Gorditas de horno

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las gorditas de horno son un alimento tradicional mexicano elaborado a base de maíz, derivados de la leche de vaca, manteca de puerco y azúcar.

Se preparan básicamente en el medio rural en forma artesanal, con recetas tradicionales que pasan de una generación a otra. Son muy solicitadas en las fiestas del día de muertos y es muy común enviarlas como regalos de los habitantes del campo a sus familiares que se encuentran en la ciudad o en el extranjero, ya que duran varios días e incluso mejoran su sabor. Pueden consumirse frías o calientes.

La denominación «gorditas de horno» procede de que para su cocción se requiere de un horno que generalmente es alimentado por leña, que es la que les da la sazón.

Elaboración[editar]

Horno para cocer gorditas en Nogalitos de la Cruz, Localidad de San Luis potosí, México.

Se elaboran con maíz fresco cocido con agua y cal en forma de nixtamal, que después se lava para molerse, preferentemente en un molino operado en forma manual para que la pasta quede esponjosa y no muy remolida . En algunos lugares el maíz también se muele en metate, que es de donde se obtiene un producto con una consistencia ideal para la preparación de la masa, que se revuelve únicamente con jocoque, sin agua y solo con una cucharadita de carbonato por cada kilo de masa, agregándole queso (tres piezas por kilo de masa) —preferentemente seco de varios días— o cuajada también molida. Se añaden así mismo la manteca y el azúcar o piloncillo, según el gusto.

Del producto obtenido de esa revoltura se hacen las gorditas a mano, dándoles forma generalmente ovalada, y se meten al horno acomodadas en una hoja de lámina en la que caben nueve o diez gorditas según el tamaño. Algunas personas hacen gorditas con figuras aludiendo a los difuntos del día de muertos, destacando algún detalle como una oreja, un bigote, su panza, sus ojos o detalles sobresalientes del familiar recordado. Para la cocción es necesario contar con un horno o panadero alimentado generalmente con carbón o leña seca, que puede ser de mezquite, pino o huizache dependiendo de la región. Se debe contar también con una pala, que generalmente es de madera, donde se colocarán las hojas de lámina en las que se ponen las gorditas antes de meterlas al horno. A dichas hojas se les pone previamente un poco de manteca de puerco para que no se peguen al tiempo de cocerlas. El proceso de cocción depende de la habilidad y la práctica del encargado del horno o panadero.

Variedad de gorditas de horno[editar]

Gorditas de horno típicas

Los tipos de gorditas dependen de los gustos, pero pueden ser saladas o dulces con azúcar o con piloncillo. Algunas personas les ponen canela, anís, menta o levadura, aunque las más conocidas y tradicionales son las más sencillas, hechas con azúcar o piloncillo.

Tipos de hornos[editar]

Aunque en la actualidad también se utilizan hornos eléctricos o estufas de gas, estos hacen que el producto pierda calidad. Las gorditas de horno originales solo son elaboradas en hornos de piedra, de ladrillo, de tierra o de adobe y siempre se hornean leña o carbón.

Referencias[editar]