Tránsito vehicular

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ejemplo de tránsito congestionado, en Alcalá la Real, Jaén, España.

El tránsito vehicular o automovilístico (también llamado tráfico vehicular, o simplemente tráfico[1] ) es el fenómeno causado por el flujo de vehículos en una vía, calle o autopista. Se presenta también con muchas similitudes en otros fenómenos como el flujo de partículas (líquidos, gases o sólidos) y el de peatones.

La diferenciación que se hace en inglés entre las palabras “tránsito” y “tráfico” corresponde la primera (transit) a lo que en español puede llamarse “transportarse”, mientras que la segunda (traffic) es aproximadamente igual a “tránsito vehicular”. En español suele utilizarse “tránsito” para describir el flujo de elementos con movilidad (pasar de un lugar a otro por una vía) y “tráfico” a los elementos transportados por otro medio (también se refiere a comerciar, negociar con el dinero y las mercancías, o a hacer negocios no lícitos).

Modelación del flujo[editar]

Hay muchas aproximaciones matemáticas que intentan modelar el flujo de tránsito vehicular en términos de alguna de sus características. Todas ellas responden con cierto grado de apego a la realidad, midiendo alguna o algunas características del flujo vehicular.

  • Los modelos macroscópicos se enfocan en captar las relaciones globales del flujo de tránsito, tales como velocidad de los vehículos, flujo vehicular y densidad de tránsito. Por su naturaleza, son modelos continuos, que hacen uso extensivo de ecuaciones diferenciales. Incluye a los modelos de gases cinéticos y los hidrodinámicos. Dirk Helbing, M. Treiber y L. A. Pipes son algunos de los investigadores de mayor renombre en esta área. Dentro de los modelos macroscópicos existen modelos puramente empíricos, denominados modelos de capacidad y nivel de servicio, que renuncian al planteamiento preciso de ecuaciones diferenciales y se limitan a establecer relaciones empíricas entre las principales variables bajo control del diseñador.
  • Los modelos microscópicos se enfocan en la descripción del comportamiento del flujo del tráfico vehicular describiendo las entidades discretas individuales y atómicas que interactúan unas con otras (en este caso cada vehículo individual). Son modelos por lo general discretos. Incluye los modelos de carro siguiente y los modelos con autómatas celulares (de los cuales los más importantes son los modelos Nagel-Schreckenberg y Fukui-Ishibashi). Kai Nagel, Michael Schreckenberg, M. Bando, P. G. Gipps, M. Fukui y Y. Ishibashi son algunos de los mayores investigadores en esta área.
  • Los modelos mesoscópicos (cinéticos) definen una función que expresa la probabilidad de que un vehículo a determinada velocidad se encuentre en cierto tiempo en determinada posición. Utilizan por lo general métodos de la mecánica estadística.

Fenómenos del flujo vehicular analizados[editar]

Dentro del estudio del flujo de tránsito vehicular, se pueden estudiar diversos fenómenos relacionados, como pueden ser:

Normativa[editar]

España[editar]

En España, se encuentra regulada por Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.[2]

Esta ley se ha desarrollado por el Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]