Hollywood: Departamento de homicidios

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Hollywood Homicide»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Hollywood Homicide
Título Hollywood: Departamento de homicidios
Ficha técnica
Dirección
Guion Robert Souza
Ron Shelton
Música Alex Wurman
Montaje Barry Peterson Paul Seydor
Protagonistas Harrison Ford
Josh Hartnett
Lena Olin
Bruce Greenwood
Isaiah Washington
Lolita Davidovich
Master P
Kurupt
Lou Diamond Phillips
Dwight Yoakam
Martin Landau
y Robert Wagner
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
Año 2003
Género cine policíaco, cine de acción y Buddy film
Duración 116 min.
Idioma(s) inglés
Compañías
Distribución Columbia Pictures
Presupuesto $75 millones
Recaudación $51 142 659
Ficha en IMDb

Hollywood: Departamento de homicidios (Hollywood Homicide) es una película de comedia y acción estadounidense del año 2003 protagonizada por Harrison Ford y Josh Hartnett.

La película también cuenta con Lena Olin, Lolita Davidovich, Martin Landau, Bruce Greenwood, Isaiah Washington, Lou Diamond Phillips, Keith David, Gladys Knight, Master P, André Benjamin en papeles secundarios, y con Eric Idle haciendo un cameo. Fue escrita por Robert Souza y Ron Shelton, dirigida por Shelton y producida por Lou Pitt.

La película está basada en la experiencia real de Souza, que era un el Detective de homicidios en la División de Hollywood del Departamento de Policía de Los Ángeles y un segundo empleo como agente de bienes raíces en sus últimos diez años en el trabajo.

Trama[editar]

El sargento Joe Gavilan (Ford) es un Detective de homicidos de Hollywood con problemas financieros, que desde hace varios años ha tenido un segundo empleo como agente de bienes raíces. Su compañero es K. C. Calden (Hartnett), un agente mucho más joven que enseña yoga por otro lado y quiere ser actor.

El dúo es comisionado a investigar los asesinatos de cuatro hombres, miembros de un grupo de rap llamado H2OClick que fueron asesinados a tiros en un club nocturno por dos asaltantes desconocidos. Mientras investigan, los detectives descubren que hubo un testigo que escapó desapercibido. Gavilan se distrae por un negocio de bienes raíces que se avecina, que puede ser la clave para salir de deudas, mientras que Calden persigue sus sueños de actuar al tratar de atraer agentes cazatalentos.

Desconocido para los detectives, Antoine Sartain (Washington), el manager de H2OClick, hace eliminar a su jefe de seguridad por los dos asesinos a sueldo que había contratado para llevar a cabo los asesinatos de H2OClick. Gavilan y Calden al principio habían creído que los asesinatos estaban relacionados con pandillas, pero Gavilan ve los cuerpos de los asesinos a sueldo en el tanatorio y concluye que murieron a manos de otra persona.

Gavilan se entera por una agente encubierto (Phillips) haciéndose pasar por una prostituta, que el compositor de H2OClick, un hombre llamado K-Roc, ha desaparecido. Gavilan cree que es el testigo del asesinato. Resulta difícil localizar a K-Roc cuando no pueden determinar su verdadero nombre. Se revela más tarde que K-Roc es Oliver Robideaux, el hijo de Olivia Robideaux (Knight) una ex cantante de Motown.

La llegada del teniente Bernard "Benny" Macko (Greenwood) de Asuntos Internos en la sede, inquieta a Gavilan -— ellos tienen una mala historia desde que Gavilan demostró que estaba equivocado en un caso de hace años. El interés amoroso de Gavilan, la psíquica Ruby (Olin), solía salir con Macko, que tiene la intención de quitarle la insignia a Gavilan, yendo tan lejos como para tratar de incriminarlo.

Gavilan y Calden forman un vínculo más estrecho. Calden revela que su padre Danny Calden, también un policía, había sido misteriosamente asesinado a tiros durante una operación encubierta que salió mal. El socio del viejo Calden en el momento, Leroy Walsey, estaba implicado en el asesinato, pero posteriormente fue puesto en libertad por falta de pruebas.

K-Roc es seguido hasta su casa, donde Olivia Robideaux insiste en la inocencia de su hijo y afirma que Antoine Sartain, el manager del grupo, fue el verdadero culpable. Sartain había estado malversando dinero de H2OClick, cuyos miembros se enteraron y amenazaron con contratar abogados para anular sus contratos. Sartain contrató a los asesinos a sueldo como una "lección" para todos los clientes de su compañía discográfica. También resulta que el jefe de seguridad de Sartain no es otro que Leroy Walsey, y que Macko estaba confabulado con él.

Los detectives se preparan para arrestar a Walsey y a Sartain, pero no los pueden localizar. Gavilan pide la ayuda de Ruby, quien, después de una breve sesión de meditación, lo lleva a él y a Calden a una tienda de ropa de Beverly Hills. Sartain y sus hombres, incluyendo a Walsey, sucede que pasan por la tienda, y Gavilan y Calden los siguen en una persecución de coches salvaje por las calles de Los Ángeles.

Después de un accidente, y un tiroteo posterior en frente al Teatro Chino de Grauman, Gavilan atrapa a Sartain, mientras que Calden persigue a Walsey. Durante una lucha, Gavilan se las arregla para lanzar a Sartain desde la parte superior de un edificio, causándole la muerte. Mientras tanto, Calden atrapa a Walsey en un callejón, y Walsey apunta con un arma a Calden. Walsey admite haber matado al padre del detective. Calden utiliza su talento de actuación para rogar y suplicarle a Walsey que le perdone la vida, distrayendo a Walsey lo suficiente, justo cuando está por apretar el gatillo, para que Calden golpee el arma y hiera a Walsey con su arma. Superando su deseo de matar al hombre que asesinó a su padre, Calden lo arresta.

Gavilan y Calden se reúnen como los agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles se meten en la escena en el fondo. Macko aparece y pide la detención de los dos agentes, pero Macko es arrestado por su asociación con Walsey y Sartain.

Con el caso cerrado, Gavilan y Ruby (con un vestido que compró en esa tienda de ropa) asisten a una producción de Un tranvía llamado Deseo, en la que Calden promueve sus ambiciones interpretando a Stanley Kowalski. Se supone que Gavilan ha logrado negociar el acuerdo de bienes raíces. Los dos policías al final, sin embargo, reciben llamados desde la central, haciendo que se vayan en mitad de la obra.

Reparto[editar]


Recepción[editar]

La película no fue bien recibida por los críticos. En el sitio web de revisión de películas Rotten Tomatoes, tiene un índice de aprobación del 30% basado en los 155 comentarios críticos.[1] Uno de los pocos principales críticos que dio una noticia positiva fue Roger Ebert, que le dio a la película 3 estrellas de 4.[2]

Taquilla[editar]

La película no tuvo un buen desempeño en la taquilla, cubriendo sólo $ 51 millones de su presupuesto de 75 millones de dólares. Se abrió en el número 5 y recaudó 11.112.632 dólares en el primer fin de semana. La película concluyó su taquilla después de 12 semanas, recaudando 30.940.691 dólares en Canadá y los Estados Unidos y $ 20.201.968 en otros mercados de todo el mundo con un total de $ 51.142.659.[3]

Referencias[editar]

  1. «Hollywood Homicide (2003)». Rotten Tomatoes. Consultado el 02-08-2009.
  2. Ebert, Roger (13-06-2003). «Hollywood Homicide Review». Chicago Sun-Times. Archivado desde el original el 2009-08-02. Consultado el 02-08-2009.
  3. «Hollywood Homicide (2003)». Box Office Mojo. Consultado el 02-08-2009.

Enlaces externos[editar]