Leche agria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Leche agria
Leche agria 02.jpg
Plato con Leche agria
Tipo de producto Lácteos
Producido por Indefinida
Distribuido por Comiderías locales
Ingredientes Leche fermentada
[editar datos en Wikidata]

La leche agria es un lácteo preparado mediante la fermentación de la bacteria lactobacillus. No existen referencias históricas de dónde nació, algunos historiadores afirman que en la India se consumía hace más de 3.500 años.

Existen formas más sofisticadas de fermentación láctea, como es el caso del yogourt y el kéfir de las regiones caucásicas, similares en textura, pero se trata de un tipo diferente de bacteria causante de la fermentación, y este fenómeno afecta al gusto.

La leche agria como tal, se consume alrededor del mundo en países como Alemania, Finlandia, Nicaragua, Noruega, Polonia, Suecia y en Estados Unidos en donde el buttermilk es muy similar, pero la leche agria tiene algo más de consistencia (es coagulada); cada uno de ellos con sus propias costumbres y formas de ingerirla.

En alemán es conocida como sauermilch o dickmilch; en sueco, como filmjölk; en noruego como surmelk o kulturmelk y en finlandés, piimä o viili.

En Finlandia es común tomarla de bebida durante las comidas, del mismo modo que se toma el agua en otros países.

La leche agria se vende en pequeños recipientes similares a los yogures ó vasos descartables. En algunos países puede llegar a envases de cerca de un litro. Este producto se emplea igual que el yogur para ser servido en el desayuno junto con cereales, muesli o copos de maíz. El sabor está muy en conjunción con otras frutas ácidas como, por ejemplo, las fresas.

En Nicaragua[editar]

Es muy seguro que la leche agria fue traída a continente americano por los españoles, pues antes de la Conquista en estas tierras no se consumía la leche, mucho menos los productos lácteos y estos fueron un legado de la gastronomía de los españoles quienes además introdujeron el ganado vacuno.

Aun cuando no sea autóctona nicaragüense, en Nicaragua, donde es producida y vendida de la misma manera que se encuentra la leche común y corriente, se puede conseguir durante todo el año. La más popular es la de fabricación casera. También hay de fabricación industrial (empresas lácteas Parmalat y La Perfecta).

En todo el país, la leche agria es considerada un plato base para el desayuno mañanero o la merienda a media mañana. Suele comerse acompañada solamente con una tortilla de maíz o un bollo de pan según el gusto personal. [1] También, puede ser incorporada sobre el gallo pinto o los frijoles cocidos o fritos, a manera de crema.

En la ciudad de Managua existen lugares especializados en la venta exclusiva de este producto lácteo[2]

En todas las ciudades y pueblos nicaragüenses se pueden encontrar temprano en las mañanas a vendedores ambulantes de leche agria con tortilla con su puñadito de sal que el comensal agrega a su gusto.

Durante los fines de semana, se consume bajo la creencia de que restaura el organismo después de los excesos de bebidas alcohólicas (ron, cerveza, cususa) y otros desenfrenos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]