Yōkai

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Yōkai.

Yōkai ("apariciones", "espíritus", "demonios", o "monstruos") son una clase de criaturas en la cultura japonesa que van desde el malévolo oni al travieso kitsune o la mujer pálida Yuki-onna. Algunos tienen partes animales y/o partes humanas (por ejemplo Kappa y Tengu). Los Yōkai son generalmente más poderosos que los seres humanos, y debido a esto, tienden a actuar con arrogancia sobre los mortales. Los Yōkai también tienen valores diferentes de los seres humanos, y cuando estos entran en conflicto pueden conducir a la enemistad. Ellos son generalmente invulnerables al ataque humano, pero pueden ser derrotados por monjes budistas con la bendición de Buda.

Algunos yōkai simplemente evitan a los seres humanos y así el problema que conllevaban; generalmente habitan en áreas aisladas lejos de viviendas humanas. Otros yōkai, sin embargo, deciden vivir cerca de asentamientos humanos conviviendo en buena armonía. Algunas historias cuentan que los yōkai crían con los humanos para tener han'yō, o “Humanos mitad demonios”. La mayor parte de estos cuentos comienzan como historias de amor, pero a menudo acaban con tristeza, resultado de los muchos obstáculos que tienen que afrontar los yōkai y los mortales en sus relaciones.

Estas criaturas han sido simbolizados en representaciones artísticas como la pintura, el teatro, hasta inclusive en el manga, anime y videojuegos.

Tipos[editar]

Hay una variedad amplia de Yōkai en el folclore japonés. En general, el Yōkai es un término amplio, y se puede utilizar para abarcar a todos los monstruos y seres supernaturales de manera uniforme, incluyendo a veces criaturas del folclore europeo (e.g., el bugbear inglés se incluye a menudo en folclore japonés de tal manera que algunos creen equivocadamente que es originario de dicho folclore).

Zoología Fantasmal[editar]

En Japón hay un gran número de animales que según el folklore poseen magia por si mismos. La mayoría de ellos cambian su forma y a menudo imitan a los humanos, en especial a las mujeres. Algunos de los animales conocidos como Yōkai son los siguientes:

Misceláneos[editar]

Hay un número incontable de ellos, y algunos son demasiados extraños como para encajar en alguna categoría. Éstos son generalmente la transformación de una cierta clase de perversión o de criaturas halladas en la vida común, o son enteramente nuevos tipos de goblin. Algunos ejemplos son el abura-sumashi, un goblin viejo, con aire satisfecho con cara de patata, que bebe el aceite; el ami-kiri, criatura que existe con el único propósito de cortar la red del mosquito; y el ushi-oni, demonio de la vaca que se representa a veces con el cuerpo de una araña gigante.

Transformaciones humanas[editar]

Yokai.

Hay una serie de Yōkai que eran seres humanos comunes que se transformaron en algo terrorífico y grotesco, usualmente por estados emocionales extremos como por ejemplo los celos. Un ejemplo de esto aparece en la película The Grudge. Otros ejemplos son rokurokubi, humanos capaces de alargar sus cuellos durante la noche; también ohaguro-bettari, que es una figura, generalmente femenina, que al mostrar su rostro presenta nada más que una boca ennegrecida; futakuchi-onna, una mujer con una boca extra sobre su cabeza; y dorotabō, el cadáver viviente de un granjero, que frecuenta su tierra abusada.

Oni[editar]

Uno de los aspectos más bien conocidos del folclore japonés es el Oni, que es una clase de ogro de la montaña, representado generalmente con la piel roja, azul, marrón o negra, dos cuernos en su cabeza, una boca ancha llenada de colmillos, y no usa ropa, solo su piel de tigre. Lleva a menudo una maza de hierro o una espada gigante. Oni se representa sobre todo como mal, pero puede de vez en cuando ser la encarnación de una fuerza natural ambivalente. Al igual que los obake, se asocian a la región noreste.

Tsukumogami[editar]

Tsukumogami es una clase entera de Yōkai y obake, que comprenden a los artículos ordinarios de una casa que han venido a la vida en su cumpleaños número cien. Esta clasificación virtualmente ilimitada incluye Bakezouri (sandalias de la paja), Karakasa (viejos paraguas), Kameosa (viejos tarros de sake) y Morinji-ningu'n-kama (las calderas del té).

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]