Human Rights Watch

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Logotipo de Human Rights Watch

Human Rights Watch (HRW, Observatorio de Derechos Humanos) es una de las organizaciones no gubernamentales (ONG) líderes en el mundo dedicada a la investigación, defensa y promoción de los derechos humanos. Su sede se encuentra en Nueva York, EE. UU., y cuenta con oficinas en Beirut, Berlín, Bruselas, Chicago, Ginebra, Johannesburgo, Los Ángeles, Moscú, París, San Francisco, Tokio, Toronto y Washington, DC.[1]

Human Rights Watch - Historia y campañas[editar]

Antecedentes[editar]

Kenneth Roth, director ejecutivo habla durante la 44 Conferencia de Seguridad de Múnich en 2008.

Human Rights Watch comenzó en (1976) con la creación de Helsinki Watch, cuyo objetivo era ayudar a los grupos ciudadanos formados en todo el bloque soviético a verificar el cumplimiento gubernamental de los Acuerdos de Helsinki de 1975. Conforme la organización creció, se crearon los Comités de Observación (Watch Committees) para cubrir otras regiones del mundo. En 1988, la organización adoptó formalmente el nombre de Human Rights Watch. Robert L. Bernstein era el presidente de la organización y es uno de los fundadores originales, así como Jeri Laber, entre otros. Advancing Human Rights

Perfil: defensa de los derechos humanos básicos[editar]

Seguidora de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Human Rights Watch se opone a las violaciones de derechos humanos básicos, que incluyen la pena capital y la discriminación basada en la orientación sexual. Human Rights Watch defiende las libertades en relación con los derechos humanos fundamentales, tales como la libertad de religión y de prensa.

Human Rights Watch produce informes de investigación sobre violaciones de normas internacionales de derechos humanos, obedeciendo a la Declaración Universal de los Derechos Humanos y a lo que percibe como otras normas de derechos humanos aceptadas internacionalmente. Estos informes son utilizados como base para denunciar ante la comunidad internacional los abusos y presionar a los gobiernos y a las organizaciones internacionales a efectuar reformas. Los investigadores realizan misiones para descubrir los hechos en situaciones sospechosas y generar cobertura periodística en la prensa local e internacional. En sus informes, Human Righs Watch ha abordado cuestiones como la discriminación social y de género, tortura, la utilización de niños por parte de ejércitos, corrupción política, abusos en los sistemas de justicia criminal, y la legalización del aborto. Human Rights Watch documenta e informa sobre violaciones a las leyes de la guerra y al derecho internacional humanitario.

Cada año, Human Rights Watch otorga el Premio a los Defensores de Derechos Humanos a activistas del mundo entero que demuestran liderazgo y valentía para defender los derechos humanos. Los galardonados trabajan con Human Rights Watch en investigar y exponer abusos a los derechos humanos.[2]

Human Rights Watch fue una de seis ONG internacionales que fundaron la Coalición para erradicar el uso de niños soldados en 1988. También co-presidió la Campaña internacional para prohibir las minas terrestres, una coalición global de grupos de la sociedad civil que abogó exitosamente para introducir el Tratado de Ottawa, un tratado que prohíbe el uso de minas antipersonas.

Human Rights Watch es miembro fundador del Intercambio Internacional por la Libertad de Expresión, una red global de organizaciones no gubernamentales que monitorea la censura alrededor del mundo.

Human Rights Watch cuenta con una planta laboral de 230 trabajadores pagados, y un presupuesto de más de US$30 millones de dólares al año.[3]

El actual director ejecutivo de Human Rights Watch es Kenneth Roth, quien ha mantenido esta posición desde 1993. Roth es egresado de las universidades de Yale y Brown. Su padre huyó de la Alemania Nazi en 1938. Roth empezó a trabajar en derechos humanos después de la declaración de la ley marcial en Polonia en 1981, y posteriormente se involucró en asuntos en Haití.[4]

Temas específicos y campañas de HRW[editar]

Publicaciones de HRW[editar]

Human Rights Watch publica informes sobre una variedad de temas[5] y compila informes anuales ("Informe Mundial") donde presenta una visión general de la situación de los derechos humanos en el mundo.

Human Rights Watch ha publicado extensamente sobre el Genocidio de Ruanda de 1994[6] y los conflictos en la República Democrática del Congo.

Comparación con Amnistía Internacional[editar]

Human Rights Watch y Amnistía Internacional son las dos únicas organizaciones internacionales de derechos humanos de Occidente que operan en todo el mundo en la mayoría de las situaciones de opresión o abuso grave. Aunque son aliados cercanos, los dos grupos desempeñan funciones complementarias, lo que supone una división del trabajo. Las principales diferencias radican en la estructura y métodos de los grupos para promover el cambio. Amnistía Internacional es una organización de masas. Su instrumento de promoción principal es la movilización de sus miembros. Los principales productos de Human Rights Watch son sus investigaciones dirigidas a las situaciones de crisis y sus amplios informes, mientras que Amnistía cabildea y escribe informes detallados, pero también se ocupa de campañas para el envío de cartas por parte de las masas, y aboga por la liberación de los "presos de conciencia". Human Rights Watch cabildea abiertamente para que otros gobiernos tomen acciones específicas contra los infractores de los derechos humanos, incluso nombrando a personas específicas para su detención, o para que se impongan sanciones contra algunos países. Recientemente pidió imponer sanciones punitivas contra los principales dirigentes en Sudán que han supervisado una campaña de matanzas en Darfur. El grupo también ha pedido la liberación de los activistas de derechos humanos que han sido detenidos en Sudán.[7]

Su documentación de violaciones de los derechos humanos a menudo incluye extensos análisis de las raíces políticas e históricas de los conflictos en cuestión, algunos de los cuales han sido publicados en revistas académicas. Los informes de Amnistía Internacional, por el contrario, tienden a contener menos análisis, y se centran en abusos de derechos específicos.

Hay algunas pequeñas diferencias en la política: por ejemplo, Human Rights Watch cree que las mujeres deberían tener el derecho a llevar un velo[8] mientras que Amnistía no tiene una política sobre esta cuestión.

Críticas a HRW[editar]

Human Rights Watch fue acusada en 2008 por parte del gobierno de Venezuela a través de sus ministros de Relaciones Interiores y Exteriores, Tarek El Aissami y Nicolás Maduro respectivamente, de estar "inmiscuyéndose ilegalmente en los asuntos internos" del país suramericano, por lo que sus representantes fueron expulsados del país.[9] [10] Por su parte el entonces ministro de Comunicación e Información y presidente de TeleSUR, Andrés Izarra, calificó a Human Rights Watch como "una fachada de la injerencia estadounidense en Venezuela" y les acusó de estar al servicio de "los intereses más bastardos de la oligarquía venezolana al servicio de los intereses imperiales".[11]

En mayo de 2014 los premios Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y Mairead Maguire junto con un centenar de profesores de Estados Unidos y Canadá solicitaron a Human Rights Watch que tomara medidas concretas para afianzar la independencia de la organización ya que sus más altos directivos tenían relación directa con el Partido Demócrata, con el gobierno de Estados Unidos y también con la Agencia Central de Inteligencia (CIA). La carta se dirigía al director de HRW Kenneth Roth y se solicitaba el fin de las puertas giratorias entre dichas instituciones y HRW. Entre los personajes relacionados con dichas instituciones estaban Miguel Díaz (ex-analista de la CIA en la década de los 90 y ahora es funcionario del Departamento de Estado), Tom Malinowki, Miles Frechette y Michael Shifte que tendrían vínculos directos con el Partido Demócrata.[12] [13] El 3 de junio HRW respondió argumentando que su preocupación está fuera de lugar.[14] El 8 de julio de nuevo los dos premios Nobel junto a otros volvieron a solicitar a HRW la destitución de sus puestos en HRW a personas relacionadas con el gobierno de EE.UU así como la expulsión del exsecretario general de la OTAN, Javier Solana, de la junta directiva de HRW.[15]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Preguntas frecuentes». Human Rights Watch.
  2. [1],Human Rights Watch
  3. Estado financiero,Human Rights Watch
  4. Biografía de Kenneth Roth,Human Rights Watch
  5. Publicaciones,Human Rights Watch
  6. Informe genocidio en Ruanda,Human Rights Watch
  7. Grupo de DD.HH. informa sobre activistas detenidos en Sudán
  8. http://www.hrw.org/en/reports/2009/02/25/discrimination-name-neutrality-0 Discrimination in the Name of Neutrality
  9. http://www.lahojadearena.com/revista/2013/06/promover-la-injusticia-la-parcialidad-de-human-rights-watch/
  10. Venezuela expulsó a director de HRW por agredir a las instituciones democráticas
  11. Ministro Izarra: HRW es una fachada de la injerencia estadounidense
  12. Premios Nobel de la Paz piden a HRW medidas para "afianzar" su independencia, La Jornada, México, 13 de mayo de 2014
  13. Ver la carta original en inglés: Nobel Peace Laureates to Human Rights Watch: Close Your Revolving Door to U.S. Government, en Global Research, 12 de mayo de 2014, consultado el 25 de julio de 2014
  14. Letter to Nobel Laureates, Dear Mr. Pérez Esquivel and Ms. Maguire..., HRW, 3 de junio de 2014
  15. Nobel Peace Laureates Slam Human Rights Watch's Refusal to Cut Ties to U.S. Government, Human Rights Watch's affiliation with ex-CIA and NATO officials generates perverse incentives and undermine its reputation for independence, en alternet.org, 8 de julio de 2014

Enlaces externos[editar]

Página de Human Rights Watch
Noticias de prensa relacionadas con Human Rights Watch
Páginas críticas con Human Rights Watch