Masacre de Rincón Bomba

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Masacre de Rincón Bomba
Lugar Las Lomitas
provincia de Formosa
Argentina Bandera de Argentina
Blanco(s) pilagás
Fecha Entre el 10 y 30 de octubre de 1947 Hace ya 66 años, 11 meses y 26 días
Tipo de ataque asesinato
Arma(s) ametralladoras
Muertos más de 1000[1]
Perpetrador(es) oficiales de la Gendarmería Nacional Argentina
Motivo sublevación

Se conoce con el nombre de Masacre de Rincón Bomba o Genocidio pilagá[cita requerida] al hecho de genocidio ocurrido en octubre de 1947, hace ya 67 años y 15 días, en el paraje Rincón Bomba, cerca de la población de Las Lomitas en la actual provincia de Formosa, que en ese tiempo se denominaba Territorio Nacional de Formosa. Allí cientos de indígenas pilagás fueron atacados con ametralladoras por la Gendarmería Nacional Argentina . Los documentos hallados en archivos del Ministerio del Interior de la Nación prueban que las fuerzas de la Gendarmería Nacional fueron movilizadas por el Ministro de Guerra y Marina, Humberto Sosa Molina y que el Ministro del Interior Angel Borlenghi fue debidamente informado. El 16 de octubre de un avíón despegó de la base militar de El Palomar en Buenos Aires para sumarse a la represión. Este hecho es mayormente ignorado por los historiógrafos en Argentina.

Demanda judicial[editar]

Después de más de 60 años una demanda iniciada por los abogados Julio García y Carlos Alberto Díaz en nombre del pueblo pilagá y contra el Estado nacional fue presentada el 1 de abril de 2005 en el Juzgado Federal de Formosa, en la que reclaman un resarcimiento económico.[2] Esta demanda de características inéditas en el derecho argentino, fue fundada en el principio de la imprescriptibilidad de los crímenes de lesa humanidad, calidad que los reclamantes atribuyen al hecho. El juez federal Mario Bruno Quinteros ordenó que un forense trabaje en la búsqueda de restos humanos.[3]

Las excavaciones autorizadas por el juez federal lograron encontrar 27 restos humanos en el paraje La Felicidad.[4]

Hechos[editar]

En el centro del Territorio Nacional de Formosa durante la primavera de 1947, un hombre pilagá llamado Tonkiet acaparó la atención de miles de personas que se reunieron en el paraje de La Bomba atraídos por su prédica. Las familias viajaron desde los parajes más distantes para escuchar las novedosas noticias sobre un Dios hasta entonces desconocido y experimentar el poder de la palabra escrita en la Biblia, un libro al que este “hombre que curaba sin cobrar” recurría en sus sesiones terapéuticas. Durante los primeros días de octubre los gendarmes y más tarde un funcionario de la Dirección de Protección al Aborigen, dependiente de la Secretaría de Trabajo y Previsión intentaron infructuosamente desalojar a los pilagá y despejar el paraje. El 10 de octubre por la tarde, efectivos de la Gendarmería Nacional, dispararon con fusiles y ametralladoras pesadas contra la multitud. Para esa fecha por resolución del Poder Ejecutivo, la Gendarmería había migrado de la égida del Ministerio del Interior a la del Ministerio de Guerra quedando bajo las órdenes del MInistro de Guerra y Marina: Humberto Sosa Molina. Esta migración de la Gendarmería estaba contemplada en la ley 12.545, para casos que comprometieran “el orden interno”. De acuerdo a los testimonios de los sobrevivientes, la matanza y la persecución de las familias por el monte se extendieron durante semanas.Según documentos Secretos y Reservados enviados desde el Ministerio de Guerra y recibidos por el Ministerio del Interior, el 16 de octubre mientras las patrullas se movían en tierra, un avión Junker de la Fuerza Aérea despegó desde El Palomar en Buenos Aires, hizo una parada en Resistencia donde se le colocó una ametralladora y se dirigió a Formosa para colaborar en la represión. Durante la primera mitad del mes un número indeterminado de adultos y niños murieron debido a las heridas, a la sed y el hambre y en otros fusilamientos. Durante la segunda mitad del mes se multiplicaron las capturas, se utilizó la violación como arma y se asesinó no sólo a adultos sino también a niños. Quienes fueron capturados con vida fueron llevados a su destino final en las Colonias Indígenas de Francisco Muñiz y Bartolomé de las Casas a donde se los redujo a trabajar como peones bajo lavigilancia de la Gendarmería.

Novela «Rincón Bomba» (2009)[editar]

Subtitulada "Lectura de una matanza", la novela del escritor formoseño Orlando Van Bredam narra -a manera de lectura colectiva-, la confesión de uno de los militares que actuó en la matanza de 1947, dada a una estudiante universitaria, y a partir de la cual se genera una situación compleja en la que tienden a entrecruzarse lo místico ritual -a través de las expresiones y leyendas aborígenes- con el devenir doméstico de cualquier ciudadano, y una trama de conspiración, representada por un tipificado descendiente del asesino. Si bien la novela no hace sino tomar como punto de referencia la masacre, el devenir discursivo construye una lectura del acontecimiento (propone un "nosotros" narrativo, que bordea lo mayestático) para los lectores potenciales, reflexionando sobre el acto mismo de leer y apuntando a la indagación sobre el hecho. Acorde al estilo de los últimos trabajos del autor, se puntualiza la narración como una construcción reflexiva del discurso, y no sólo de la historia.

Documental «Octubre Pilagá» (2010)[editar]

"Octubre Pilagá, relatos sobre el silencio" es un documental que revela hechos deliberadamente ocultos, sin ser una película sobre el pasado, sino un vehículo para entender el presente. Es una película hecha de retazos de memorias personales en que las víctimas, sus hijos y testigos de la zona dan cuenta de una historia que urge conocer y asumir: la del genocidio de los pueblos originarios de la Argentina. Octubre Pilagá se aleja de la vacilación y presenta hechos históricos que por primera vez son contados por sus protagonistas, confrontando sus memorias con los diarios de la época y la documentación oficial que justificó, tergiversó y luego ocultó la masacre. Su objetivo es dar a conocer los hechos e interpelar a una sociedad que aún no se debatido los crímenes cometidos contra los pueblos originarios.[5] [6]

Referencias[editar]

  1. «Marcha indígena hacia Plaza de Mayo. A 82 años de la masacre de Napalpí y por la matanza de Rincón Bomba. Reclamaron justicia por esas dos causas y que se termine la usurpación de tierras»,, artículo de Sibila Camps en el diario Clarín (Buenos Aires) del 20 de julio de 2006. Consultado el 7 de mayo de 2012. «Se calculan más de 1000 víctimas».
  2. La masacre de Rincón Bomba, artículo de Arturo M. Lozza.
  3. Red de Estudios en Genocidio y Política Indígena de Argentina Historia de la Crueldad Argentina: Julio A. Roca y el genocidio de los pueblos originarios, coordinado y prologado por Osvaldo Bayer, con artículos desarrollados por la Red de Estudios en Genocidio y Política Indígena de Argentina. Buenos Aires: El Tugurio, 2010. https://es-es.facebook.com/RedDeInvestigadoresEnGenocidioyPoliticaIndigena
  4. Página 12
  5. Video de la película Octubre pilagá.
  6. Octubre Pilagá

Enlaces externos[editar]

+ http://apaprensa.com.ar/fallecio-seechole-la-superviviente-al-genocidio-argentino-al-pueblo-pilaga-en-1947/