Wendigo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El wendigo[nota 1] es una criatura mitológica que aparece en las leyendas de los pueblos algonquinos de la costa este y de la región de los Grandes Lagos, en Estados Unidos y Canadá. Se le describe como un ser humanoide de aspecto bestial, al que usualmente se le relaciona con el canibalismo, tema considerado tabú entre los pueblos amerindios de esta parte de América del Norte. El origen del mito podría estar relacionado con historias acerca de casos de canibalismo sucedidos para sobrevivir a los duros inviernos de esta zona del continente.

La leyenda presta su nombre a un disputado término moderno conocido como psicosis del wendigo, un síndrome caracterizado por la presencia de síntomas tales como un intenso deseo por comer carne humana y el temor de quien lo sufre de ser un caníbal.

En la actualidad, el wendigo es un personaje que puede encontrarse recurrentemente en obras de horror y ficción modernas.

Mitología algonquina[editar]

El wendigo es parte del sistema tradicional de creencias de varias de las tribus algonquinas del noreste de Estados Unidos y Canadá, más notablemente los ojibwa y saulteaux, los cree, los naskapi y los innu. Aunque las descripciones de la criatura varían, es común que todas estas culturas describan a los wendigos como seres sobrenaturales malévolos, caníbales, y poseedores de un gran poder espiritual (manitu). Están fuertemente asociados con el invierno, el norte, el frío, la hambruna y la inanición.

Al mismo tiempo, los wendigos son personificaciones de la glotonería, la codicia y los excesos: no se satisfacen únicamente con matar y consumir a una sola persona, sino que constantemente están buscando nuevas víctimas. En algunas leyendas, los humanos que se ven sobrepasados por la codicia pueden llegar a convertirse en wendigos. De este modo, el mito del wendigo tiene también como propósito promover la cooperación y la moderación.

Entre los ojibwa, los cree, los naskapi y los innu, los wendigos son descritos como gigantes, muchas veces más grandes que los seres humanos, una característica ausente en mitos de otros pueblos algonquinos. Cuando un wendigo devora completamente a una persona, su estatura crecerá proporcionalmente a la carne que ha consumido, por lo que nunca se verá satisfecho. De este modo, el wendigo es descrito simultáneamente como un ser glotón y a la vez demacrado por la inanición.

En todas las culturas donde está presente el mito del wendigo existe la creencia de que los seres humanos pueden convertirse en este monstruo si alguna vez practican el canibalismo, o alternativamente, si son poseídos por el espíritu demoníaco de un wendigo, a menudo durante un sueño. Una vez se da la transformación, la persona se volverá violenta y obsesionada con el consumo de carne humana. La causa más frecuente de la transformación en wendigo es si la persona ha recurrido al canibalismo, devorando el cuerpo de otra persona con el fin de evitar morir de hambre durante un periodo de gran necesidad, por ejemplo, durante los duros y fríos inviernos.

Entre los algonquinos, el canibalismo es considerado un serio tabú, incluso si es practicado para salvar la propia vida; en sus creencias, es más aceptado el suicidio o la resignación a la muerte como solución al hambre extrema. En cierta forma, el mito del wendigo funciona como un método disuasivo y una advertencia contra el canibalismo: aquellos que lo practican corren el riesgo de convertirse en este monstruo.

Entre los assiniboine, los cree y los ojibwa existió una danza satírica que se practicaba en tiempos de gran hambruna para reforzar el tabú sobre el wendigo. Esta danza ceremonial, conocida por los ojibwa como wiindigookaanzhimowin, es realizada actualmente como parte de las actividades del último día de la Danza del Sol, e incluye el uso de una máscara y bailar hacia atrás al ritmo de un tambor.

Leyendas y cuentos[editar]

Las leyendas acerca del wendigo son numerosas. En varias historias, se cuenta fue un gran cazador que se perdió en el bosque y por alimentarse con carne humana, fue castigado y se transformó en este monstruo con grandes manos con garras y muy ágil, que se alimenta de carne humana. A veces se le personifica como el viento sobre las copas de los árboles o como un espíritu, otras como un ser musgoso que habita en lo profundo del bosque, otras como una terrible criatura mitad bestia, mitad hombre. El wendigo "llama" a sus presas por su nombre, y cuando éstas oyen su llamada, no pueden evitar el correr a las profundidades del bosque y perderse para siempre. En otras se le describe como un espíritu del bosque, corpulento y con pelo blanco, que se alimenta de musgo. En otras versiones se cuenta que comía guerreros que se aventuraban demasiado en los grandes bosques desiertos y helados del norte de Estados Unidos y Canadá y que se perdían en los mismos. Una leyenda narra que el primer wendigo fue un mortal traicionado por su amada, que para vengarse la mata y se come su corazón; pero en vez de saborear el calor de su venganza, su corazón se congeló convirtiéndolo en una bestia come corazones.

En otras interpretaciones de este ser, se le describe como un mero acompañante de los viajeros. Cuando una persona viaja sola por el bosque, el wendigo la sigue y desaparece cuando el mismo se vuelve para cerciorarse de si hay alguien a su espalda. En estas historias, el wendigo es totalmente inofensivo en sí mismo, pero el miedo que puede provocar lleva a la pérdida del viajero en el bosque o a su despeño por un precipicio.

En la cultura popular[editar]

El mito del wendigo ha sido frecuentemente utilizado en la literatura, el cine y la televisión. Una de las primeras obras de ficción fue el relato El Wendigo (1909), de Algernon Blackwood, en el cual aparece como un ser temido por los indígenas de los bosques del norte de América, comedor de musgo y no de humanos. En dicha historia personifica la llamada atávica de la naturaleza, el animal que todo hombre lleva dentro. El escritor H.P. Lovecraft en sus Mitos de Cthulhu, asocia al wendigo con el dios ártico Ithaqua. En el libro Cementerio de animales (1984) del escritor estadounidense Stephen King, se menciona al wendigo como la entidad responsable del maleficio que impera en el cementerio micmac, haciendo que todo aquel que sea enterrado en este cementerio regrese a la vida como un ser lleno de maldad que gusta de asesinar y torturar mentalmente a sus víctimas. Aunque es clave en la novela, el personaje nunca es mencionado explícitamente en la versión cinematográfica de la obra de 1989. También aparece como personaje en la novela El mago: Los secretos del inmortal Nicolas Flamel (2007), como una de las criaturas que ve Perenelle Flamel durante su estancia en Alcatraz. Aparece en juegos de rol como Dungeons and Dragons y Hombre lobo: El Apocalipsis, donde hay una tribu ficticia de hombres-lobo llamada Wendigo.

Otras manifestaciones de la cultura popular donde aparece el personaje:

  • La película Ravenous toca el tema del wendigo.
  • En el tercer episodio de la cuarta temporada de Teen Wolf, una familia es asesinada por wendigos. Su condición se revela cuando el miembro más joven de la familia que consiguió sobrevivir desvela lo que es.
  • En la serie de televisión Supernatural, el segundo capítulo de la primera temporada se titula Wendigo. La criatura a la que se llamaba wendigo era un humano que al practicar el canibalismo, se convertía en tal. En el tercer capítulo de la 6ª temporada, Sam ve la máscara de Halloween de Ben, el "hijo" de Dean, y la máscara es de un wendigo.
  • En Fear Itself, durante la segunda temporada, en el capítulo Skin & Bones, un hombre que lleva perdido 10 días en las montañas regresa a casa poseído por el Wendigo y trata de devorar a toda su familia.
  • En Charmed, una de las protagonistas, Piper, es transformada en un wendigo.
  • En los últimos episodios de la serie de TV Hannibal aparece un wendigo. Representa al asesino en serie caníbal Hannibal Lecter en la mente del investigador del FBI Will Graham.
  • En la serie Haven, en el capítulo 10 de la 2ª temporada, se trata el mito de los wendigos como espíritus del bosque que poseen a las personas y les confieren sed de sangre.
  • En la serie de televisión Grimm, los wendigos forman parte del mundo de los wesen. En el capítulo Errores del pasado, aparecen dos wendigos, cuyo lado humano es gemelo uno del otro, según la historia de los grimms, los wendigos practican el canibalismo y entierran los restos de sus víctimas bajo los aposentos de sus hogares.
  • En My Little Pony: La Magia de la Amistad, en el capítulo La Noche de los Corazones Cálidos, existen criaturas llamadas Wendigo, representados por espíritus de caballos, los cuales se alimentan del odio entre los ponis provocando una ventisca invernal que destruye cualquier paisaje.
  • En Sleepy Hollow, en el sexto episodio de la segunda temporada, Joe Corbin, hijo del sheriff Corbin, es un wendigo.
  • En el universo ficticio del juego Warcraft, los wendigos se muestran como enormes criaturas humanoides muy similares al yeti o a pie grande.
  • En el juego de Sega Altered Beast, hay una criatura llamada wendigo, con poderes de hielo e increíble fuerza.

En la criptozoología[editar]

En la criptozoología, la leyenda del wendigo se suele tratar de relacionar como una variante o pariente de Pie Grande. En Colombia, el equivalente al wendigo se le conoce como El Mohán.

Notas[editar]

  1. La palabra es wiindigoo en el idioma ojibwa, wìdjigò en la lengua algonquina, y wīhtikōw en el idioma cree. El término proto-algonquino fue *wi·nteko·wa, que probablemente significa "búho" en la lengua original.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

  • Levy, Paul (2013). Dispelling Wetiko, Breaking the Curse of Evil (en inglés). North Atlantic Books. ISBN 978-1-58394-548-3. 
  • Brightman, Robert A (1988). «The Windigo in the Material World» (en inglés). Ethnohistory 35 (4):  pp. 377-379. doi:10.2307/482140. 
  • Goddard, Yves (1969). «Owls and Cannibals: Two Algonquian Etymologies» (en inglés). Paper presented at the Second Algonquian Conference, St. John's, Newfoundland. 
  • Swarchz, Herber T (1969). Windigo and Other Tales of the Ojibways (en inglés). Toronto, Canadá: McClelland and Stewart Limited. 
  • Foti, Claudio (2013). Windigo Mito e Leggenda (en italiano). Parallelo45 ED. ISBN 978-88-98440-29-0. 
  • Page, Michael; Ingpen, Robert (1988). Enciclopedia de las cosas que nunca existieron (Quinta edición). Anaya. pp. 88–89. ISBN 84-7525-393-8. 

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]