Postosuchus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Postosuchus
Rango temporal: Carniense-Noriense
Triásico Superior
Postosuchus.jpg
Esqueleto en el Museo de Texas de la Universidad Tech, cerca de Post, Texas.
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
(sin clasif.): Crurotarsi
Orden: Rauisuchia
Familia: Rauisuchidae
Género: Postosuchus
Chatterjee, 1985
Especies
  • P. kirkpatricki Chatterjee, 1985 (especie tipo)
  • P. alisonae Peyer et al., 2008

Postosuchus (nombre que significa "cocodrilo de Post (Garza, Texas)", es un género extinto de reptiles rauisuquios que abarca a dos especies, P. kirkpatricki y P. alisonae, que vivieron en lo que ahora es Norteamérica durante el Triásico Medio y el Triásico Superior (hace unos 228-202 millones de años). Postosuchus es un miembro del clado Pseudosuchia, el linaje de arcosaurios que incluye a los actuales crocodilianos (el otro grupo principal de arcosaurios es Avemetatarsalia, que incluye a los dinosaurios no avianos y a sus descendientes, las aves). Su nombre se refiere a Post Quarry, un lugar en Texas en el que se han hallado muchos fósiles de la especie tipo, P. kirkpatricki. Fue uno de los superdepredadores de esta área durante el Triásico, mayor que los pequeños dinosaurios depredadores de su época (tales como Coelophysis). Era un cazador que se alimentaba de grandes presas como los dicinodontes y muchas otras criaturas menores que él mismo.

El esqueleto de Postosuchus es grande y robusto con un cráneo alto y una cola larga. Medía entre 4 a 5 metros.[1] [1] Aunque la pesada constitución de su esqueleto sugiere que Postosuchus caminaba sobre sus cuatro patas, lo reducido de sus miembros delanteros comparados con los posteriores es una fuerte indicación de que Postosuchus era capaz de caminar en dos patas y puede haber adquirido una locomoción bípeda.[2]

Descripción[editar]

Descripción general[editar]

Postosuchus kirkpatricki comparado con un humano

Postosuchus fue uno de los mayores reptiles carnívoros durante el Triásico tardío, alcanzando más de 4 metros de longitud.[3] En vida el animal pudo haber pesado entre 250 a 300 kilogramos.[3] Tenía un enorme cráneo que portaba dientes similares a dagas.[4] El cuello era alargado, unido a un corto torso y una cola muy larga.

Postura[editar]

Los miembros delanteros de Postosuchus medían poco más de la mitad del tamaño de sus extremidades posteriores.[5] Esta característica de tener miembros delanteros es vista por lo general en reptiles bípedos. Chatterjee sugirió que Postosuchus podía caminar en una postura bípeda, dado que los miembros delanteros serían solo usados probablemente durante una locomoción lenta.[5] Sin embargo, en 1995 Robert Long y Phillip A Murry establecieron que Postosuchus tenía una constitución muy pesada y sería exclusivamente cuadrúpedo.[6] Existe un debate sobre si Postosuchus era en efecto bípedo o cuadrúpedo, sin que haya un consenso entre los científicos al respecto. En todo caso algunos paleontólogos han sugerido que este animal era posiblemente era un bípedo facultativo, lo que significa que podía alternar entre una marcha bípeda y cuadrúpeda.

Cráneo[editar]

El cráneo de Postosuchus era de forma estrecha en el frente y se extendía hacia arriba y a lo ancho en su parte posterior. Medía 55 centímetros de longitud y 21 centímetros de anchura y altura.[4] Poseía varias fenestras (aberturas) en los huesos que aligeraban el cráneo, además de proporcionar más espacio para los músculos. Como los arcosaurios más derivados, la mandíbula inferior tenía fenestras mandibulares formadas por la articulación del dentario con otros huesos de la mandíbula (el surangular y el angular).[7] Postosuchus debió de tener una vista a distancia, gracias a las grandes órbitas en las que se habrían grandes ojos, y un fuerte olfato provisto por sus alargadas narinas. Dentro del cráneo, bajo las narinas, había un agujero que probablemente alojaba el órgano de Jacobson, un órgano olfatorio especial a veces conocido como el "sexto sentido".[8] Las mandíbulas tenían grandes dientes aserrados y en algunos puntos era lo bastante desarrollados como para servir a modo de sables.[9] Un diente completo encontrado entre restos de Postosuchus en Carolina del Norte medía cerca de 7.2 centímetros de altura.[10] Postosuchus tenía una dentición heterodonta, lo que significa que cada diente era distinto en tamaño y forma con respecto a los otros. En la mandíbula superior habían diecisiete dientes, dividiéndose en apenas cuatro premaxilares y trece dientes maxilares.[9] En la mandíbula inferior se contaban cerca de treinta dientes.[9] El modo de reemplazo dental en Postosuchus era diferente del de los cocodrilos, dado que el diente de reemplazo no encajaba directamente en la cavidad de la pulpa del diente anterior, sino que crecía hasta que la reabsorción del diente antiguo se completara.[11]

Anatomía postcraneal[editar]

Postosuchus y Desmatosuchus.

El cuello de Postosuchus consiste de al menos ocho vértebras cervicales seguidas por dieciséis dorsales, mientras que cuatro vértebras sacrales co-osificadas apoyaban las caderas.[12] Se cree que tenían más de treinta vértebras caudales en la cola que se reducín de tamaño hacia el extremo posterior.[12] La pelvis con el hueso púbico en forma de gancho y el isquion en forma de barra se parecía a la de los dinosaurios carnosaurios.[13] Junto a los restos del esqueleto, los paleontólogos también encontraron osteodermos, los cuales eran gruesas placas que formaban escamas. Se encontraban a lo largo de su cuello, espalda y posiblemente sobre o bajo la cola. La caja torácica de Postosuchus tenía la estructura típica de los arcosaurios, compuesta por costillas grandes y delgadas de forma curva.[14] En algunas costillas descubiertas estas se encuentran con la gastralia, huesos dermales que se localizaban en la región ventral del cuerpo.[15] Las extremidades se localizaban bajo el cuerpo dándole a Postosuchus una postura erguida.[5] Con las extremidades anteriores midiendo aproximadamente el 64% de las posteriores, Postosuchus tenía manos pequeñas que tenían cinco dedos.[5] Solo el primer dedo tenía una garra grande, que se usaba como arma ofensiva, aunque los miembros delanteros eran robustos, probablemente para sostener a ala presa.[16] Peyer et al. 2008, afirmaron que la gruesa cintura escapular servía para apoyar la locomoción con las extremidades anteriores.[16] Sin embargo esto no excluye la idea de que Postosuchus pudo ser bípedo.[16] Los pies eran mucho más grandes que las manos, con el quinto metatarsiano formando una forma de gancho.[5] Los hallux eran más estrechos que los otros dedos y los dedos marginales no podían tocar el suelo.[5] Como un crurotarso, el tobillo y el talón de Postosuchus se parecían al de los cocodrilos modernos.

Historia[editar]

Originalmente se consideró que los fósiles hallados de Postosuchus pertenecían a un dinosaurio.[17] Los restos de Postosuchus se descubrieron por primera vez en el Condado de Crosby, y fueron descritos por el paleontólogo Ermine Cowles Case en 1922.[17] [18] Estos restos solo abarcaban a un neurocráneo aislado (UM 7473) y fragmentos de huesos pélvicos (UM 7244). Case los confundió asignándolos al género de dinosaurios Coelophysis.[19] En el caso del neurocráneo más tarde asignado a Postosuchus, en 2002 David J. Gower afirmó que el espécimen no estaba completo y que podía no pertenecer a un ornitódiro.[20] Entre 1932 y 1934, Case descubrió otros fósiles de vértebras caudales (UMMP 13670) en Rotten Hill (Texas), y una pelvis completa (UCMP V72183/113314) cerca de Kalgary (Texas).[21] En este mismo período el paleontólogo Charles Lewis Camp recolectó cerca de una centena de huesos de rauisuquios, en lo que es ahora el Parque Nacional del Bosque Petrificado de Arizona, que pertenecían al menos a siete individuos (UCMP A296, MNA 207C).[21] Más tarde, más restos siguieron saliendo a la luz. En 1943, Case de nuevo describió a una pelvis junto con un pubis (UM 23127) en el Grupo Dockum de Texas, que data desde el Carniano hasta principios del Noriano a fines del peíodo Triásico.[22] Estos primeros hallazgos, de 1932 a 1943, fueron referidos inicialmente a un nuevo reptil fitosaurio, siendo asignados cuarenta años más tarde a Postosuchus.[23]

Postosuchus ha sido descubierto solo en Estados Unidos, en los estados de Arizona, Nuevo México, Carolina del Norte y Texas.

Durante una expedición en 1980, paleontólogos de la Universidad Tech de Texas descubrieron un nuevo sitio geológico rico en fósiles cerca de Post (Texas), en el Condado de Garza, donde se halló una docena de especímenes bien preservados pertenecientes a un nuevo rauisuquio.[24] En los años siguientes excvaciones adicionales en Post Quarry, en la Formación Cooper Canyon (Grupo Dockum), desenterrando muchos restos de fauna terrestre del Triásico tardío. El holotipo de P. kirkpatricki (TTUP 9000), representado por un cráneo bien preservado y un esqueleto postcraneal parcial, fue descrito junto con otros hallazgos de este nuevo género por el paleontólogo Sankar Chatterjee en 1985.[23] Chatterjee dio el nombre a la especie por Jack Kirkpatrick quien ayudó durante su trabajo de campo. El primer esqueleto articulado referido a P. kirkpatricki (CM 73372) fue recuperado por David S. Berman del Museo Carnegie de Historia Natural, en la cantera Coelophysis en Ghost Ranch, Nuevo México, entre 1988 y 1989.[21] Este espécimen estaba compuesto de un esqueleto bien preservado sin cráneo y fue descrito por Long y Murry en 1995, Weinbaum en 2002 y Novak en 2004.[25] [26] [27] En otras investigaciones, los paleontólogos sugirieron que algunos huesos (como los de los dedos de la mano y el pie) descritos por Chatterjee en 1985, son una combinación de restos pertenecientes a Chatterjeea, Lythrosuchus y Postosuchus.[28] Long y Murry también señalaron que muchos de los esqueletos juveniles (TTUP 9003-9011), que Chatterjee asignó a P. kirkpatricki, pertenecían a un género y especie distintos, nombrado Chatterjeea elegans.[29] Más aún, en 2006 Nesbitt y Norell afirmaron que Chatterjeea es un sinónimo menor de Shuvosaurus.[30]

En 2008, Peyer et al., describieron una nueva especie de Postosuchus, P. alisonae, que fue descubierta en 1992 en Triangle Brick Co. Quarry, Condado de Durham, Carolina del Norte.[31] Los restos fueron preparados y reconstruidos entre 1994 y 1998 por el Departmento de Ciencias Geológicas en la Universidad de Carolina del Norte.[32] El nombre de la especie se refiere a Alison L. Chambers, quien trabajó para popularizar la paleontología en Carolina del Norte.[31] El esqueleto de P. alisonae consiste de algunos huesos craneales, siete vértebras cervicales, una dorsal, y cuatro caudales, costillas, gastralia ("costillas abdominales"), cheurones, osteodermos, la mayor parte de la cintura escapular, la mayor parte de los miembros anteriores exceptuando la muñeca y la mano izquierdas, la mayor parte de lo miembros posteriores excepto por los fémures, y partes de la cadera.[21] Los restos bien preservados han permitido arrojar nueva luz sobre partes de la anatomía de Postosuchus que anteriormente no eran bien conocidas. Concretamente, las diferencias entre los huesos de la mano de P. kirkpatricki y P. alisonae confirman la teoría de la quimera (fósiles asociados pertenecientes a animales distintos) sugerida por Long y Murry.[21] [28] El espécimen holotipo de P. alisonae (UNC 15575) es también inusual por la preservación de contenidos intestinales: huesos de al menos otros cuatro animales, incluyendo un esqueleto parcial de un aetosaurio, un hocico, coracoides y húmero del cinodonte traversodóntido Plinthogomphodon, dos falanges de un dicinodonte, y un posible hueso de temnospóndilo.[32] Más aún, este Postosuchus está posicionado justo por encima de un esqueleto del esfenosuquio Dromicosuchus, el cual incluía marcas de dientes en cl cráneo y el cuello.[32] P. alisonae representa el mayor reptil suquio recuperado de esa cantera y el primer espécimen articulado de un arcosaurio rauisuquio hallado en el este de Norteamérica.[32]

Paleoecología[editar]

Esqueleto de Postosuchus kirkpatricki en el medio, junto a otros animales del Parque Nacional del Bosque Petrificado

Postosuchus vivió en un ambiente tropical.[33] [34] La húmeda y cálida región estaba poblada de helechos, tales como Cynepteris, Phelopteris y Clathropteris, gimnospermas, representadas por Pelourdea, Araucarioxylon, Woodworthia, Otozamites y Dinophyton, y de cícadas como Sanmiguelia.[34] [35] Las plantas del Grupo Dockum no son tan bien conocidos debido a que la oxidación del ambiente ha destruido la mayor parte de las plantas fósiles.[34] Sin embargo, algunas de estas pueden proveer información acerca del clima en el Grupo Dockum a finales del período Triásico. Por ejemplo, el descubrimiento de grandes especímenes pertenecientes a Araucarioxylon determinan que la región estaba abundantemente irrigada.[34] [36] La fauna hallada en el Grupo Dockum confirma que había lagos y/o ríos en los que vivían peces tales coomo el condrictio Xenacanthus, el sarcopterigio Chinlea y el pez dípneo Ceratodus.[37] En las riberas de estos cuerpos de agua habían laberintodontes (Latiscopus) y reptiles tales como Malerisaurus y Trilophosaurus.[37] También en los márgenes de ríos y lagos estaban los arcosaurios Parasuchus, Nicrosaurus y Rutiodon.[37] Postosuchus vivió en las tierras altas junto con Coelophysis y otros arcosaurios como Desmatosuchus y Typothorax.[38] Postosuchus fue uno de los mayores animales en este ecosistema y depredaba a herbívoros como Trilophosaurus y Typothorax.[38]

En la cultura popular[editar]

Un Postosuchus hembra hizo su aparición en el primer episodio de la miniserie de la BBC Caminando entre Dinosaurios, en el que cazaba emboscando a los dicinodontes Placerias y fue herida por uno de estos herbívoros. Debido a este hábitat muy competitivo por la escasez de agua o comida, el Postosuchus murió y fue devorado por varios Coelophysis hambrientos.

Referencias[editar]

  1. a b Gaines, Richard M. (2001). Coelophysis. ABDO Publishing Company. p. 20. ISBN 1-57765-488-9. 
  2. Weinbaum, J. C. (2013). «Postcranial skeleton of Postosuchus kirkpatricki (Archosauria: Paracrocodylomorpha), from the upper Triassic of the United States». Geological Society, London, Special Publications. doi:10.1144/SP379.7. 
  3. a b Chatterjee (1985), p. 432.
  4. a b Chatterjee (1985), p. 401.
  5. a b c d e f Chatterjee (1985), p. 428.
  6. Long and Murry (1995), p. 139.
  7. Chatterjee (1985), p. 409.
  8. Chatterjee (1985), p. 402.
  9. a b c Chatterjee (1985), p. 412.
  10. Peyer et al. (2008), p. 368.
  11. Chatterjee (1985), p. 413.
  12. a b Chatterjee (1985), p. 415.
  13. Chatterjee (1985), p. 422.
  14. Chatterjee (1985), p. 418.
  15. Peyer et al. (2008), p. 370.
  16. a b c Peyer et al. (2008), p. 380.
  17. a b Case (1922), pp. 78–80.
  18. Case (1922), pp. 70–74.
  19. Case (1932), pp. 81–82.
  20. Gower (2002), p. 66.
  21. a b c d e Peyer et al. (2008), pp. 363–364.
  22. Case (1943), pp. 201–203.
  23. a b Chatterjee (1985), p. 395.
  24. Chatterjee (1985), p. 396.
  25. Long and Murry (1995), pp. 120–141.
  26. Weinbaum (2002), 78 pp.
  27. Novak (2004), 78 pp.
  28. a b Long and Murry (1995), pp. 148–162.
  29. Long and Murry (1995), pp. 154–162.
  30. Nesbitt and Norrell (2006), pp. 1045–1048.
  31. a b Peyer et al. (2008), p. 365.
  32. a b c d Peyer et al. (2008), p. 363.
  33. Dunay (1972), 370 pp.
  34. a b c d Chatterjee (1985), p. 433.
  35. Ash (1976), pp. 799–804.
  36. Ash (1972), pp. 124–128.
  37. a b c Chatterjee (1985), p. 434.
  38. a b Chatterjee (1985), p. 435.

Bobliografía[editar]

  • Ash, Sidney R. (1972). «Upper Triassic Dockum flora of eastern New Mexico and Texas». Guidebook: 23rd Field Conference (New Mexico Geological Society):  pp. 124–128. 
  • Ash, Sidney R. (1976). «Occurrence of the controversial plant fossil Sanmiguelia in the Upper Triassic of Texas». Journal of Paleontology 50 (5):  pp. 799–804. 
  • Case, Ermine C. (1922). «New reptiles and Stegocephalians from the Upper Triassic of western Texas». Carnegie Institution of Washington Publication 321:  pp. 1–84. 
  • Case, Ermine C. (1932). «On the caudal region of Coelophysis sp. and on some new or little known forms from the Upper Triassic of western Texas». University of Michigan Museum of Paleontology Contributions 4 (3):  pp. 81–91. 
  • Case, Ermine C. (1943). «A new form of Phytosaur pelvis». American Journal of Science 241 (3):  pp. 201–203. doi:10.2475/ajs.241.3.201. 
  • Chatterjee, Sankar (1985). «Postosuchus, a new Thecodontian reptile from the Triassic of Texas and the origin of Tyrannosaurs». Philosophical Transactions of the Royal Society of London. Series B, Biological Sciences 309 (1139):  pp. 395–460. doi:10.1098/rstb.1985.0092. 
  • Dunay, Robert E. (1972). «The Palynology of the Triassic Dockum Group of Texas, and its application to Stratigraphic problems of the Dockum Group». Ph.D. Thesis, Pennsylvania State University. 
  • Gower, David J. (2002). «Braincase evolution in Suchian Archosaurs (Reptilia: Diapsida): Evidence from the Rauisuchian Batrachotomus kupferzellensis». Zoological Journal of the Linnean Society 136 (1):  pp. 49–76. doi:10.1046/j.1096-3642.2002.00025.x. 
  • Long, Robert A.; Murry, Phillip. A. (1995). «Late Triassic (Carnian and Norian) tetrapods from the southwestern United States». New Mexico Museum of Natural History and Science, Bulletin 4:  pp. 1–254. 
  • Nesbitt, Sterling J.; Norrell, Mark A. (2006). «Extreme convergence in the body plans of an early Suchian (Archosauria) and Ornithomimid Dinosaurs (Theropoda)». Proceedings of the Royal Society B 273 (1590):  pp. 1045–1048. doi:10.1098/rspb.2005.3426. PMID 16600879. 
  • Novak, Stephanie E. (2004). «A new specimen of Postosuchus from the Late Triassic Coelophysis Quarry, siltstone member, Chinle Formation, Ghost Ranch, New Mexico». M.S. thesis, University of North Carolina at Chapel Hill, Chapel Hill, North Carolina. 
  • Peyer, Karin; Carter, Joseph G.; Sues, Hans-Dieter; Novak, Stephanie E.; Olsen, Paul E. (2008). «A new Suchian Archosaur from the Upper Triassic of North Carolina». Journal of Vertebrate Paleontology 28 (2):  pp. 363–381. doi:10.1671/0272-4634(2008)28[363:ANSAFT]2.0.CO;2. 
  • Weinbaum, Jonathan C. (2002). «Osteology and relationships of Postosuchus kirkpatricki (Archosauria: Crurotarsi)». M.S. thesis, Texas Tech University, Lubbock, Texas. 

Enlaces externos[editar]