Profilaxis antibiótica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La Profilaxis antibiótica es la utilización de un fármaco para prevenir infecciones o controlarlas.

Aun cuando se usen técnicas estériles, los procedimientos quirúrgicos pueden introducir bacterias y otros microorganismos en la sangre (bacteriemia), los que pueden colonizar e infectar varias partes del cuerpo. Se estima que del cinco al diez por ciento de los pacientes hospitalizados en otorrinolaringología (“cabeza y cuello”) quirúrgica adquieren una infección nosocomial que agrega un costo sustancial y un promedio de 4 días extras en el hospital.

Los antibióticos pueden ser efectivos para neutralizar esas infecciones. Los pacientes deben ser seleccionados para profilaxis si la infección posoperatoria puede comprometer la recuperación.

Infecciones microbianas[editar]

Las infecciones por lesiones locales (superficiales o profundas), las infecciones del tracto urinario (causadas por catéteres ureterales insertados por cirugía) y las neumonías (debidas a aspiración/tos debilitada causada por sedantes y analgésicos durante las primeras semanas de recuperación) pueden poner en peligro la salud del paciente después de la cirugía.

Véase también[editar]