Wolf Ruvinskis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Wolf Ruvinskis
Nombre de nacimiento Wolf Ruvinskis Manevic
Nacimiento Bandera de Letonia Riga, República de Letonia
30 de octubre de 1921
Fallecimiento Bandera de México Ciudad de México, México
9 de noviembre de 1999 (78 años)
Ficha en IMDb

Wolf Ruvinskis (30 de octubre de 1921, Riga, República de Letonia) - 9 de noviembre de 1999, ciudad de México) fue un polifacético actor, luchador profesional, mago, arquero y empresario nacido en el seno de una familia judía y nacionalizado mexicano. Vivió y trabajó en México la mayor parte de su vida.

Biografía[editar]

Wolf Ruvinskis nace en lo que hoy es el territorio de la República de Letonia en 1921, hijo de madre letona y padre ucraniano quienes, al huir de los conflictos bélicos europeos y no poder ingresar a los Estados Unidos, emigran a Argentina. Al llegar a ese país su padre murió debido a las difíciles y agotadoras condiciones del viaje en barco. En Córdoba, con una madre que no hablaba español y buscaba la forma de sobrevivir, Wolf y su hermano Daniel fueron llevados a un internado cuando él tenía cinco años de edad y permaneció durante dos años. De regreso con su madre, creció en un barrio pobre y debido a esta pobreza solo cursa la primaria.

A los 17 años se convierte en campeón de lucha grecorromana y amateur en Argentina y dos años después inicia una gira por Latinoamérica como luchador, en Colombia decide quedarse a radicar un tiempo, época en la que se desempeñó como portero en los equipos Independiente Santa Fe y en Millonarios de Bogotá,[1] y es también ahí en donde inicia su carrera en la actuación, al tener una participación especial en la cinta Bambucos y corazones (1945).

Llegada a México y carrera en la lucha libre[editar]

En 1946 llega a México como parte de una gira de lucha libre, debuta en la mítica Arena Coliseo el 28 de junio de 1946, enfrentando a Bobby Bonales, en el bando de los rudos, gana esta pelea y se convierte inmediatamente en una celebridad, por lo que decide quedarse en el país. Su fama en la lucha libre fue tal que se convirtió en superestrella de este deporte, formó con el Cavernario Galíndo la pareja infernal, enfrentándose a leyendas tales como El Santo (con quien alternó en varias películas), Gory Guerrero, Tarzán López, Enrique Llanes, Blue Demon, Black Shadow, El Médico Asesino y El Lobo Negro. Continuó su carrera hasta finales de los años sesenta.

Carrera cinematográfica[editar]

En cine llamó la atención de los productores por sus rasgos europeos y su impactante anatomía y de inmediato se ganó un lugar entre los actores de reparto más populares. Su primera intervención en cine mexicano fue en la cinta No me defiendas, compadre (1949), un trabajo que marcó la relación profesional y amistosa entre el protagonista Germán Valdés Tin Tan y Ruvinskis. Éste se volvió comparsa habitual en varias de las mejores películas del cómico, como Simbad el mareado (1950), El revoltoso (1951), Las locuras de Tin Tan (1952), El bello durmiente (1952), Me traes de un ala (1953), El vagabundo (1953), El sultán descalzo (1956), El gato sin botas (1957) y Tres mosqueteros y medio (1957); su última colaboración con el cómico fue al año siguiente, justo cuando este iniciaba su etapa de decadencia.

A la par de sus intervenciones al lado del famoso pachuco, tuvo participaciones por demás afortunadas en cintas como La oveja negra (1949), El hombre sin rostro (1950), Trotacalles (1951), Los tres alegres compadres (1952), La noche avanza (1952), Cuando levanta la niebla (1952), El señor fotógrafo (1953), Caballero a la medida (1954), El túnel 6 (1955) y La estrella vacía (1957), cintas que le permiten trabajar con prácticamente todas las grandes estrellas de entonces, como: Pedro Infante, Fernando Soler, Arturo de Córdova, Miroslava Stern, Mario Moreno Cantinflas, Pedro Armendáriz, Leticia Palma, Jorge Negrete, Andrea Palma, Columba Domínguez y María Félix, por mencionar a algunos.

Mención aparte merecen sus excelentes caracterizaciones en películas como La bestia magnifica (1953), junto a Miroslava Stern y Crox Alvarado, cinta que inauguraría el género de luchadores, muy famoso en años posteriores, Pepe el Toro (1953), junto a Pedro Infante y en la que filman la mejor escena de boxeo hecha hasta ese entonces; muchos críticos elogiaron este trabajo y se dijo que “sin un adversario como Wolf Ruvinskis, Infante difícilmente hubiera alcanzado las alturas de heroísmo que tuvo”, La vida no vale nada (1954), otra vez con Infante, quien ganó el Ariel por esta película, Ladrón de cadáveres (1957), con Columba Domínguez, cinta que se ha vuelto de culto y es considerada la mejor película del cine de luchadores. En 1960 Wolf alcanzó su momento de mayor popularidad al aceptar la oferta del director Federico Curiel para protagonizar una serie de películas de ciencia ficción de bajo presupuesto, basadas en un personaje que él había creado: Neutrón; con este personaje filma cinco películas que fueron un éxito entre 1960 y 1965, teniéndolo a él como estelar.

Después de Neutrón, Ruvinskis hizo varias películas sin ninguna importancia, las más de ellas de ficción, exceptuando El crepúsculo de un Dios (1969), La Isla de los hombre solos (1974) y algunas participaciones más con Cantinflas y El Santo. Se despidió del cine tres años antes de morir; sus últimas participaciones fueron en Juego limpio (1995), por la que recibió una nominación al Ariel y La mujer de los dos (1996).

Carrera teatral[editar]

En 1948, debuta en teatro en la obra Un tranvía llamado deseo de Tennessee Williams, producida por el INBA, y con un papel que lo haría merecedor de los más variados elogios, acompañado de María Douglas y dirigido por Seki Sano, quien juró transformarlo en la musculosa máquina de deseo que él necesita para desestabilizar el personaje de la Douglas; con esta obra tuvo la osadía de aguantar los malos tratos del director, pues sabía que era la oportunidad de su vida. En teatro también tuvo éxitos variados entre los que destacan Panorama desde el puente, obra que lo haría acreedor al premio de mejor actor teatral en 1958, Camino a Roma de Robert Sherwood, compartiendo escena con Dolores del Río, Anna Christie, con Silvia Pinal y Felipe Montoya y Damas retiradas con María Conesa, Anita Blanch y Kitty de Hoyos.

Vida personal y últimos años[editar]

Mientras viajaba por Colombia conoció a Beatriz Pérez y tuvieron una hija, Elsa. Posteriormente Wolf se casó con la bailarina de ballet clásico, Armida Herrera, con la cual tuvo dos hijos, Miriam y José. Tras un matrimonio muy conflictivo, Wolf se divorció cuando sus hijos eran todavía pequeños y quienes se quedaron a vivir con él. Tras firmar el contrato para hacer la cinta El rapto de las sabinas, sus hijos fueron enviados a la Argentina, a vivir con el hermano de Wolf y donde permanecieron varios años. Wolf nunca volvió a casarse, aunque mantuvo relaciones con varias mujeres, entre ellas Lilia Michel.

Desarrolló una vida como empresario en la que poseyó y administró restaurantes y casas de cambio. En 1995 tomó posesión como presidente de la Comisión de Lucha Libre del Distrito Federal, y se comprometió a buscar que este deporte volviera a tener el impacto y la seriedad de otras épocas.

Wolf falleció en 1999, a consecuencia de una insuficiencia cardíaca a la edad de 78 años. A pesar de la gran fortuna que atesoró durante sus años de celebridad, las cosas no le fueron económicamente bien en los últimos años de su vida, legando a sus hijos tan sólo una casa.

Anécdotas[editar]

  • Se le considera uno de los villanos por excelencia del cine de oro mexicano, junto a nombres como Carlos López Moctezuma, Víctor Parra y Rodolfo Acosta.
  • Cuando hizo Un tranvía llamado deseo, su éxito fue enorme pero casi sale del proyecto, por las acusaciones que le hizo al director del INBA en ese entonces (Salvador Novo) de acoso sexual.
  • Decidió ser luchador para ganarse la vida y superar el miedo, tras enfrentar en su infancia la pobreza en la que vivió que lo llevó a pedir limosna en las calles.
  • En la lucha libre, a su paso por varios países de América utilizó diversos nombres, como "Boris Boy", "Van Kaduk", "Peter Cortés" y "Guillermo López".
  • En su restaurante llamado El rincón gaucho fungía como animador, además cantaba tangos, declamaba poemas, contaba chistes y realizaba actos de ilusionismo y telepatía.
  • Además de ser luchador, arquero y actor fue instructor de judo, jugó rugby, remo y practicó el boxeo además de ser referee.
  • Dos veces rechazo ser presidente de la Comisión de Lucha Libre, pero acepto cuando le dijeron que con su nombre y prestigio dignificaría la lucha libre y lograría que tuviera las glorias de tiempos pasados.
  • Respecto a su relación con Seki Sano, alguna vez comentó: “Yo estaba haciendo un ensayo de 'Un tranvía llamado deseo' con Reynaldo Rivera y alguien más. Yo no tenía ninguna práctica en el teatro, que es muy diferente a la lucha. Estaba haciendo la escena y me empezó a decir: así no, esto lo tiene que hacer así, me lo está dando en otra forma, quién le dijo a usted que es actor, usted es una mierda. Yo agarré una silla con toda la intención de golpearlo, pero Reynaldo me detuvo: 'Es tu oportunidad', me dijo. Hicimos la escena. Así es como quiero que lo haga, así, gritó Seki Sano, pero si hubiera tardado un poco más, lo mato. Era muy cruel. Con las mujeres era muy dulce y muy cruel, y a las mujeres parece que les gusta que las traten así”.

Filmografía[editar]

Productor[editar]

  • La última lucha (1959)

Actor[editar]

Televisión[editar]

  • I Spy (4 de marzo de 1968, episodio #321 Shana) como Andreyev.
  • Mañana es primavera (1982) como Raúl
  • Vivir un poco (1985, Telenovela Televisa.
  • Hizo un par de breves apareiciones especiales en la serie cómica Hospital de ls Risa (1986)

Reconocimientos[editar]

Premios Ariel[editar]

Año Categoría Película Resultado
1997 Actor de cuadro Juego Limpio Nominado

Bibliografía[editar]

  • Dolores Carbonell, Luis Javier Mier Vega, Tres crónicas del teatro en México, UNAM, 2000, ISBN 9683682952.
  • Gustavo García, Rafael Aviña, Época de oro del cine mexicano, Clío, 1997
  • Magaly Muguercia , Teatro latinoamericano del siglo XX. Primera modernidad (1900-1950) , RIL Editores
  • José Agustín , Tragicomedia mexicana: La vida en México de 1940 a 1970, Planeta, 1994, ISBN 9684063040
  • Agustín del Saz, Teatro hispanoamericano, Volumen 2, Editorial Vergara, 1964
  • Varios (2000). Época de oro del cine mexicano de la A a la Z. En SOMOS. México: Editorial Televisa, S. A. de C.V.
  • Carlos Monsiváis, Salvador Novo: Lo marginal en el centro/ The Marginal at the Center, Ediciones Era, 2004, ISBN 9684115822.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]