Guerra civil afgana (1992-2001)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Guerra Civil Afgana (1992-2001)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Guerra Civil Afgana
(1992-2001)
Guerra civil afgana
Kabul during civial war of fundamentalists 1993-2.jpg
El centro de Kabul, en ruinas. 1993.
Fecha 1992-2001
Lugar Afganistán
Conflicto Los muyahidines derrotaron a los comunistas e inmediatamente comenzaron a luchar entre ellos.
Resultado Aunque los talibanes lograron prevalecer en la mayor parte del territorio, en 2001 fueron derrocados por la OTAN. La guerra continúa.
Beligerantes
Flag of Jamiat-e Islami.svg Jamiati Islami
Shura-i Nazar
Harakat-i Islami
Ittehad-i Islami
Hezb-i Wahdat (hasta dic. 1992)
Junbish-i Milli (1992-94)
Hezbi Islami.svg Hezbi Islami
Hezb-i Wahdat (desde dic. 1992)
Junbish-i Milli (desde 1994)
Bandera de Afganistán Talibán
Flag of Jihad.svg Al Qaeda
Comandantes
Flag of Jamiat-e Islami.svg Burhanuddin Rabbani
Flag of Jamiat-e Islami.svg Ahmad Sah Masud
Hussain Anwari
Abdul Rasul Sayyaf
Abdul Ali Mazari (hasta dic. 1992)
Karim Khalili (hasta dic. 1992)
Abdul Rashid Dostum (hasta 1994)
Hezbi Islami.svg Gulbuddin Hekmatyar
Abdul Ali Mazari (desde dic. 1992)
Karim Khalili (desde dic. 1992)
Abdul Rashid Dostum (desde 1994)
Bandera de Afganistán Mohammed Omar
Flag of Jihad.svg Osama Bin Laden
Flag of Jihad.svg Ayman al-Zawahiri
Bajas
Aprox. 50.000 civiles muertos.[1]

Entre 1992 y 2001 Afganistán sufrió una guerra civil inmediata a la anterior, que es incluida en el largo conflicto interno de este país asiático.

Esta guerra envolvió a las numerosas facciones fundamentalistas islámicas (conocidos desde los '80 como muyahidines), enemistadas entre sí por disputas de poder o diferencias étnicas o religiosas, en menor medida.

Antecedentes[editar]

Los muyahidines fueron entrenados, armados, pertrechados y financiados por Estados Unidos a través de agentes de la CIA y de la dictadura pakistaní del general Zia-ul-Haq desde 1978-79 para que luchen contra el gobierno marxista afgano. Esa guerra civil, que incluyó participación del Ejército Soviético, terminó en abril de 1992 con la derrota final de la dictadura afgana y la toma de la capital Kabul por las facciones muyahidines y el ejército del general Dostum (antiguo oficial comunista que se había cambiado de bando y en esta guerra dirigió la única facción no-extremista).

Las facciones islamistas habían firmado el Acuerdo de Peshawar (en Pakistán, pues los jefes yihadistas vivían en este país mientras se desarrollaba la guerra civil en el vecino Afganistán) a principios de 1992 para repartirse el poder del «Estado Islámico de Afganistán», nuevo nombre del país.

Sucesos[editar]

1992[editar]

Mapa simplificado del control de regiones afganas por las milicias más importantes:      Junbish-i Milli     Hezbi Islami (rayado los sectores que respondían a Jalis y no a Kekmatiar)     Jamiati Islami     Harakat-i Islami     Ittehad-i Islami     Facciones chiítas

El objetivo inmediato del gobierno del Estado Islámico fue reprimir a las facciones que no habían subscrito el Acuerdo de Peshawar: Hezbi Islami de Hekmatyar (respaldado por Pakistán), Wahdat de Mazari (respaldado por Irán) y Junbish de Dostum (respaldado por Uzbekistán).

Los milicianos de Jamiati Islami y Shura-i Nazar entraron en la capital con el visto bueno del Gral. Mohammad Nabi Azimi y el Comandante de la Guarnición de Kabul Gral. Abdul Wahid Baba Jan. Los generales comunistas habían aceptado entregar la ciudad para que no sufriera daños, habida cuenta que la guerra ya estaba perdida.[2] Para el 27 de abril todas las principales facciones islamistas habían llegado a la ciudad y al día siguiente partió al exilio el último presidente, Abdul Rahim Hatef.[3]

La facción Hezbi Islami había sido expulsada de la ciudad, pero aún la tenía a alcance de su la artillería, y pronto comenzaron a disparar decenas de miles de cohetes. Más tarde comenzaron a tirotearse con las fuerzas de Dostum en el barrio Shashdarak. Los días 5 y 6 de mayo la ciudad fue bombardeada con artillería pesada. El 23 de mayo, a pesar de un alto el fuego, los hombres de Dostum atacaron a los de Hekmatyar.

Las conversaciones de paz se reanudaron el 25 de mayo y la facción Jamiati Islami se comprometió a darle el puesto de primer ministro a Hekmatyar, pero a los pocos días, éste trató de matar al jefe de Estado Sibghatullah Mojaddedi.[3] Para el 30 de mayo los combates se intensificaron, con la muerte de miles de civiles y la destrucción de la ciudad.[2]

Mapa de la situación de Kabul y alrededores en 1992:      Shura-i Nazar     Ittehad-i Islami     Junbish-i Milli     Hezb-i Wahdat     Hezbi Islami

En junio de 1992 Burhanuddin Rabbani, líder de Jamiati Islami, se convirtió en jefe de Estado. Esta facción y Shura-i Nazzar eran las que tenían mejores posiciones estratégicas en la ciudad. Shura-i Nazzar se benefició de la artillería abandonada por los milicianos de Jamiati Islami. Los barrios más castigados por los bombardeos de las fuerzas de Hekmatyar fueron Hood Khil, Qala-e Zaman Khan y los alrededores de la prisión Pul-i Charkhi. Para el 10 de junio las fuerzas de Dostum incrementaron los ataques a las posiciones de Hezbi Islami.[4]

En esos meses se incrementó la lucha en el oeste de Kabul entre la milicia chiíta Wahdat (apoyada por Irán) y la wahabita Ittihad (apoyada por Arabia Saudita). El Gral. Nabi Azimi, que había sido nombrado gobernador provincial por los muyahidines, relata que esos combates comenzaron el 31 de mayo, cuando cuatro miembros de la dirección de Wahdat fueron asesinados cerca de los silos de Kabul. Posteriormente, Haji Shir Alam, comandante de Ittihad, sufrió un intento de asesinato.[5] Entre junio y julio los combates, así como las masacres y atrocidades, fueron feroces.

En la madrugada del 10 de agosto Hezbi Islami atacó en tres direcciones: Chelastoon, Darulaman y la montaña Maranjan. El 13 de agosto, Deh Afghanan fue atacada con bombas de racimo. En respuesta a esto, Shura-i Nazar bombardeó con aviación Kart-i Naw, Shah Shaheed y Chiilsatoon.

En noviembre, las fuerzas de Hekmatyar cortaron la electricidad de la ciudad, suspendiendo también el suministro de agua, pues éste dependía del primero. También impidieron que los convoyes de alimentos llegaran a la ciudad. El 23 de noviembre, el ministro de alimentación Sulaiman Yaarin informó que los almacenes de alimentos y combustible de la ciudad estaban vacíos.

A finales de 1992, Hizbi Wahdat se retiró oficialmente del gobierno y abrió negociaciones secretas con Hezbi Islami. En diciembre, Rabbani pospuso la convocatoria de una shura para elegir al próximo presidente. El 29 de diciembre, Rabbani fue elegido como presidente. También es notable en este mes la solidificación de una alianza entre el Hezb-i Wahdat y Hezbi Islami contra Jamiati Islami. Wahdat también se unió a Hezbi Islami y aseguró Darulaman mientras continuaban atacando a las zonas de Jamiati Islami.[6]

1993[editar]

El 3 de enero de 1993, Burhanuddin Rabbani, líder de Jamiati Islami, juró formalmente como presidente del Estado Islámico. Sin embargo, la autoridad de Rabbani se mantuvo limitado a sólo una parte de Kabul y el resto de la ciudad y del país quedó dividido entre las facciones de milicias rivales. El 19 de enero, un breve alto el fuego se rompió cuando Hezbi Islami atacó con cohetes desde su base en el sur de la ciudad bajo la supervisión del comandante Toran Kahlil.[7] Las luchas continuaron durante todo ese mes y el siguiente. Jamiati Islami y sus aliados contraatacaron en la llamada «Operación Afshar» (por el nombre de la base de Hezb-i Wahdat), que ocurrió los días 10 y 11 de febrero.

En marzo tuvo lugar un acuerdo, promovido por Pakistán y Arabia Saudita, en el que Rabbani y Hekmatyar acordaron compartir el poder, pero fracasó por las diferencias en torno al cargo de ministro de defensa de Masud.

1994[editar]

La guerra cambió dramáticamente en enero de 1994. Dostum, por diferentes razones, se unió a las fuerzas de Hekmatyar. Hezbi Islami, junto con sus nuevos aliados de Wahdat y Junbish-i Milli, lanzó la «Campaña Shura Hamaghangi» contra las fuerzas de Jamiati Islami. Durante este tiempo, Hezbi Islami fue capaz de hacer uso de la fuerza aérea de Junbish-i Milli, tanto en los bombardeos de las posiciones de Jamiati Islami y como para el reabastecimiento de sus soldados; así como mantener el control del centro de la ciudad. Sin embargo, para finales de año estaban a la defensiva y habían perdido la mayor parte de sus bastiones.

Paralelamente, la ciudad de Mazari Sharif pasó de manos de Jamiati Islami a las de las fuerzas de Dostum.

En agosto tuvo lugar el levantamiento talibán: el mulá Mohammad Omar ajustició a varios señores de la guerra e inició la marcha hacia Kandahar, que fue tomada con una batalla entre octubre y el 5 de noviembre de 1994. Inmediatamente, el Movimiento Talibán se hizo con el control del sur del país, bajo la promesa de traer paz y con el decisivo apoyo económico y militar de Pakistán.

Referencias[editar]

  1. Reflection of RAWA sit-in in some Pakistani newspapers
  2. a b Afghanistan Justice Project (2005). «Casting Shadows: War Crimes and Crimes Against Humanity, 1978-2001.» (en inglés) pág. 65. Consultado el 24 de julio de 2011.
  3. a b Human Rights Watch (2005). «Blood Stained Hands: Past atrocities in Kabul and Afghanistan's Legacy of Impunity.» (en inglés). Consultado el 24 de julio de 2011.
  4. Jamilurrahman, Kamgar (2000). Havadess-e Tarikhi-e Afghanistan 1990-1997. Peshawar: Markaz-e Nashrati.  pp. 66-68. 
  5. Mohammaed Nabi Azimi, «Ordu va Siyasat», pág. 606.
  6. Afghanistan Justice Project, pág. 71.
  7. Afghanistan Justice Project, pág. 67.

Enlaces externos[editar]