Megatsunami

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gráfico de un mega tsunami.

Megatsunami es un término informal utilizado para designar aquellos tsunamis cuyas olas superan con creces en altura a las de un tsunami que son provocados por terremotos. Los megatsunamis pueden alcanzar alturas de cientos de metros, viajar a más de 400 km/h por el océano y a diferencia de los tsunamis que rompen en la costa, los megatsunamis pueden romper decenas de kilómetros tierra adentro.

El último megatsunami conocido ocurrió en la isla Reunión. Los anteriores ocurrieron en las islas de Cabo Verde y en el archipiélago hawaiano. Debido a que ocurrieron en fechas muy remotas, no existen testimonios que narren su devastadora destrucción, ni posibilidad de saber el lugar y el momento donde se producirá el siguiente. La característica común se va acumulando en numerosas capas y da a las islas forma cónica. La erosión marina hace un trabajo minucioso en la base, por lo que un derrumbamiento tarda miles de años.

Los estudios colocan a la isla canaria de La Palma como la próxima en sufrir un derrumbamiento[cita requerida]. Dicha isla posee dos focos volcánicos estando sólo el volcán de Cumbre Vieja (al sur de la isla) activo en la actualidad. Los volcanes de La Palma poseen una característica poco común: en su interior albergan agua de lluvia almacenada durante miles de años, dándoles la característica de ser inestables. La última erupción ocurrió en 1949 y provocó un deslizamiento de tierra que abrió una zanja de 2 kilómetros de largo entre el este y oeste de la zona sur de La Palma.

La última erupción en la isla de La Palma ocurrió en 1971, el volcán Teneguía situado en el extremo sur de la isla. No existen datos científicos contrastables que permitan asegurar que las laderas de Cumbre Vieja se puedan deslizar en una próxima erupción. La zanja a la que se refiere el texto es una fisura provocada por la erupción de 1949, similares a las de otras erupciones históricas registradas en las islas. En todas las islas parte del agua de la lluvia que se infiltra, fenómeno que se ve favorecido por la gran permeabilidad de los terrenos volcánicos jóvenes. Las aguas subterráneas salen al exterior en la zona litoral, por las fuentes y, además aportan a través de galerías (túneles de varios kilómetros de profundidad y de 2x2 m. de sección), y pozos, la mayor parte del agua que se consume en las islas. El agua impregna la roca pero no inestabiliza por sí misma, solo desempeña un papel importante cuando un reservorio de agua entra en contacto con el magma aumentando la fuerza explosiva de la erupción.

Clases de megatsunami[editar]

Megatsunamis comprobados y supuestos[editar]

  • En 1963, un megatsunami artificial se produjo como consecuencia de un error humano en un dique de montaña en el norte de Italia. Una losa enorme de la ladera del monte Toc, en el norte de las montañas de Venecia, Italia, se desestabilizó como resultado del mal uso de materiales de resistencia y cayó sobre la presa de Vajont a una velocidad de 110 km/h, vaciando el 50% del agua en el plazo de 10 minutos. Esto produjo una oleada de 250 m que destruyó varias aldeas y mató a 2.000 personas. Notablemente, la mayor parte de la presa no sufrió desperfectos, aunque quedó inutilizada luego por la destrucción producida por el depósito de materiales y por el daño estructural a los mecanismos de su interior.
  • El 18 de mayo de 1980, la cumbre del monte Santa Helena, volcán del norte del estado de Washington, junto con unos 480 m de roca del mismo, se derrumbaron. La avalancha golpeó el Lago Spirit enviando un megatsunami de 250 m sobre el nivel del agua que tragó una gran cantidad de árboles costeros y los arrastró luego hacia el lago.
  • La geología sugiere que los megatsunamis generados por el derrumbamiento del flanco de una isla volcánica, su causa menos común, puedan ocurrir cada mil años. Su tamaño y energía pueden producir efectos devastadores, como cambiar estrepitosamente la geografía de la costa. El más reciente ocurrió hace aproximadamente 4.000 años en la isla de la Reunión, al este de Madagascar. Sin embargo, ningún megatsunami ha ocurrido en el océano Atlántico o en el Pacífico en épocas históricas. El derrumbe más reciente ocurrió en la isla de Ritter en 1888, pero generó solamente olas de 12 a 15 m, que, aunque mataron a 3.000 personas en las islas circundantes, no eran megatsunamis y no causaron devastación extensa.
  • Un tsunami reciente produjo olas de 40 m de altura generadas por el derrumbe del Krakatoa durante su erupción en 1883, que mataron a 36.000 personas en Java, Sumatra y las islas pequeñas alrededor de ellas.
  • El derrumbe de Santorini, durante su erupción cataclísmica hace alrededor 3.500 años, produjo una ola de 100 m, que se estrelló contra la costa norte de Creta después de viajar 70 km. Sin embargo, estos megatsunamis no se propagaron miles de kilómetros para causar daños más generalizados, lo cual creó una controversia sobre si las olas producidas por el colapso de islas navegan grandes distancias, de la misma manera que lo hacen los tsunamis.lo cual provoca derrumbes
  • En el mar de Noruega, Storegga causó un megatsunami hace 7.000 años.Terminó de inundar Doggerland. Las investigaciones geológicas extensas indican que el riesgo de que vuelva a ocurrir es mínimo.[4]
  • Hay evidencia de un megatsunami de agua dulce que ocurrió hace 10.000 a 20.000 años en Seton Portage, Columbia Británica, donde un pedazo enorme de la cordillera Cayoosh resbaló repentinamente al norte dentro de un gran lago que atravesaba el área de Lillooet, Columbia Británica cercana a Birken, en el valle o paso de Pemberton al sudoeste. El acontecimiento no se ha estudiado mucho en épocas modernas pero el protolago debió haber sido por lo menos tan profundo como sus dos mitades actuales, los lagos Seton y Anderson, sugiriendo que la ola creada por el derrumbe pudo haber sido comparable a la bahía de Lituya.
  • El 5 de noviembre de 2007 tuvo lugar en Juan del Grijalva, Chiapas un deslizamiento de tierra como consecuencia de las fuertes lluvias y que causó inundaciones en Chiapas y Tabasco, este deslizamiento provocó la destrucción de al menos 100 casas,3 los primeros informes fueron contradictorios, pues señalaban que el deslizamiento había sepultado al pueblo y causado por lo menos 30 muertos. Sin embargo posteriormente se ha aclarado que lo ocurrido fue que el deslizamiento de tierra proveniente de un cerro cayó sobre el río Grijalva, y provocó con ella una ola de al menos 50 metros de altura que golpeó al poblado destruyéndolo por completo.

Megatsunami como arma[editar]

En 1945 Nueva Zelanda y Estados Unidos probaron más de 3.700 bombas en junio de 1944 en el mar de Nueva Caledonia y Auckland para comprobar que la "bomba tsunami" era factible.[5] El objetivo era provocar olas gigantes y destruir la costa de diversas ciudades enemigas durante la Segunda Guerra Mundial.[5] Además, los resultados de las pruebas indicaron que para crear un tsunami de 10 metros capaz de destruir la costa de una ciudad enemiga eran necesarios dos millones de kilos de explosivos y una serie de diez explosiones a unos ocho kilómetros de la orilla.[5] [6] Los planes de la bomba fueron descubiertos por el autor y cineasta neozelandés Ray Waru, quien examinó varios archivos militares entre los archivos nacionales para su nuevo libro.

"Probablemente si la bomba atómica no hubiese funcionado tan bien, habríamos provocado tsunamis" "Es absolutamente increíble. Primero que alguien hubiese tenido la idea de desarrollar un arma de destrucción masiva basada en un tsunami... y que Nueva Zelanda la hubiese desarrollado hasta que funcionara"

Autor y cineasta neozelandés Ray Waru[6]

Recientemente, autores como Joe Vialls sugirieron que bombas tsunami habían sido usadas en eventos del siglo XXI.[7]

Véase también[editar]

Referencias y notas de pie[editar]

Notas aclaratorias
Notas al pie
  1. "Armageddon" Episodio 2.3 (2007) of Lost Worlds, The History Channel, fecha de emisión original: 15 de agosto de 2007. [1]
  2. Gersonde, Rainer; F. T. Kyte, T. Frederichs, U. Bleil, H.-W. Schenke, G. Kuhn, Frank T. (2005). «The late Pliocene impact of the Eltanin asteroid into the Southern Ocean – Documentation and environmental consequences». Geophysical Research Abstracts 7. 1607-7962/gra/EGU05-A-02449. http://www.cosis.net/abstracts/EGU05/02449/EGU05-J-02449.pdf. 
  3. Miller, D. J., 1960, Giant Waves in Lituya Bay, Alaska, Professional Paper no. 345-C. United States Geological Survey, Reston, Virginia.
  4. Bondevik, Stein; Dawson, Sue; Dawson, Alastair; Lohne, Øystein (5 August 2003). «Record-breaking Height for 8000-Year-Old Tsunami in the North Atlantic». EOS, Transactions of the American Geophysical Union 84 (31):  pp. 289, 293. doi:10.1029/2003EO310001. Bibcode2003EOSTr..84..289B. http://bora.uib.no/bitstream/1956/729/1/Bondevik-al-03-EOS.pdf. 
  5. a b c Proyecto SEAL:El Tsunami como arma
  6. a b EEUU y Nueva Zelandia probaron con éxito bomba que generaba un tsunami en la II Guerra Mundial
  7. ¿Orquestó Nueva York el Tsunami en Asia?
Bibliografía

Enlaces externos[editar]