Lejía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Bote de lejía.

La lejía (también conocido como cloro, límpido o lavandina) es el nombre utilizado para una variedad de sustancias que en disolución acuosa, son un fuerte oxidante, frecuentemente utilizada como desinfectante, como decolorante y en general como solvente de materia orgánica. El elemento cloro es la base para los blanqueadores más comúnmente utilizados, por ejemplo, la solución de hipoclorito de sodio.

Historia de los blanqueadores[editar]

El proceso de blanqueo se conoce desde hace miles de años,[1] y la forma más temprana concernió a la difusión de tejidos y telas sobre un campo de blanqueo sometidos a la acción del sol y el agua.[1] [2] Los blanqueadores modernos resultaron del trabajo de científicos del siglo XVIII, entre ellos el químico sueco Carl Wilhelm Scheele —que descubrió la clorina[1] — y los franceses Claude Berthollet (1748–1822) —que reconoció que el cloro podía usarse para blanquear telas[1] y que hizo el primer hipoclorito de sodio (Eau de Javel, o agua de Javel)— y Antoine Germain Labarraque —que descubrió la capacidad de desinfección de los hipocloritos—. El químico e industrial escocés Charles Tennant produjo por primera vez una solución de hipoclorito de calcio, luego hipoclorito de calcio sólido (blanqueador en polvo).[1]

Louis Jacques Thénard produjo por primera vez peróxido de hidrógeno en 1818 por reacción del peróxido de bario con ácido nítrico.[3] El peróxido de hidrógeno se utilizó por primera vez para el blanqueo en 1882, pero no llegó a ser comercialmente importante hasta después de 1930.[4] El perborato de sodio fue lanzado a principios del siglo XX, pero no se hizo popular en América del Norte hasta la década de 1980.[5]

Ha sido sustituido por productos industriales, tales como el hidróxido de sodio, el carbonato de sodio y el bicarbonato de sodio.

Se utiliza generalmente como una mezcla de sodio y agua (en un 2 % al 2,5 % de hipoclorito de sodio) y se considera una solución acuosa.[6]

Actualmente se prefiere el uso del hipoclorito de sodio en lugar del gas cloro en el tratamiento de agua debido a las preocupaciones de seguridad de transporte y manipulación, lo que representa un mercado de importante expansión potencial.[7]

Nombres vernáculos[editar]

Nombre del hipoclorito de sodio según la región
Nombre Región
agua jane Uruguay (se pronuncia como en español, /jáne/, y no como en inglés, /yéin/)
agua de Giweissi
agua de Jane Argentina (en desuso; se pronunciaba como en español, /jáne/, y no como en inglés, /yéin/)
agua de javel traducción en desuso proveniente del francés Eau de Javel
Cloro México, una marca comercial que se convirtió en sustantivo común
cloro Argentina (en pastillas), Panamá, República Dominicana, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España (en pastillas), Guatemala, México, Nicaragua,Honduras, Puerto Rico, Venezuela, Paraguay, Cuba.
lavandina Argentina, Bolivia, Paraguay.
lejía Argentina (en desuso), zona oriental de Bolivia, El Salvador, España, Estados Unidos, Cuba, Perú y Venezuela (en desuso).
licor de Labarraque México (en desuso)
límpido Colombia

Referencias[editar]

  1. a b c d e «Bleaching». Encyclopaedia Britannica, (9th edition (1875), 10th edition (1902) edición). 
  2. Aspin, Chris (1981). The Cotton Industry. Shire Publications Ltd. p. 24. ISBN 0-85263-545-1. 
  3. L. J. Thénard (1818). «Observations sur des nouvelles combinaisons entre l'oxigène et divers acides». Annales de chimie et de physique. 2nd Series 8: 306-312. 
  4. Tatjana Topalović. «Catalytic Bleaching Of Cotton: Molecular and Macroscopic Aspects p 16». Thesis, University of Twente, the Netherlands ISBN 90-365-2454-7. Consultado el 8 May 2012. 
  5. Milne, Neil (1998). «Oxygen bleaching systems in domestic laundry». J. Surfactants and Detergents 1 (2): 253-261. doi:10.1007/s11743-998-0029-z. Consultado el 8 May 2012. 
  6. «Sodium hypochlorite as a disinfectant». Lenntech.com (en inglés). 
  7. «Sodium Hypochlorite Chemical Production» (en inglés). Intratec. ISBN 978-0-615-70217-9.