Monstruo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Allegoria dell'immortalità (Alegoría de la inmortalidad ), por Giulio Romano.
El Jefe de la medusa por Peter Paul Rubens, alrededor del año 1618.

Un monstruo (del latín monstrum)[1] es un concepto muy amplio ligado a la mitología y la ficción. Se aplica a cualquier ser que presente características, por lo general negativas, ajenas al orden regular de la naturaleza. Los monstruos se describen como seres híbridos que pueden combinar elementos humanos, animales, y necrológicos, así como tamaño anormal, y facultades sobrenaturales. El término se reserva para seres que inspiran miedo o repugnancia. También suele utilizarse como descalificativo, para referirse a personas cuyos actos van en contra de los valores morales propios. Asimismo, puede usarse de modo positivo, para referirse a personas que descollan en alguna disciplina.

El Minotauro (1885), de George F. Watts

Mitología grecolatina[editar]

Los monstruos de la antigüedad clásica pertenecían al linaje de los dioses, por lo que la diferencia entre un ser divino o monstruoso se basaba más en su actitud hacia la humanidad que en sus características inherentes. Los monstruos más famosos son aquellos que se enfrentaron a los dioses y héroes de la leyenda. Pueden citarse el Minotauro, la hidra de Lerna, Tifón, las gorgonas, las sirenas, los cíclopes, y Escila. En las fábulas éstas figuras se presentan como antihéroes, representando la opresión, la tiranía, y la fuerza destructiva de la naturaleza.

Mitología escandinava[editar]

Los valores negativos están representados por los jotun, monstruos o gigantes muy emparentados con los dioses. Las definiciones son vagas y sus características se confunden. En general, se habla de gigantes de la escarcha, gigantes de las montañas, ogros, y brujas. Los más famosos son aquellos que se enfrentaron con los dioses (Tiazi, Hrungnir) y los que tendrán un papel central en el Ragnarok (Jörmundgander, Fenrir). Poseen muchos saberes relacionados a la magia y la naturaleza, lo que les permite tomar formas de animales.

Mitología celta[editar]

Se destacan como monstruos Banshee, Dullahan, Kelpie.

Tradición árabe[editar]

Las Mil y una noches registran efrits, guls, el ave roc, monos parlantes, y cierta especie de mujeres serpiente (similares a los nagas del Indostán), entre otros. A lo largo de las narraciones juegan un rol caótico, ayudando a los héroes o causándoles desventuras. No tienen un papel como antihéroes, ya que sus fuerzas están muy por encima de las humanas.

Galería[editar]

Los monstruos en la leyenda[editar]

Algunos de los más famosos son:

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Monstruo», artículo (avance de la vigesimotercera edición) en el Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española. Consultado el 2 de febrero de 2012.

Enlaces externos[editar]