargo Dioniso descendió al Hades y la trajo de vuelta junto con su madre Sémele. Juntos se unieron entonces a los dioses del Olimpo.

Algunos investigadores creen, debido a su asociación con el hilo y los giros, que era una diosa de la tejedura, como Aracne, y sostienen tal afirmación con el mitema de la ninfa ahorcada.

Ariadna fue especialmente adorada en Naxos, Delos, Chipre y Atenas.

Algunos investigadores creen que Ariadna es el epíteto tras el que se esconde una primitiva diosa de la fertilidad de Creta, «el primer personaje divino de la mitología griega en ser inmediatamente reconocido en Creta» (Kerenyi 1993, p. 83), una vez hubo comenzado la arqueología. Creen que este personaje debe identificarse con el teónimo documentado en tablillas micénicas da-pu-ri-to-jo po-ti-ni-ja («Señora del Laberinto») y que para Homero y la mitología griega posterior, los orígenes divinos de Ariadna se diluyeron. En una copa ática (kílix) del pintor Esón (c. 425–410 a. C., M.A.N., Madrid), Teseo arrastra al Minotauro desde un laberinto parecido a un templo, pero la diosa que le ayuda es Atenea. Para los mitógrafos atenienses la mentora del fundador de Atenas es Palas Atenea y Ariadna no es más que un trofeo.

Según algunos habría en realidad dos Ariadnas:

  1. La esposa de Dioniso a la que mató Perseo.
  2. La princesa que se enamoró de Teseo, y que habría nacido dos generaciones después.

En la mitología romana, la diosa comparable es Libera, a la que los poetas romanos asociaban con la Ariadna greco-minoica.

Cultura posterior[editar]

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • KERÉNYI, Károly (1976). Dionysos: Archetypal Image of Indestructible Life (Dioniso: imagen arquetípica de la vida indestructible), especialmente la parte I.iii: The Cretan core of the Dionysos myth (El núcleo cretense del mito de Dionisos), Princeton University Press, Princeton.
  • RUCK, Carl A.P.; STAPLES, Danny (1994): The World of Classical Myth, Carolina Academic Press, Durham.

Referencias[editar]

  1. a b Apolodoro, Epítome I,9.
  2. a b Eratóstenes, Catasterismos V.
  3. Homero, Odisea XI, 324.
  4. Nono de Panópolis, XLVII,675; XXV,110. El motivo del combate fue el enfado de Dioniso porque su culto no fue bien acogido en Argos. Ante esto, Dioniso provocó la locura a las mujeres argivas y Hera instigó a Perseo para que comandara las tropas argivas. Pausanias (II,23,7-8), por su parte, dice que Ariadna fue enterrada en Argos después de que Dioniso y Perseo pusieron fin a su enemistad.
  5. Hesíodo, fragmento 298.

Enlaces externos[editar]

  • Ovidio: Heroidas (Heroides) o Cartas de las heroínas (Epistulae heroidum). X: Ariadna a Teseo (Ariadne Theseo).
    • Juan Antonio Suárez: Las "Heroidas" en verso castellano; ed. de 1835.
    • Texto francés en Wikisource.
    • Comentario de las "Heroidas" de Ovidio. X: Ariadna a Teseo.
      • Texto inglés, con índice electrónico, en el Proyecto Perseus.
    • MOYA DEL BAÑO, Francisca: Estudio mitográfico de las "Heroidas" de Ovidio (IV, V, VII, X, XIII, XVIII, XIX): texto en PDF.
      • X (Ariadna a Teseo): a partir de la pág. 82 de la reproducción electrónica.
  • Higino: Astronomía poética (Astronomica).