Nicolás de Ovando

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Nicolás de Ovando
Nicolás de Ovando.jpg
Nicolás de Ovando
Nacimiento 1460
Brozas (Cáceres), Flag of Spain.svg España
Fallecimiento 29 de mayo de 1511
Sevilla
Ocupación Abogado y político

Nicolás de Ovando y Cáceres (Brozas, Cáceres, 1460 - Sevilla, 29 de mayo de 1511) era hijo del capitán Diego Fernández de Cáceres y Ovando y de su primera mujer Isabel Flores de las Varillas, Dama de la Reina Isabel I de Castilla. Fue gobernador y administrador colonial de La Española desde 1502 hasta 1509, sucediendo en el cargo a Francisco de Bobadilla.

Fundó los pueblos de Puerto Real, Cares, Santa Cruz de Aycayagua, Gotuy, Jaragua y Puerto Plata. Trasladó y reconstruyó la ciudad de Santo Domingo, además de fundar conventos y promover la agricultura.

Expedición a La Española[editar]

Escudo de Nicolás de Ovando.

El 13 de febrero de 1502 partió de España con 32 embarcaciones, siendo la flota de embarcaciones más grande con destino hacia el continente americano. Se embarcaron en total unos 2500 colonizadores, y a diferencia de Cristóbal Colón, este grupo de colonizadores fue elegido al azar[cita requerida] para representar a la sociedad española en el Nuevo Mundo. El plan de Ovando, trazado por los Reyes Católicos, era desarrollar tanto la economía básica de La Española como establecer las estructuras políticas, sociales, religiosas y administrativas de la colonia.

Con él también viajó Francisco Pizarro, quien más tarde exploraría la región occidental de América del Sur y conquistaría el Imperio inca. Así mismo, en otra embarcación del mismo viaje estaba fray Bartolomé de las Casas, más tarde conocido como "El Protector de los Indios". Este es el retrato que de él hace el Obispo de Chiapas, en su Historia de Indias: "Era mediano de cuerpo, y la barba muy rubia o bermeja; tenía y mostraba grande autoridad, amigo de justicia; era honestísimo en su persona en obras y palabras, de codicia y avaricia muy grande enemigo, y no pareció faltarle humildad, que es esmalte de las virtudes; y, dejado que lo mostraba en todos sus actos exteriores, en el regimiento de su casa, con su comer y vestir, hablas familiares y públicas, guardando siempre su gravedad y autoridad, mostrólo asimismo, en que después que le trajeron la Encomienda Mayor, nunca jamás consintió que le dijese alguno señoría... Este caballero era varón prudentísimo y digno de gobernar mucha gente, pero no indios, porque con su gobernación inestimables daños, como abajo parecerá, les hizo".

Administración en La Española[editar]

Cuando Nicolás de Ovando llegó al Nuevo Mundo, se encontró con que la población nativa se hallaba en estado de rebelión. Dicha rebelión fue sofocada a través de una serie de campañas sangrientas. Así, en 1504 ordenó ahorcar a la cacica taína Anacaona. Una serie de epidemias redujeron la población de la Hispaniola: cuando Cristóbal Colón llegó a aquella isla, en 1492, se cree que era habitada por casi 500.000 personas (aunque el padre Las Casas afirmaba que eran entre uno y dos millones). Sin embargo, de acuerdo al censo tomado en 1507, los nativos habían sido reducidos a tan sólo 60.000 habitantes.[1]

Ovando fundó (u ordenó la fundación) de varias ciudades en La Española , entre ellas: Compostela de Azua (o Azua de Compostela), Santa María de la Vera Paz, Bayajá (hoy, Fort Liberté, en Haití), Salvatierra de la Sabana (hoy, Les Cayes, en Haití), Salvaleón de Higüey, Cotuí, Puerto Plata, Santa Cruz de Hicayagua (hoy, Santa Cruz del Seibo, en República Dominicana).[2]

Igualmente desarrolló la industria minera. Introdujo el cultivo de la caña de azúcar, con plantas importadas de las Islas Canarias. Los colonizadores no sólo estuvieron interesados en utilizar a la población nativa como servidumbre, sino también para extraer el oro de las minas.

Nicolás de Ovando importó por primera vez esclavos africanos en La Hispaniola, a partir de 1502[3] , ya que según las leyes de entonces los indígenas americanos no podían ser tratados como esclavos. Muchos de los miembros de la élite española solicitaron grupos de esclavos para trabajar como sirvientes en sus casas particulares.[4] La mayoría de estos esclavos fueron enviados para trabajar en los campos de caña de azúcar.[5] Asimismo, introdujo la encomienda indiana en 1505, es decir, comenzó a repartir indios en régimen de encomiendas. Se trataba de una institución que él conocía perfectamente, dado que era Encomendero Mayor de la Orden de Alcántara en España.

Ovando envió a Andrés Morales para explorar completamente la isla de La Española. Morales completó el mapa de la isla en su totalidad.[6] Sebastián de Ocampo fue enviado en 1506 para averiguar si Cuba era una isla o parte del continente; después de 8 o 10 meses, Ocampo volvió con la información de que Cuba era una isla. En 1508, Juan Ponce de León fue enviado con 50 hombres para conquistar la isla de San Juan (ahora, isla de Puerto Rico).

Etapa final de su vida[editar]

Volvió a España en 1509, sucediéndole Diego Colón. Fue nombrado "Comendador Mayor" de la Orden de Alcántara. Murió el 29 de mayo de 1511 durante una reunión de la Orden en Sevilla[7] (según recoge Gonzalo Fernández de Oviedo en 1518). Fue enterrado en la Iglesia de San Benito, en Alcántara, Extremadura.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Moya Pons, Frank (1977). Manual de Historia Dominicana. Santiago, República Dominicana: Universidad Católica Madre y Maestra. p. 26. 
  2. Franco Pichardo, Franklin (2002). Historia del Pueblo Dominicano. Santo Domingo, República Dominicana: Sociedad Editorial Dominicana. pp. n/d. 
  3. Díaz, 2005; 20: «En la instrucción dada por los reyes el 16 de septiembre de ese año al recién nombrado gobernador de las Indias don Nicolás de Ovando, se autorizó, por primera vez en la historia americana, la entrada de esclavos negros en las colonias de ultramar»
  4. Vidal, 2002; 120: «Se otorgaron por ejemplo, diversos tipos de licencias con modificaciones en el ámbito de normas de control, tales como las que establecía proporción de sexos en la llegada de las piezas, o bien diferentes derechos o permisos para la conducción de esclavos para servicio doméstico, las destinadas a ser vendidas o negociadas y las que tenían como fin específico la ayuda para la colonización y explotación económica de una región determinada mediante el transporte especial de esclavos.»
  5. Ortiz, 1987; 300-314
  6. Anglería, Pedro Mártir de (1964). Décadas. México: José Porrúa e Hijos. p. 26. 
  7. Lamb, Ursula (1956). Frey Nicolás de Ovando. Gobernador de las India (1501-1509). Madrid, España: Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Instituto "Gonzalo Fernández de Oviedo". 

Bibliografía[editar]

  • LAMB, Úrsula: Frey Nicolás de Ovando, gobernador de las Indias. Madrid, CSIC, 1956.
  • MAYORALGO Y LODO, José Miguel: La Casa de Ovando. (Estudio Histórico-Genealógico). Cáceres, Real Academia de Extremadura, 1991.
  • MIRA CABALLOS, Esteban: Frey Nicolás de Ovando y los orígenes del sistema colonial español. Santo Domingo, Patronato de la Ciudad Colonial, 2000.
  • MOYA PONS, Frank: La Española en el siglo XVI (1493-1520). Santiago, U.C.M.M., 1978.
  • RUIZ MARTÍNEZ, Cándido: Gobierno de frey Nicolás de Ovando en la Española. Madrid, Ateneo, 1892.