Palacio de Letrán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Centro histórico de Roma, los bienes de la Santa Sede beneficiarios del derecho de extraterritorialidad situados en la ciudad y San Pablo Extramuros
UNESCO logo.svg Welterbe.svg
Nombre descrito en la Lista del Patrimonio de la Humanidad.
Lateranspalast 1.jpg
Palacio de Letrán.
San Juan de Letrán
San Juan de Letrán

Coordenadas 41°53′9.4″N 12°30′24.1″E / 41.885944, 12.506694
País Flag of Italy.svg Italia
Flag of the Vatican City.svg Ciudad del Vaticano
Tipo Cultural
Criterios i, ii, iii, iv, vi
N.° identificación 91
Región Europa y
América del Norte
Año de inscripción 1980 (IV sesión)
Año de extensión 1990

El Palacio de Letrán es un antiguo palacio construido durante el Imperio romano que se convirtió más tarde en residencia papal. Está situado junto a la Archibasílica de San Juan de Letrán de Roma (Italia). Actualmente, el Palacio de Letrán acoge en su interior al Museo Pontificio de Antigüedades Cristianas.

En 1990 fue incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad en Europa por la Unesco, con el número de identificación 91-002.[1]

El Palacio de Letrán con el Obelisco de Tutmosis III, grabado del siglo XVIII.

A principios del siglo IV, el Palacio de Letrán fue cedido al papa por Constantino I el Grande, convirtiéndose en la residencial principal de los papas durante casi mil años. En el siglo X, Sergio III lo restauró tras un desastroso incendio y posteriormente fue profundamente embellecido por Inocencio III. Éste fue el periodo en que gozó de su máxima magnificiencia, siendo definido por Dante como algo más allá de los logros humanos. En esta época, el centro de la plaza de enfrente, donde se sitúa actualmente el obelisco de Letrán, estaba ocupado por el palacio y torre de los Annibaldeschi. Entre este palacio y la Basílica de Letrán se encontraba a su vez la estatua ecuestre de Marco Aurelio (que entonces se creía que representaba a Constantino) y que ahora se encuentra en el Capitolio de Roma. La fachada principal se construyó junto con la "Sala Conciliar" (Aula Concilii), una habitación monumental provista de 11 ábsides, en cuyo interior tuvieron lugar un total de seis concilios entre 1123 y 1517. Detrás de esta sala se encuentran los aposentos papales, con varias ventanas que dan al exterior.

El palacio entró en un periodo de decadencia durante el traslado de la sede papal a la ciudad francesa de Aviñón. En 1307 y luego en 1361 fue dañado gravemente por dos grandes incendios; se enviaron entonces grandes sumas de dinero desde Aviñón para poder reparar los desperfectos, pero el edificio nunca volvió a conseguir su antiguo esplendor. Cuando los papas establecieron de nuevo su sede en Roma, prefirieron instalarse en la Basílica de Santa María en Trastevere, trasladándose luego a la Basílica de Santa María la Mayor y finalmente a la Ciudad del Vaticano. Posteriormente, Sixto V ordenó destruir parte del antiguo edificio, que se rediseñó hasta dar lugar al palacio actual, de tamaño mucho más pequeño.

Parte de los mosaicos que decoraban el monumental Triclinium en tiempos de León III se conservan dentro del Palacio de Letrán. Entre ellos destaca uno dividido en tres partes en el que se puede ver (tras varias reformas a lo largo de la Historia) a Jesucristo dando su misión a los Doce Apóstoles en el centro y a la izquierda dándole las llaves a San Silvestre y el Labarum a Constantino, mientras que en la derecha se puede ver a San Pedro dándole la estola a León III y el estandarte a Carlomagno.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]