Ley del embudo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se conoce como ley del embudo a una expresión acuñada popularmente para denunciar una injusticia surgida en alguna confrontación o disputa. El mandato único de esta ley puede resumirse en: "La ley del embudo/lo estrecho para otros/lo ancho para uno" (refrán), en referencia a la forma del embudo. En países con síntomas de cleptocracia se tiende a legislar aplicando tal práctica.[1]

Es una locución muy común en los países de habla hispana.

Es una "ley" contraria a los principios de igualdad ante la ley y de equidad; el uso de esta locución, en algunos casos, puede llevar implícita una crítica contra los poderes fácticos.

Usos de la expresión[editar]

Embudo.

Argentina[editar]

En Argentina también se aplica a una situación específica, que se expresa en palabras vulgares como "(la ley del embudo), la más linda con el más boludo" y otras variantes en las que se busca la rima con la palabra "embudo", por ejemplo "(la ley del embudo), la más fuerte con el más pelotudo", etc. En España se usa la expresión: "Siempre me toca bailar con la más fea". También en estos y en otros casos parecidos es muy común utilizar la frase: "El que no tiene padrinos, no se bautiza" o con "los mandamientos del mundo / se reducen a dos: / quítate tú / que me ponga yo".

Colombia[editar]

En Colombia ha tomado parte de la identidad del Movimiento 19 de abril y de su fundador Jaime Bateman Cayón.[2]

España[editar]

En España se ha comenzado a usar el término por las formas de legislar, el modelo burocrático estatal, y desde la aparición de inmensos casos de corrupción generalizada con el bipartidismo, considerado en ocasiones defensor de la cleptocracia.[3] [4]

Perú[editar]

En el Perú ha empezado a usarse de manera abstracta, es decir, sin saber específicamente su significado real, pero inconscientemente se usa para describir alguna clase de desigualdad.

En la cultura popular[editar]

La ley del embudo en el Martín Fierro[editar]

Cita:

"La ley es tela de araña,
y en mi ignorancia lo explico,
no la tema el hombre rico,
no la tema el que mande,
pues la rompe el bicho grande
y sólo enrieda a los chicos.

Es la ley como la lluvia,
nunca puede ser pareja,
el que la aguanta se queja,
más el asunto es sencillo,
la ley es como el cuchillo,
no ofende a quien lo maneja.

Le suelen llamar espada
y el nombre le sienta bien,
los que la manejan ven
en dónde han de dar el tajo,
le cae a quién se halle abajo,
y corta sin ver a quién.

Hay muchos que son doctores,
y de su ciencia no dudo,
mas yo que soy hombre rudo,
y aunque de esto poco entiendo
diariamente estoy viendo
que aplican la del embudo".

Martín Fierro. José Hernández.

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]