Gulbudin Hekmatiar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


Gulbudin Hekmatiar (en pastún: ګلبدین حکمتیار; n. en Imam Sahib, 1947) es un líder muyahidín afgano, jefe de la facción Hezbi Islami.

Como todos los muyahidines (fundamentalistas islámicos), participó de las operaciones terroristas contra la República afgana y la URSS. Posteriormente se destacó como uno de los señores de la guerra en los caóticos años 90. Actualmente, participa de la guerra contra las fuerzas de la OTAN.

Biografía[editar]

Primeros años[editar]

Gulbudin Hekmatiar nació en 1947 en el distrito de Imam Sahib de la provincia de Kunduz, norte de Afganistán, miembro de la tribu kharoti de los pastunes ghilzai.[1]

Inició sus estudios superiores en la Academia Militar Mahtab Qala en 1968, pero fue expulsado debido a sus opiniones políticas dos años más tarde.[2] En 1970, ingresó en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Kabul, con lo que se ganó su apodo de «Ingeniero Hekmatiar», a pesar de no haber completado sus estudios.[3] En 1972 fue expulsado por haber asesinado a un compañero universitario militante de una organización maoísta, Saidal Sojandan. Encarcelado, fue liberado en 1973 tras el golpe de Estado del general Mohammed Daud Khan.

Lucha contra el régimen de Daud[editar]

Estandarte de Hezbi Islami, organización política armada fundada por Gulbudin Hekmatiar en 1975.

Daud inició tensiones con Pakistán, al reclamar amplias porciones territoriales (el Pastunistán completo), mientras reprimía a los fundamentalistas locales.

Los gobiernos de Estados Unidos, Reino Unido y Pakistán comenzaron el entrenamiento, en la Provincia de la Frontera del Noroeste, de fundamentalistas opuestos a Daud, entre los cuales estuvo Gulbudin Hekmatiar.[4]

El extremismo religioso en Afganistán estaba dividido, principalmente entre dos facciones: Jamiati Islami, dirigida por Burhanuddin Rabbani, que buscaba tomar el poder mediante la infiltración en la sociedad y el aparato estatal, y Hezbi Islami, dirigida por Hekmatiar, que propugnaba una rápida insurrección violenta. Las autoridades pakistaníes confiaron en Hekmatiar y le apoyaron en una rebelión en octubre de 1975, que fue un rotundo fracaso.[5]

Tanto Jamiati Islami como el Hezbi Islami de Hekmatiar tenían en los campos de refugiados afganos en Pakistán una sólida estructura política, incluyendo el funcionamiento de cárceles así como la aplicación de leyes impuestas por ellos, todo bajo la protección de las autoridades pakistaníes. Esta situación seguiría existiendo hasta el día que los muyahidines (combatientes de la «guerra santa») se hicieron con el control de Afganistán, en 1992.[6]

Lucha anticomunista[editar]

En 1978 tuvo lugar en Afganistán una revolución comunista, por lo que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos inició la «Operación Ciclón», multiplicando su apoyo a los fundamentalistas, entre ellos Hekmatiar y su banda, que recibieron cientos de millones de dólares.[7]

En 1979, Gulbudin Hekmatiar entró en contacto con Jafizulá Amín, primer ministro de Afganistán, quien dio un golpe de Estado. Ambos llevaron a cabo acciones de desestabilización con el objetivo de abolir la República Democrática y establecer un Estado islámico, del cual Hekmatiar sería jefe de gobierno y Amín jefe de Estado.[8]

En 1979, el dirigente Mulavi Younas Jalis se separó de Hekmatiar y estableció su propia Hezbi Islami, conocida como Hezbi Islami Jalis, con su base en Nangarhar. Los que se quedaron con Hekmatiar pasaron a ser conocidos como los Hezbi Islami Gulbudin.

En los últimos días de 1979 la URSS envió un continge limitado de ayuda militar a Afganistán a pedido del Consejo Revolucionario, lo cual fue catalogado por EE. UU. de «invasión», por lo cual este país intensificó aún más su ayuda a los muyahidines en la guerra civil.

Hekmatiar y su banda fueron acusados de numerosas atrocidades durante el conflicto: robar recursos (dinero y medicamentos) destinados a civiles por Médicos Sin Fronteras, asesinato de periodistas y activistas extranjeros solidarios con civiles, docentes y ciudadanos afganos opuestos a los muyahidines.[9] [10]

Como todos los líderes de las facciones muyahidines, Hekmatiar saboteaba a los otros comandantes fundamentalistas.[11] [12]

Hekmatiar también se financió con el tráfico de drogas y con dinero del gobierno de Arabia Saudita.[13] [14]

Durante esta guerra, el gobierno de la República usaba a Gulbudin Hekmatiar como un ícono de barbarie, incluso llegando a influir en la cultura popular: cuando se buscaba asustar a un niño, se decía «¡Cuidado, que viene Gulbudin!» (de manera similar al cuco).[15]

En 1990, se alió con el general traidor Sahnavaz Tanai para dar un golpe de Estado contra el presidente Mohammad Najibulá, plan que fracasó.

Guerra entre los muyahidines[editar]

En abril de 1992, la República fue finalmente derrotada y las facciones muyahidines pasaron a controlar todo el territorio del país, así como a enfrentarse entre sí buscando extender su influencia.

El Hezbi Islami de Hekmatiar entró en sangrientos combates con el Jamiati Islami especialmente en Kabul, lo cual dejó la ciudad arrasada y decenas de miles de muertos y centenares de miles de desplazados. En 1994, Hekmatiar se unió a la milicia del general Dostum para derribar al gobierno de Rabbani y Masud, pero falló en el intento.

Paralelamente, en el sur de Afganistán comenzó a tomar fuerza la facción de los Talibanes, liderada por el mulá Omar, veterano de la guerra anticomunista. Hekmatiar se vio atrapado entre las fuerzas de Rabbani y las de Omar y entonces pactó con Rabbani, quien lo nombró Primer Ministro. Desde este cargo, Hekmatiar endureció el ya de por sí fanático religioso gobierno de Afganistán, que fue expulsado de la capital por el avance talibán en septiembre de 1996.

Hekmatiar abandonó el país en 1997, trasladándose a Irán, donde residió hasta 2002, cuando fue expulsado por el gobierno iraní por su oposición a la intervención de la OTAN en Afganistán en 2001.

Guerra contra la OTAN[editar]

Gulbudin Hekmatiar y los vestigios de su organización fueron acusados por el gobierno de Estados Unidos de dar apoyo al grupo paramilitar Al-Qaeda, así como a la resistencia talibán, lo cual fue negado por el acusado.

Desde 2008, Hekmatiar es señalado como uno de los líderes insurgentes, al notarse un aumento de la influencia y de ataques de Hezbi Islami.[16]

Referencias[editar]

  1. Muhammad Tahir: «Gulbuddin Hekmatyar's Return to the Afghan Insurgency». The Jamestown Foundation. 29 de junio de 2008.
  2. Omid Marzban: «Gulbuddin Hekmatyar: From Holy Warrior to Wanted Terrorist». The Jamestown Foundation. 21 de septiembre de 2006.
  3. Borovik, Artyom, The Hidden War, 1990. International Relations Publishing House, URSS.
  4. Kleveman, Lutz. The New Great Game: Blood And Oil In Central Asia. Grove Press. p. 239. ISBN 978-0-8021-4172-9.
  5. Roy, Olivier (1992). Islam and resistance in Afghanistan. Cambridge: Cambridge University Press. p. 76. ISBN 978-0-521-39700-1.
  6. Omid Marzban: «Shamshatoo Refugee Camp: A Base of Support for Gulbuddin Hekmatyar». 24 de mayo de 2007. The Jamestown Foundation.
  7. Peter Dale Scott: The Road to 9/11: Wealth, Empire and the Future of America (September 2007, ISBN 978-0-520-23773-5), p. 129.
  8. Nadra, Rodolfo (1980). «Operación de Pinzas». Afganistán desde Afganistán. Buenos Aires: Fundamentos. pp. 50, 51. 
  9. Kaplan, Robert: Soldiers of God: With Islamic Warriors in Afghanistan and Pakistan, New York : Vintage Departures, 2001, p. 170.
  10. «Two US journalists reported killed in Afghanistan»; Christian Science Monitor, 28 de octubre de 1987.
  11. Sikorski, Radek: «Afghanistan revisited - civil war between mujaheddin factions». National Review. 23 de agosto de 1993.
  12. Maley, William (2002). The Afghanistan wars. Palgrave Macmillan. p. 176. ISBN 978-0-333-80291-5.
  13. Entrevista con Alfred Mc Coy, 9 de noviembre de 1991, por Paul DeRienzo.
  14. Bergen, Peter L., Holy war, Inc.: inside the secret world of Osama bin Laden, New York : Free Press, c2001., p. 69.
  15. G. H. (07/03/1990). «Todos, contra Kabul». El País. Consultado el 14 de octubre de 2011. 
  16. Muhammad Tahir: «Gulbuddin Hekmatyar's Return to the Afghan Insurgency». The Jamestown Foundation. 29 de junio de 2008.


Predecesor:
Ahmad Shah Ahmadzai

Primer Ministro de Afganistán

1996-1997
Sucesor:
Abdul Rahim Ghafoorzai
Predecesor:
Abdul Sabur Farid Kuhestani
Primer Ministro de Afganistán
1993-1994
Sucesor:
Arsala Rahmani