Monte Santa Helena

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Monte Santa Helena
MSH82 st helens plume from harrys ridge 05-19-82.jpg
Vista del volcán el 19 de mayo de 1982.
Monte Santa Helena
Monte Santa Helena
Traducción Mount Saint Helens
Tipo Estratovolcán activo
Ubicación Bandera de los Estados Unidos Condado de Skamania, Washington, Estados Unidos
 • Coordenadas 46°12′01″N 122°11′22″O / 46.200277777778, -122.18944444444Coordenadas: 46°12′01″N 122°11′22″O / 46.200277777778, -122.18944444444
Altitud 2 550 msnm
Prominencia 1 404 msnm
Cordillera Cordillera de las Cascadas
Era geológica Cenozoica
Última erupción 10 de julio de 2008
Primera ascensión Thomas J. Dryer en 1853
Ruta Ladera sur del volcán
Mapa topográfico Servicio Geológico de los Estados Unidos
[editar datos en Wikidata]

El monte Santa Helena[1] (en inglés Mount St. Helens) es un estratovolcán activo ubicado en el condado de Skamania, en el estado de Washington, en la región del Pacífico Noroccidental de Estados Unidos. Ahora tiene sólo 2,550 m de altitud sobre el nivel del mar (la erupción de 1980 le restó altura), y está ubicado a 154 km al sur de Seattle y a 85 km al noroeste de Portland, Oregón. La montaña es parte de la Cascade Range e inicialmente se conocía como Louwala-Clough que significa "montaña de fuego o humeante" en la lengua de los nativos locales, la tribu Klickitat. Recibió su actual nombre del diplomático británico Alleyne Fitzherbert, 1.er Barón de St Helens, quien era amigo de George Vancouver, un explorador que realizó un sondeo del área a finales del siglo XVIII. Este volcán es muy conocido por sus explosiones de cenizas y flujos piroclásticos.

Es muy reconocido por la catastrófica erupción del 18 de mayo de 1980. Esa erupción volcánica fue la más mortífera y económicamente destructora en la historia de los EE. UU. Sin embargo no fue la mayor en la historia de EE. UU.

57 personas murieron por la erupción y 250 casas, 47 puentes, 24 kilómetros de vías férreas y 300 kilómetros de autopista quedaron destruidos. La erupción causó una masiva avalancha de escombros, reduciendo su cumbre desde 2,950 m a 2,550 msnm y reemplazándola con un cráter en forma de herradura de 1,5 km de ancho (ver la sección de geología para más detalles). La avalancha de escombros de la erupción de 1980 fue de hasta 2,3 km3 en volumen, convirtiéndola en la mayor en la historia registrada. Sin embargo, la escala de su imagen palidece en comparación con avalanchas de escombros mucho mayores que han ocurrido en el pasado geológico de la Tierra.

Como la mayoría de otros volcanes en la Cascade Range, el monte Santa Helena es un gran cono de escombros compuesto de piedra de lava intercalada con ceniza volcánica, piedra pómez y otros depósitos. La montaña incluye capas de basalto y andesita por las que varias cúpulas de lava dacita han hecho erupción. La mayor de las cúpulas de dacita formó la anterior cumbre; otra formó la cúpula de Goat Rocks en el flanco norteño. Estas fueron destruidas en la erupción de 1980.

El monte Santa Helena es parte del Anillo de Fuego del Pacífico que incluye más de 160 volcanes activos.

Contexto geográfico y descripción[editar]

Fotografía tomada el 17 de mayo de 1980, un día antes de su más famosa erupción. Su silueta casi simétrica le valió el apodo de "El monte Fuji de Estados Unidos.

El monte Santa Helena está a 55 km en dirección oeste del monte Adams (Washington), que está en la parte este de las Cascade Range. Estas montañas volcánicas "hermanas" están cada una a unos 80 km del monte Rainier, el gigante de los volcanes de las Cascade. El monte Hood, el mayor pico volcánico más cercano en Oregón, está a unos 95 km al sudeste del monte Santa Helena.

El monte Santa Helena es geológicamente joven en comparación a otros grandes volcanes de las Cascades. Se formó sólo en los últimos 40.000 años, y el cono de la cumbre antes de 1980 comenzó a crecer apenas hace unos 2.200 años atrás. El volcán también es conocido por haber sido el más activo en las Cascades en los últimos 10,000 años.

Aún antes de su pérdida de altura, el monte Santa Helena no era el pico más alto de la Cascade Range. Su altitud lo convirtió sólo en el quinto pico más alto en el estado de Washington. Sin embargo, se erguía prominentemente frente a las colinas aledañas debido a su simetría y extensa cubierta de nieve y hielo en el cono antes de 1980, lo que le ganó el nombre del, "Fujiyama de América" o "monte Fuji de América". El pico se elevaba a más de 1.500 m por encima de su base, donde los flancos menores se fusionaban con las cadenas adyacentes. La montaña tiene una distancia de unos 9,5 km a lo largo de su base que está a una altitud de cerca de 1,34 km en el lado noreste y cerca de 1,22 km en el resto. En la línea boscosa (el límite de crecimiento de árboles) antes de la erupción, el ancho del cono era de unos 6,4 km. Hubo algo que quizás fue lo peor, el Monte Santa Helena al deslizarse toda la tierra y nieve que había en gran parte de él, esa tierra llegó al lago Spirit y causó un megatsunami de 250 metros de altura, fue el deslizamiento más grande registrado en la historia, se dice que si el monte Santa Helena estuviera en la costa o en medio del mar el derrumbe habría causado unos megatsunamis más grandes que Lituya de Alaska, alturas de montañas, hasta 1,000 metros o más 1,800 m.

Historia Humana[editar]

El primer avistamiento del monte Santa Helena de parte de los europeos fue por el Comandante George Vancouver de la Royal Navy y los oficiales del HMS Discovery el 19 de mayo, 1792, mientras sondeaban la costa norte del Océano Pacífico entre 1792 y 1794. Vancouver bautizó la montaña con el nombre del diplomático británico Alleyne Fitzherbert, 1.er Barón de St Helens el 20 de octubre de 1792, al avistarse cuando el Discovery entraba a la boca del río Columbia.

Años después la montaña recibió la visita de exploradores, comerciantes y misiones que escucharon versiones de un volcán en erupción en esa área. Mucho después, los geólogos e historiadores determinaron que la erupción ocurrió en 1800 y fue el inicio del Período de Erupción de las Goat Rocks, que se extendió por 57 años.

A finales de 1805 y comienzos de 1806, miembros de la Expedición Lewis y Clark divisaron el Santa Helena desde el río Columbia, pero no reportaron que estuviera ocurriendo alguna erupción o de que había habido alguna recientemente. Sin embargo, sí reportaron la presencia de arenas movedizas y obstrucción del canal en la boca del río Sandy (Oregón) cerca de Portland, Oregón, lo que sugería una erupción del monte Hood en algún momento en las décadas anteriores.

El primer testimonio confirmado de una erupción del Santa Helena fue realizado en marzo de 1835 por el Dr. Meredith Gairdner, quien entonces trabajaba para la Hudson's Bay Company emplazada en Fort Vancouver (el primer geólogo aparentemente vio el volcán 6 años después). El envió un informe al Edinburgh New Philosophical Journal, que publicó su carta en enero de 1836. James Dwight Dana de la Universidad Yale, mientras navegaba con la Expedición Wilkes, vio el pico (en ese momento tranquilo) desde las afueras de la boca del río Columbia en 1841. Otro miembro de la expedición describió posteriormente "lavas basálticas celulares" en la base de la montaña.

A finales del otoño o comienzos del invierno de 1842, pobladores y misioneros vieron la llamada "Gran Erupción". Se reportaron grandes nubes de cenizas para esta pequeña explosión en volumen a la que le siguieron explosiones suaves durante 15 años. Todas estas erupciones fueron probablemente explosiones freáticas. El reverendo Josiah Parrish en Champoeg, Oregón presenció una erupción del monte Santa Helena el 22 de noviembre, 1842. Las cenizas de esta erupción pudieron haber llegado hasta The Dalles, Oregón, 80 km al sudeste del volcán.

Antes de la erupción de 1980, Harry Truman, de 84 años y dueño de una posada, y que había vivido cerca de la montaña más de 50 años, se hizo famoso en el país cuando decidió que no evacuaría ante la inminente erupción, a pesar de los repetidos pedidos de las autoridades locales. Su cuerpo nunca fue hallado después de la erupción del 18 de mayo, 1980, que dejó un enorme cráter abierto al norte. En total, murieron o desaparecieron 57 personas. Si la erupción hubiera ocurrido un día después, cuando los leñadores estaban en sus labores, en vez de un domingo, la cifra de muertes habría sido mucho mayor.

El presidente de Estados Unidos Jimmy Carter evaluó los daños y expresó que parecía más desolado que un paisaje lunar. Un equipo de filmación, liderado por el cineasta Otto Seiber de Seattle, fue llevado en helicóptero al Santa Helena el 23 de mayo para filmar la destrucción. Sin embargo, sus brújulas comenzaron a dar vueltas y rápidamente se perdieron en la montaña. Una segunda erupción ocurrió el 25 de mayo, pero el equipo sobrevivió y fueron rescatados dos días después de la segunda explosión por pilotos de helicópteros de la Guardia Nacional. Sus filmaciones se convirtieron en el popular documental "La erupción del monte Santa Helena".

En 1982, el presidente Ronald Reagan y el Congreso de Estados Unidos establecieron el Mount St. Helens National Volcanic Monument, un área de 445 km2 alrededor de la montaña y dentro del Gifford Pinchot National Forest.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]