Antimicrobiano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Un antimicrobiano es una sustancia que elimina o inhibe el crecimiento de microorganismos, tales como bacterias, hongos o parásitos. Basado en ello, los siguientes pueden referirse a agentes microbianos.

Tipos de antimicrobianos[editar]

Según el modo de actuación[editar]

Los antimicrobianos pueden ser esterilizantes, desinfectantes, antisépticos o quimioterápicos.[1]

Los agentes esterilizantes son sustancias o procedimientos físico-químicos que producen la muerte o inactivación total de todas las formas de vida microbiana. Entre los esterilizantes químicos se encuentran el glutaraldehído el óxido de etielno, etc. Para la esterilización física se pueden usar el calor )seco o por vapor), la filtración y radiación ionizante.

Los desinfectantes se usan para eliminar microbios de materiales inertes, debido a los efectos tóxicos que suelen presentar sobre tejidos vivos. Al contrario que la esterilización, la desinfección no elimina la totalidad de microorganismos. Entre los desinfectantes habituales se cuentan el alcohol, los compuestos iodados y otros agentes líquidos.[2]

Los antisépticos se aplican directamente a los tejidos vivos para impedir la proliferación de microbios. El peróxido de hidrógeno y el yodo son antisépticos. Se administran de forma externa, al contrario que los quimioterápicos, como los antibióticos.

Según el tipo de microbio[editar]

Algunos antomicrobianos tienen efectos solo sobre un tipo particular de microbio y se usan para tratar infecciones por organismos específicos. Entre estos se pueden distinguir los siguientes:

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]