Revolución de Saur

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Revolución de Abril
Stamp of Afghanistan (1979) - Saur Revolution.jpg
«La Gran Revolución de Abril es fruto de la lucha de clases». Imagen de una estampilla afgana conmemorando el primer aniversario; muestra el tanque de Watanjar convertido en monumento y la bandera roja sobre el palacio.
Contexto del acontecimiento
Fecha 27 de abril de 1978
Sitio Kabul, Afganistán
Impulsores Nur Muhammad Taraki, Jafizulá Amín, Abdul Qadir, Mohammad Aslam Watanjar
Motivos Asesinato del dirigente comunista Mir Akbar Kaibar; arresto de los otros líderes del PDPA.
Influencias ideológicas de los impulsores Marxismo-leninismo
Gobierno previo
Gobernante Mohammed Daud Khan
Forma de gobierno República de Daud
Gobierno resultante
Gobernante Nur Muhammad Taraki
Forma de gobierno República Democrática de Afganistán
[editar datos en Wikidata ]

La Revolución de Saur fue una revolución comunista ocurrida en Afganistán en 1978. Saur es el nombre del segundo mes del año en el calendario persa utilizado en Afganistán. También se conoce a este acontecimiento como Revolución de Abril (mes en el cual ocurrió según el calendario gregoriano).

Antecedentes[editar]

Durante décadas, los soviéticos proveyeron de materiales y cursos de instrucción a las Fuerzas Armadas de Afganistán, que se vieron influídas por el marxismo.

En 1973 la monarquía había sido derrocada y tomó el poder Mohammed Daud Khan. El nuevo presidente pronto comenzó a enfrentarse al Partido Democrático Popular de Afganistán (PDPA, marxista), que inicialmente había sido su aliado.

En Afganistán alrededor del 97% de las mujeres y del 90% de los hombres eran analfabetos; alrededor del 5% de los propietarios poseían más del 50% de las tierras fértiles;[1] sobre 17 millones de habitantes había 35 mil obreros pero 250 mil mulás; escasas industrias y carreteras; la esperanza de vida era de 40 años, la mortalidad infantil del 25% y la mitad de los niños morían antes de los cinco años;[2] la mitad de la población sufría tuberculosis, una cuarta parte malaria[3] y la desnutrición y el hambre eran comunes.[4]

En 1979, en la edición de enero de Problemas de la Paz y el Socialismo, un miembro del PDPA describió la situación anterior a la Revolución:

«Las masas estaban dispuestas a rebelarse. El nivel de vida cayó de forma espectacular. Más de un millón de afganos emigraron a Irán. La legitimidad del gobierno se vio sacudida mal a los ojos del pueblo, las órdenes no se cumplían... Un hecho importante fue que estuvimos trabajando con la gente entre 13-14 años para ser un movimiento popular. Antes de la revolución, nuestro Partido ya era una fuerza formidable con 50 mil miembros y más simpatizantes, y ésto dio miedo al régimen.»[5]

Ya en 1970-72 había habido levantamientos campesinos y para comienzos de 1978 se vivía un clima de agitación, producto de la escasez de alimentos.[6] A diferencia de otros países feudales como Arabia Saudita, Afganistán tenía un vibrante movimiento comunista clandestino.[7]

Eventos[editar]

El 17 de abril de 1978, Mir Akbar Kaibar (a veces escrito Khyber), destacado militante del PDPA, fue asesinado por agentes del régimen de Daud en la prisión de Pul-i-Charkhi, en Kabul. Hubo una manifestación de protesta espontánea de más de 10.000 personas.[8] Luego, los dirigentes del PDPA fueron encarcelados, incluyendo a Nur Muhammad Taraki y Babrak Karmal. Esta acción generó protestas civiles pacíficas que fueron reprimidas por la policía con el saldo de más de doscientos muertos.[9] Sin embargo, Jafizulá Amín estuvo durante las cinco primeras horas bajo arresto domiciliario, dándole la oportunidad de ordenar un levantamiento de las Fuerzas Armadas (Amín trabajaba con los militares por disposición del Partido).

El levantamiento comenzó el día 27 en el Aeropuerto Internacional de Kabul y se extendió al resto de la ciudad en las siguientes veinticuatro horas. Además de los militares profesionales, colaboraron milicias populares.[10] En la noche del 27 al 28 de abril unidades militares irrumpieron en el palacio en el corazón de Kabul. Con la ayuda de la fuerza aérea las tropas sublevadas vencieron la resistencia de la Guardia Presidencial. Daud murió durante el ataque.

Un ex-alto funcionario del gobierno de Daud relata los últimos días del régimen:

«A principios de 1978, Daud estaba decidido a poner fin al problema irritante del PDPA. Para agarrar el asunto de la cabeza, Daud planeó la muerte de Mir Akber Khyber, probablemente la personalidad más popular en Kabul y un miembro destacado del PDPA. La idea era sacar a la superficie a todos los dirigentes en el día de duelo público, detenerlos y tratar con ellos más tarde. Mir Akber Khyber, fue asesinado el 18 de abril de 1978. El 26 de abril, por la mañana temprano, Taraki, Karmal y otros líderes importantes del PDPA fueron arrestados y enviados a la cárcel. Esto provocó la revolución que puso fin a la dinastía Mohammadzai.[11]

[...] Habíamos subestimado el papel de todos los amigos del PDPA con los oficiales militares clave. De hecho, todos estábamos en una reunión de gabinete con Daud en el mismo día de la revolución. Estábamos hablando de varios posibles contingencias. Entonces, cuando estábamos tomando un pequeño descanso, un soldado entró en la habitación y le dio a Daud un pedazo de papel. Él lo leyó, lo metió en el bolsillo del pantalón y salió de la habitación. Pensamos que se había ido al baño. Más tarde nos enteramos de que estaba espiando afuera para ver lo que pasaba cerca de la enorme puerta del castillo real. Después regresó a la habitación, un oficial entró y pasó otra hoja de papel a un ministro. Este documento, que pasó de mano en mano contenía un mensaje conciso: "Hay una serie de tanques fuera de la puerta principal."

Daud fue al teléfono, pero pronto descubrió que él estaba hablando con el comandante que había enviado a los tanques. Los guardias tomaron posiciones en la parte superior del castillo y muy pronto comenzaron a pelear. Se dispersaron en desorden cuando los aviones se unieron a la refriega. No nos sorprendió especialmente cuando un oficial y una docena de soldados entraron en la habitación donde nosotros, los ministros, y Daud, su hermano Naim, y sus familias nos habíamos reunido. El oficial nos dijo que nos rindiéramos. Nos ordenó levantar las manos y separarnos en dos grupos, uno integrado sólo por los miembros de la familia real. De éste, todos ellos, incluyendo a Daud, fueron alineados contra la pared y fusilados.»[12]

El Cnel. Abdul Qadir tomó el mando del país, hasta el día 30, cuando se lo traspasó voluntariamente a Taraki. Cientos de miles de personas festejaron en las calles la victoria de la Revolución.[4] [13] A pesar de que por radio se pedía que la población permaneciese en sus hogares, muchos jóvenes salieron y adornaron con flores los tanques y las armas de los soldados.[14]

Nuevo régimen[editar]

La puerta del palacio el 28-4-1978.

El gobierno marxista de Taraki inició un programa de reformas que eliminó la usura (de la que se beneficiaron once millones de campesinos), inició una campaña de alfabetización (por primera vez en las escuelas se enseñó en las lenguas nativas de los alumnos y también asistían mujeres), implantó una muy radical reforma agraria,[15] Separación Religión-Estado, eliminó el cultivo del opio, legalizó los sindicatos y estableció una ley de salario mínimo.

El gobierno de Taraki también promovió la igualdad de derechos para las mujeres: permiso de no usar velo, permiso de transitar libremente y conducir automóviles, abolición de la compra de mujeres,[1] integración de mujeres al trabajo y a estudios universitarios, así como a la vida política con cargos públicos.

Estados Unidos vio la situación como una oportunidad única para debilitar a la URSS, y el movimiento esencialmente marcó el final de la era de la distensión iniciada por el ex Secretario de Estado Henry Kissinger. En 1978, los estadounidenses comenzaron a formar insurgentes y establecer emisiones de propaganda para Afganistán desde Pakistán.[16] A principios de 1979, oficiales estadounidenses comenzaron a reunirse con los líderes insurgentes para determinar sus necesidades.[17] De acuerdo con el entonces Consejero de Seguridad Nacional Zbigniew Brzezinski, la ayuda de la CIA a los insurgentes en Afganistán fue aprobado en julio de 1979.[18] Brzezinski dijo que la ayuda a los mujaidines, que se inició bajo la administración Carter con la intención de provocar la intervención soviética, fue impulsado de manera significativa en la administración Reagan, que se había comprometido a hacer retroceder activamente la influencia comunista en el Tercer Mundo.

Supuesto patrocinio soviético[editar]

En un discurso pronunciado el 9 de abril de 1979, Taraki dijo:

«No ha habido fuerzas externas participando en la Revolución de Abril. Afganistán no importó ni exportó su Revolución... Puso en marcha un nuevo curso de la construcción de una sociedad libre de la explotación del hombre por el hombre.»[8]

Muchos informadores occidentales argumentaban que la Revolución afgana fue realizada por orden o patrocinio de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Sin embargo, la revista Time admitía el 28 de enero de 1980:

«El golpe de Estado marxista en el que Nur Muhammad Taraki derrocó a Daud en abril de 1978 sorprendió a los soviéticos tanto como a los americanos. La inteligencia occidental no ha sido capaz de encontrar la impresión del dedo ruso en el escenario de "la Revolución de Abril".»[8]

El gobierno soviético había tenido excelentes relaciones con la monarquía y las tuvo luego con el régimen de Daud; no quería un cambio drástico de relaciones sociales en ese país, le interesaba mantener el status quo.[1] Por eso no intervino en la preparación de la Revolución y sólo la apoyaron una vez que había tomado el poder.

Otros datos[editar]

  • El aniversario de la Revolución era en Afganistán una importante celebración, con desfiles cívicos y militares.
  • Este evento le dio nombre a la mayor condecoración del Afganistán socialista, la Orden de la Revolución de Abril.
  • También le dio nombre a un periódico, el Haqiqat-e Inquilab-e Saur («Verdad de la Revolución de Abril»), de alcance nacional. A mediados de los '80 tenía una tirada de 50.000 ejemplares.[19]

Referencias[editar]

  1. a b c Afghanistan: Why the Russian bureaucracy invaded, by Ted Grant, 1980; introduction by Alan Woods, 2001.
  2. Red Army in Afghanistan.
  3. Women’s Rights in Afghanistan, by Stephen Gowans.
  4. a b Revolution and counterrevolution in Afghanistan
  5. Resumen de la historia de la revolución y la contrarrevolución en Afganistán (en ruso).
  6. A review of history of revolution and counterrevolution in Afghanistan
  7. Imperialism's interest in Afghanistan, por Ella Rule, 2001.
  8. a b c Is misery Afghanistan’s destiny?, by Lal Khan.
  9. Nadra, Rodolfo (1980). «La república feudal». Afganistán desde Afganistán (1ª edición). Buenos Aires: Fundamentos. p. 17. 
  10. Nadra, Rodolfo (1980). «En abril, tanques y flores». Afganistán desde Afganistán (1ª edición). Buenos Aires: Fundamentos. p. 18. 
  11. Daud era de la familia real, príncipe, y aunque formalmente presidente, era considerado en Afganistán como un monarca más.
  12. "Saur Revolution", en el sitio web Memories of Afghanistan (en inglés).
  13. Afganistán: un vistazo a dos décadas de guerra y miseria', por Cecil Marie Cancel.'
  14. Dumnova, Yenia (1985). «XI. La Revolución de Abril marca el inicio». En Clavijo, Pedro. Afganistán. Historia y lucha de un pueblo. Bogotá, Colombia: Ediciones Instituto de Intercambio Cultural Colombo-Soviético. p. 136. 
  15. La lucha de clases en la sociedad afgana en la segunda mitad del siglo XX (en ruso).
  16. Tim Weiner, Blank Check: The Pentagon’s Black Budget. Warner Books, New York, 1990, p. 149.
  17. Cables clasificados del Departamente de Estado, entre los documentos encontrados en la toma de la Embajada de EE. UU. en Teherán el 4 de noviembre de 1979 y publicados bajo el título Documents from the Den of Espionage; vol. 29, p. 99.
  18. Vincent Javert: Interview with Brzezinski. La Nouvelle Observateur, Paris, 15–21 January 1998, p. 76.
  19. Hela Världen i Fakta '86. Stockholm: Bonnier Fakta Bokförlag, 1985, p. 10.

Enlaces externos[editar]