Román Abramóvich

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Román Abramóvich
Román Abramóvich

17 de enero de 2001-3 de julio de 2008
Predecesor Alexander Nazarov
Sucesor Roman Kopin[1]

Datos personales
Nacimiento 24 de octubre de 1966 (47 años)
Flag of the Soviet Union.svg Unión Soviética, Flag of Russian SFSR (1918-1937).svg República Socialista Federativa Soviética de Rusia, Sarátov,
Cónyuge Olga Yurievna Lysova
(1987-1990)
Irina Vyacheslavovna Malándina (1991-2007)
Daria Aleksandrovna Zhúkova (2007-Presente)
Hijos 6 (5 con Malandina; 1 con Zhúkova)
Profesión Empresario (Industria petrolera y Propietario del Chelsea Football Club)
Político
Fortuna personal Crecimiento USD$13,4 mil millones
(Forbes, marzo de 2011)[2]
Religión Judío ortodoxo
Residencia Flag of Russia.svg Rusia, Flag of Moscow.svg Moscú

Román Arkádievich Abramóvich (ruso: Рома́н Арка́дьевич Абрамо́вич; Sarátov, URSS, 24 de octubre de 1966) es un milmillonario ruso de origen judío, cuyos dividendos provienen principalmente del petróleo. Es visto como uno de los más grandes oligarcas rusos, aunque se le atribuye su éxito a sus privilegiadas relaciones con los círculos de poder de Moscú.[3] En Occidente, es más conocido por ser dueño de un equipo de fútbol de Inglaterra, el Chelsea Football Club. Su empresa petrolera Sibneft, la cual vendió en 2005 a Gazprom, tenía un acuerdo de patrocinio con el CSKA Moscú, aunque después de la venta de la empresa, el acuerdo de patrocinio se canceló, ya que Gazprom es el patrocinador del Zenit San Petersburgo.

Biografía[editar]

Carrera Empresarial[editar]

Román Abramóvich, sirvió brevemente en el Ejército Rojo durante el año de 1985, tras lo cual pasó a trabajar en una fábrica local. Hacia 1987, Abramóvich contrae matrimonio con Olga Yurevna Lysova, boda de la cual, la pareja, a manera de presente, percibe una ganancia de lo que en la época eran unos USD 2.000, cifra que Abramóvich invierte en una serie de propiedades del mercado ilícito de bienes raíces. A través de varios movimientos financieros, consigue finalmente duplicar y hasta triplicar las ganancias, forma una cooperativa, con un negocio de ventas de repuestos de automóviles como beneficiario, de la cual obtiene los intereses de la cooperativa y las ganancias, tras lo cual, vende el negocio y con varios inversionistas establece una fábrica de juguetes de plástico.

Cabe destacar, que debido al sistema socialista que regía a la URSS, cualquier iniciativa privada en el país, era ilícita, por lo cual todos los negocios y movimientos de Abramóvich en esos años, podrían ser considerados parte de mercados extraoficiales, es decir, al margen de la legalidad soviética, que centralizaba toda propiedad o activo existente en todo el territorio nacional.

Es entonces que, con la llegada de la Perestroika, la reforma económica interna de la Unión Soviética, Abramóvich legitima todos sus negocios y procede a diversificarse en varios sectores, logrando introducirse en la industria petrolera, como inversionista y de esa manera para inicios de la década de los noventa, posee una notoria cantidad de capital con la cual realizar proyectos.

A lo largo de la década de los 90s, Abramóvich, logra establecer y liquidar en total 20 compañías, que le permiten ganancias notorias y de 1992 a 1995, se dedica a fundar y dirigir cinco empresas que se encargan de la reventa de productos, la comercialización y producción de bienes de consumo, luego se convierte en intermediario dentro de la industria petrolera, hasta que finalmente se dedican en su totalidad hacia la comercialización de petróleos y sus derivados. Resalta además en 1992, el hecho de que a causa de una serie de errores administrativos cometidos por la empresa americano-letona, Chikora Internacional, un cargamento bajo su custodia, a ser vendido en Kaliningrado, terminó siendo enviado a Riga. Acusado por robo de bienes del estado fue retenido por la policía rusa, desembocando en su breve arresto, el cual culmina después que el mismo colabore con las autoridades y Chikora Internacional, se vea obligada a pagar una compensación al Estado.

En 1995, junto con su socio, Borís Berezovski, un antiguo socio del presidente Borís Yeltsin, adquiere una participación mayoritaria sobre una compañía petrolera llamada Sibneft, adquisición que se da bajo el amparo del polémico Programa de préstamos a cambio de acciones, que permite a Abromóvich y a Berezovski adquirir la mayoría accionarial, a cambio de USD 100 millones cada uno, cuando el valor real de las acciones, dictaba que de hecho, cada uno debió de haber pagado USD 150 millones, para cubrir su valor real.

Las ganancias por la adquisición de Sibneft fueron enormes y rápidas. Pronto, Abramóvich, no sólo recuperó su inversión, sino que obtuvo altos benficios. Con estos recursos y los generados por otras inversiones centró sus negocios en la adquisición masiva de empresas y compañías estatales privatizadas durante el gobierno de Borís Yeltsin, del que fue muy cercano.

Así, a principios del Siglo XXI, Abramóvich, se había convertido en el hombre más acaudalado de Rusia y uno de los más ricos del mundo, alcanzándo su punto álgido en 2006, cuando fue citado por la Revista Forbes como la undécima mayor fortuna del mundo.

"The Guardian" concluye acerca de su carrera empresarial:

"En 1996, a la edad de 30 años, Abramóvich se había vuelto tan rico e influyente políticamente, que se había convertido en el hombre más cercano al presidente Boris Yeltsin, y se había mudado a un apartamento en el Kremlin por invitación de la familia presidencial. En 1999, ya convertido en un magnate, Abramovich fue elegido gobernador de la remota provincia de Rusia de Chukotka, y desde entonces ha prodigado £ 112 millones (€ 132 millones) en la caridad a la reconstrucción de la empobrecida región. La imagen de magnate influyente y hecho a sí mismo, poderoso y rico, era el resultado de los muy conscientes trámites que lo beneficiaron tanto durante la tumultuosa década de 1990, cuando cayó la Unión Soviética.".[4]

Propiedades[editar]

Se dijo que en 2007 compró, por la suma de 50 millones de euros, el Castillo de Bran, en la ciudad rumana de Braşov, hogar de Vlad Draculea, más conocido como Drácula. Sin embargo, la venta no llegó a producirse y el actual propietario del castillo, Dominico de Austria-Toscana, parece haberse resignado a conservarlo mediante un consorcio con las autoridades locales. Se dice que a pesar de su gancho turístico, Bran era una propiedad de difícil venta porque el trato exigía una gestión respetuosa que impedía su explotación como parque temático sobre el personaje de Drácula.

Igualmente notoria es su fama, a causa de su gusto por los yates, destacándose el "Le Grand Bleu", que tiene 112 m, botado en el 2000, de un astillero alemán. Su equipamiento incluye un helicóptero, un gran velero cargado en la cubierta y hasta un pequeño submarino. Otro de sus yates es el Pelorus, el cual mide 115 metros. Fue botado en el 2003 y construido en el astillero Lürssen de Bremen, Alemania. Posee restaurante, gimnasio y dos helipuertos. Actualmente pose el mega yate ECLIPSE que mide 170 metros de eslora y además tiene 2 helipads y un minisubmarino.

Incursión en la política[editar]

Abramóvich ha participado en política durante los diez últimos años. Fue elegido en 1999 representante en la Duma o Parlamento de Chukotka, una región en el extremo oriente de Rusia. En diciembre del 2000 fue elegido gobernador de dicha región, y en 2005, el presidente ruso Vladímir Putin le renovó en el cargo para un segundo período. En el ínterin, la ley rusa había sido cambiada de manera tal que los gobernadores ya no serían elegidos por los habitantes de sus regiones, sino por el presidente de la nación. En julio de 2008, Abramóvich dejó este puesto político.

Actividad en el mundo del fútbol[editar]

Gracias a su descomunal fortuna, Abramóvich ha podido volcar su interés (y su dinero) en su afición predilecta: el fútbol.

En junio de 2003 compró el club de fútbol Chelsea, cancelando la deuda que lo atenazaba e invirtiendo grandes cantidades de dinero en el equipo para comprar a algunos de los mejores jugadores del mundo, gastando alrededor de 166 millones de euros. Los resultados han sido casi inmediatos, porque desde entonces el Chelsea ha ganado en tres ocasiones la FA Premier League inglesa. Algunos han criticado la actividad de Abramóvich en el Chelsea, alegando que sus espectaculares compras han inflado el mercado de jugadores en Europa. Abramóvich se ha involucrado de forma directa en el equipo, ya que presencia desde la tribuna casi todos sus partidos.

En 2008 el Chelsea alcanzó por primera vez la final de la UEFA Champions League, en la que fue derrotado por el Manchester United el 21 de mayo en Moscú, poniendo fin al sueño de Abramóvich de obtener el mayor galardón europeo de fútbol en su tierra, hasta que el 19 de mayo de 2012 el Chelsea consigue su sueño europeo tras vencer al Bayern de Múnich, empatando el partido con un resultado de 1-1 y posteriormente con un resultado de 4-3 en la tanda de penaltis donde el gol decisivo, al igual que el del empate, lo marcó Didier Drogba.

Su empresa Sibneft también era propietaria del equipo ruso CSKA Moscú, lo que le ha valido investigaciones de la UEFA sobre posibles conflictos de intereses, ya que las reglas del fútbol europeo impiden a un mismo propietario ser dueño de dos equipos en la competición europea.

Vida privada[editar]

Abramóvich perdió a su madre a los 18 meses y a su padre a los cuatro años. Su tío paterno lo crió en la ciudad de Ujtá, en la región rusa del Komi, en el extremo norte de Rusia.

Abramóvich ha contraído matrimonio en tres ocasiones; mientras que su primera esposa es prácticamente desconocida, la segunda (Irina) alcanzó notoriedad, especialmente cuando se divorció de él (2007) y recibió la mitad de su fortuna como indemnización. Habían decidido separarse tras quince años de relación y cinco hijos en común.

Actualmente Abramóvich mantiene un noviazgo con la joven Daria Zhúkova,[5] aficionada al arte, a la que ha apoyado en la apertura de una galería en Moscú: El Garaje. Se ha relacionado con este proyecto la compra por parte de Abramóvich de dos pinturas, de Lucian Freud y Francis Bacon, por las cuales pagó unos 76 millones de euros.

El 30 de abril de 2012 se oficializó la entrada del magnate ruso en la Fórmula 1, ya que el club de fútbol de su propiedad se convirtió en uno de los mayores patrocinadores del equipo Sauber F1 Team, Siendo factible la progresiva compra del equipo por parte del club inglés.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]