Porfirio Rubirosa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Porfirio Rubirosa
Zsa Zsa Gabor with playboy Porfirio Rubirosa Ariza, circa 1954 2.jpg
Porfirio Rubirosa, circa 1954
Nombre Porfirio Rubirosa Ariza
Nacimiento 22 de enero de 1909
Bandera de la República Dominicana San Francisco de Macorís, República Dominicana
Fallecimiento 5 de junio de 1965, (56 años)
Bois de Boulogne, Francia
Ocupación Diplomático, piloto, polista
Cónyuge Flor de Oro Trujillo (1932-1937)
Danielle Darrieux (1942-1947)
Doris Duke (1947-1951)
Barbara Hutton (1953)
Odile Rodin (1956-1965)
Padres Pedro María Rubirosa
Ana Ariza Almanzar

Porfirio Rubirosa Ariza conocido simplemente como Porfirio Rubirosa (San Francisco de Macorís, 22 de enero de 1909 - Bois de Boulogne, 5 de junio de 1965) fue un diplomático, piloto automovolístico y jugador de polo dominicano. Fue uno de los adeptos al régimen dictatorial de Rafael Leónidas Trujillo y uno de los posibles autores de varios de los asesinatos por causas políticas dentro de la dictadura.[1] [2] Rubirosa se hizo famoso como un playboy internacional, por su estilo de vida en el jet set, y sus legendarias proezas sexuales con las mujeres. Entre sus cónyuges se encuentran dos de las mujeres más ricas del mundo.[3]

Su fama de conquistador habría inspirado la creación del personaje James Bond.[4] En su último libro, el escritor estadounidense Truman Capote habla del pene de Rubirosa como algo de descomunal tamaño.[5] En el jet set estadounidense y europeo se le conocía como "Rubi".

Tras conseguir algunos cargos menores en la carrera burocrática dominicana, tales como: subsecretario de Estado, de relaciones exteriores y diputado del Congreso Nacional, Rubirosa llegó a ser diplomático del país ocupando varios puestos como embajador en diferentes países.

Primeros años[editar]

Porfirio Rubirosa nació en San Francisco de Macorís, República Dominicana el 22 de enero de 1909, siendo el tercer hijo y más joven de una familia de clase media alta. Sus padres fueron Pedro María Rubirosa y Ana Ariza Almanzar. Su padre, quien también fue un mujeriego, llegó a ser general y líder de un grupo de hombres fuertemente armados en la región de Cibao que trabajaban para el gobierno. Don Pedro fue promovido a diplomático, y después de una temporada en St. Thomas, fue enviado como jefe de la embajada dominicana en París en 1915. Rubirosa creció en París, Francia, y no regresó a la República Dominicana hasta la edad de 17 años para estudiar derecho, pero cambió de rumbo y se alistó en el ejército.

Es en las reuniones con jóvenes de la alta sociedad parisina donde Rubirosa pule su polifacética personalidad refinada y bohemia. Aprende el arte de la conquista femenina en fiestas, cuando junto a estos jóvenes competía por jovencitas, y en Calais se hace un avezado jugador de polo. Entabla además una sólida amistad con el príncipe Ali Khan.

Diplomático durante el régimen de Trujillo[editar]

Rubirosa conoció a Rafael Leónidas Trujillo en un club campestre en 1931. Trujillo pidió verlo a la mañana siguiente, y hacer de él un teniente de su Guardia Presidencial. Su relación de amistad duró hasta el final, y aunque con episodios de inconsistencias, nunca existió amenaza de peligro real para Rubirosa. Se convirtió en diplomático de la dictadura en 1936.

Durante su cargo, fue enviado por primera vez a la embajada dominicana en Berlín (durante los Juegos Olímpicos de 1936) y luego a París, donde pasó la mayor parte de su término; además sirvió en las embajadas en Vichy, Buenos Aires, Roma, La Habana (fue testigo de la revolución cubana), y Bruselas. Visitaba frecuente Nueva York, Washington, Florida y California. Definido a sí mismo como un trujillista, Rubirosa se movía libremente entre los ricos y famosos, haciendo las conexiones, y manteniendo el secreto. A veces, cuando sus escapadas adquirían demasiado notoriedad, Trujillo solía despedirlo, despojándolo de su puesto en París en 1953 o trasladándolo a otro lugar. Trujillo reconoció el significado de tener a un Rubirosa activo dentro de su régimen, comentando: "Él es bueno en su trabajo, porque le gusta a las mujeres, y es un mentiroso maravilloso".

Después del asesinato de Trujillo el 30 de mayo de 1961, Rubirosa apoyó a su hijo Ramfis como sucesor, y trató de persuadir a John F. Kennedy para que ayudara a su gobierno. Sin embargo, cuando Ramfis Trujillo y su familia huyeron de la República Dominicana, la carrera de Rubirosa llegó a su fin. El 2 de enero de 1962, el Consejo de Estado lo canceló como "Inspector de Embajadas". Después de perder su inmunidad diplomática, fue interrogado por el Fiscal del Distrito de Nueva York en relación con la desaparición de los opositores de Trujillo, Sergio Bencosme en 1935 y Jesús Galíndez en 1956, pero nunca fue acusado.

Vida personal y excentricidades[editar]

Rubirosa con su última esposa, Odile Rodin

A pesar de no contar con una buena apariencia física, Rubirosa inició una vida legendaria de playboy gracias a su estilo caballeresco y su carisma. Poseedor de un cinísmo y sex appeal únicos, de gran persistencia, dotado con el don de la palabra y grata conversación.

Conquistó y desposó a varias mujeres, entre ellas algunas de la alta sociedad. Llegó a contraer nupcias con Flor de Oro Trujillo (1932–1938), Danielle Darrieux (1942–1947), Doris Duke (1947–1951), Barbara Hutton (1953–1954) y Odile Rodin (1956–1965). Fue demandado en al menos dos de los divorcios, las esposas alegaron adulterio en ambos casos. Fue vinculado sentimentalmente a Dolores del Río, Eartha Kitt, Marilyn Monroe, Ava Gardner, Rita Hayworth, Soraya Esfandiary, Peggy Hopkins Joyce, Joan Crawford, Veronica Lake, Kim Novak, Judy Garland, Zsa Zsa Gabor y Eva Perón; algunas de fueron relaciones extra maritales. A pesar de haber tenido varias relaciones amorosas y haberse casado cinco veces, Rubirosa nunca tuvo hijos.

De su matrimonio con Doris Duke, una heredera estadounidense, Rubirosa recibió numerosos regalos y beneficios; recibió una pensión alimenticia (US$25.000 por año hasta su divorcio), una flota de pesca frente a África, varios coches deportivos, un bombardero B-25 (La Gansa), y una casa del siglo XVII en la Rue de Bellechasse, París. De Barbara Hutton, otra heredera estadounidense, recibió una plantación de café en la República Dominicana, otro bombardero B-25, caballos de polo, joyería, y ella le pagó una suma estimada en 2.500.000 de dólares.

Su estilo de vida como playboy estuvo acompañado por las historias sobre sus proezas sexuales y su supuesto tamaño del miembro.

De vuelta a Santo Domingo, debido a la vejez de su padre sus ingresos menguan, y para hacerse de algún dinero intenta hacer carrera en el boxeo, pero pronto la abandona.

Rubirosa se convirtió en un gran apasionado del polo y las carreras de autos, ambos costosos deportes que realizaba a costa de sus esposas. Organizó y lideró a su propio equipo de polo "Cibao-La Pampa" que fue a menudo un exitoso contendiente para la copa Copa de Francia. Rubirosa jugó polo hasta el final de su vida. En el mismo período, Rubirosa comenzó a adquirir coches rápidos y a forjar amistades con los conductores de coches de carreras. Fue propietario de una serie de Ferraris. Su primera carrera en el 24 Horas de Le Mans tuvo lugar en junio de 1950 junto a su socio Pierre Leygonie, y su segunda carrera , esta vez con Innocente Baggio, fue cuatro años más tarde; en ambas carreras su coche no llegó a la meta. Rubirosa participó en una serie de carreras en Sebring, casi todas fueron privadas.

Rubirosa entró en una carrera de Fórmula Uno en 1955, el Gran Premio de Bordeaux el 25 de abril. Planeaba conducir su propio Ferrari 500, idéntico al que llevó Alberto Ascari los campeonatos mundiales de pilotos de 1952 y 1953. Sin embargo, habría enfermado antes de la carrera y no pudo participar.

Rubirosa fue además buscador de tesoros en el mar Caribe.

Muerte[editar]

Rubirosa murió el 5 de julio de 1965 al estrellar su Ferrari 250 GT contra un castaño después de una fiesta en el club nocturno "Jimmy's" de París. La fiesta era celebrando por ganar la copa de polo Coupe de France.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]

+ Lipe Collado: La Impresionante Vida de Un Seductor: Porfirio Rubirosa. Editora Collado, S. A. Santo Domingo, República Dominicana, septiembre de 2005

Enlaces externos[editar]