Erminio Blotta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Erminio Blotta
Erminio Blotta (1925).jpg
Erminio Blotta a los 32 años aproximadamente
Nombre Erminio Antonio Blotta Mainieri
Nacimiento 8 de noviembre de 1892
comuna de Morano Cálabro,
provincia de Cosenza,
región de Calabria,
Reino de Italia Bandera de Italia
Fallecimiento 23 de enero de 1976 (83 años)[1]
ciudad de Rosario,
provincia de Santa Fe,
República Argentina Bandera de Argentina
Nacionalidad argentino
Ciudadanía argentino
Educación autodidacta
Ocupación escultor
Partido político anarquista
Creencias religiosas ateo
Cónyuge Carmen de Jesús Prieto
Hijos Herminio Edgar (1919-2010),
Elio Antonio (1922-1997),
María Alba (1926-),
Beatriz Carmen Betty (1933-),
Claudio Artemio (1936-),
María Evelina (1938-1938, que fallecería de pocos meses de edad).
Padres Anna Filomena Mainieri y
Giovanni Juan Blotta
Notas
Era ciego del ojo derecho.
[editar datos en Wikidata ]

Erminio Blotta (Morano Cálabro, 8 de noviembre de 1892Rosario, 23 de enero de 1976)[1] fue un escultor autodidacta rosarino de origen calabrés.

Nacimiento en Calabria[editar]

Erminio Blotta nació el 8 de noviembre de 1892[2] de padre y madre calabreses: Giovanni Blotta Rímolo (de profesión zapatero) y Anna Filomena Mainieri Mainieri, línea Paioia (de profesión hilandera).[3] Son inexactas las fechas de enero de 1895 o 1896, que Blotta mencionaba alternadamente como las de su nacimiento.

En sus documentos argentinos (libreta de enrolamiento, libreta de familia) figura como Carmen E. Blotta,[4] y en la ficha de defunción en el Cementerio El Salvador de la ciudad de Rosario figura como «Carmen E. Blotta, viuda» [sic]. Según su acta de nacimiento calabresa su nombre completo era Erminio Antonio Blotta Mainieri.[5]

Viaje a Argentina[editar]

En 1869, con la apertura del canal de Suez, que permitía la importación de productos de Oriente (como seda) a menor precio, centenares de miles de calabreses se empobrecieron y empezaron a migrar a América.

A principios de 1894, Blotta, de pocos meses de edad, fue llevado por sus padres en un barco de inmigrantes hasta la ciudad de Rosario (provincia de Santa Fe, Argentina). Filomena se embarcó ya embarazada de su segundo hijo Francisco, quien nacería en Rosario el 21 de julio de 1894. Como hecho curioso de la calidad de la factura como «artesano» de los moraneses, en otro viaje de inmigrantes vinieron el zapatero Grimoldi, cuya empresa de zapatería, en 2010, es de las mayores de Sudamérica, junto con Blas Blotta que se instalaría, éste, en Rivadavia (Mendoza). Giovanni (que en el puerto de Buenos Aires recibió el nombre de «Juan Blotta») con los años llegó a tener una pequeña fábrica de zapatos en la casa familiar, en calle Alvear entre Jujuy y Brown, y un «conventillo» (inquilinato).

Ya dos hermanos de su padre (Gaetano Cayetano y Rocco Roque Blotta Rímolo) estaban afincados en un pueblo (que más tarde en el siglo XX se llamaría Lucio V. López) 40 km al noroeste de Rosario, donde esos hermanos instalarían una «barraca» de frutos del país, y portentosamente sobre el río Carcarañá una pequeña usina hidroeléctrica de 100 kW, vendiendo su energía eléctrica de corriente alterna al pueblo y a otros del alrededor.

Blotta fue el mayor de nueve hermanos (aunque, como era común en esa época, dos de ellos ―Carmen (1898-1900) y Antonio (1914-1914)― fallecieron prematuramente, estando en un mismo nicho 2.º v n.º 414, del cementerio El Salvador junto a su padre Juan (1865-1934) y a su hermano Francisco (1895-1953).

Cursó sus últimos años de educación primaria (1903 a 1905) en la Escuela Superior de Varones n.º 1 (actualmente Escuela Nro 55; Domingo F. Sarmiento), ubicada en ese ápoca en calle Santa Fe 645, en Rosario. En dicha escuela, desde 1912 emplazada en calle Buenos Aires 947 de Rosario, se encuentran varias de sus esculturas.

Adolescencia[editar]

Como aprendiz en el Ferrocarril Central Argentino, descubrió sus habilidades como escultor: «Me habían puesto a modelar la arcilla con que se tapaba la boca del horno donde se fundía la “guisa” [del italiano ghisa:, ‘hierro fundido’], y con ese material yo modelaba toda clase de figuritas: perros, caballos...», le contó en 1970 a Luis Ernesto Aguirre Sotomayor.[6]

Se formó como aprendiz en el pequeño taller de medallas de Marcos Vanzo, donde «a los dos o tres años de empezar a modelar en arcilla ya me trenzaba con bloques de mármol más grandes que yo», diría.[6] Modelaba placas y retratos funerarios.

En 1909 continuó sus estudios de escultura con José Nardi, orientador de muchos escultores.

Aún adolescente, de 17 años, viajó indocumentado a Montevideo (Uruguay), donde vivió un año (entre 1909 y parte de 1910), con el exiliado político argentino Alejandro Vázquez y se relacionó con el poeta Ángel Falco. Pasó otro año (1911 y 1912), en Buenos Aires, frecuentando la peña de Alberto Ghiraldo que se reunía en el café Paulista de la calle Maipú.[6]

Bohemia[editar]

En 1912, con 19 años, regresó a Rosario, donde ―ayudado por sus amigos los artistas Emilia Bertolé (1898-1949) y Alfredo Guido (1892-1967), quienes además confeccionaron los afiches publicitarios― organizó el Primer Salón Nacional de Rosario (llamado Petit Salón) en un negocio de pintura llamado La Casa Blanca (en calle Córdoba 911), propiedad del entusiasta amateur Casildo de Souza (quien terminó de quebrar a raíz de este emprendimiento). Allí presentó sus primeros bronces: bajorrelieves de los escritores León Tolstói, Charles Baudelaire y Anatole France.

Con su amigo Abel Rodríguez, también del «clan», intercambiaba los libros que alrededor de 1913 inspiraron sus primeros bajorrelieves: Tolstói, Baudelaire, Rimbaud... El de Tolstoi se exhibió en la librería de Georgino Linares (luego convertida en el café Sorocabana) y lo compró por cien pesos el ingeniero Lampe, quien luego lo donó a la Biblioteca Argentina Dr. Juan Álvarez, donde estuvo expuesto hasta su desaparición. La Biblioteca Alberto Ghiraldo tiene una copia del uno de los fundadores del anarquismo, Bakunin.

Taller[editar]

Durante cuatro años vivió en conventillos (casas que contenían muchas viviendas reducidas, por lo común con acceso a patios y corredores) en distintos barrios de Rosario. A fines de 1915 consiguió un terreno en avenida Pellegrini 1708, donde armó su taller de escultura en un amplio galpón. Allí su amigo Carlos Mauri hizo su primera fundición y comenzó su oficio experimentando en placas fúnebres modeladas por Blotta y vaciadas en bronce.

Comunidad[editar]

Busto de Beethoven, instalado por Erminio Blotta en marzo de 1917 en el parque Independencia (Rosario).

En 1915, mientras esculpía en mármol el famoso Beethoven, vivían en su taller los pintores César Caggiano (1894-1954), Gustavo Cochet (1894-1979), el pintor y grabador Santiago Minturn Zerva (1896-1964), el pianista Alfredo Munné, el bajo Felipe Romito (que luego se haría famoso en Milán) y el periodista Leandro Peuser. El emérito cirujano Artemio Zeno (a quien Blotta luego le hizo una efigie) pagaba las cuentas de este grupo de jóvenes bohemios.[6]

Junto al pintor César Caggiano y al poeta Abel Rodríguez, Blotta integró el grupo de arte El Clan. Era habitué del Café Social de los Paganini, lugar de encuentro de la bohemia y los círculos anarquistas, cuyas reuniones se prolongaron hasta 1921 y donde concurrían la mayoría de los intelectuales de la ciudad: artistas como Aguilar, César Caggiano, Gustavo Cochet, Medina, Melfi, Santiago Minturn Zerva, Luis Ouvrard, Jesús Palau, Raffaelli, Torrejón, el Negro Zamora, los poetas Aguilera y Domingo Fontanarrosa, el escultor Daniel Palau, Marcos Lenzoni, Robertaccio, Abel Rodríguez, Sánchez Sáez, Sartoris y Tomás Cozzolino (como lo describe Isidoro Slullítel en Cronología del arte en Rosario). Asistía asiduamente a la biblioteca anarquista (en esa época Rosario era el centro más importante del anarquismo en América Latina).

Accidente y ceguera[editar]

En noviembre de 1916, cuando estaba terminando de esculpir el monumento a Juan Bautista Alberdi in situ (en Pueblo Alberdi, ahora un barrio a 6 km al norte del centro de la ciudad), al marmolista que lo ayudaba le saltó una esquirla de mármol que a Blotta ―de 24 años recién cumplidos― le rompió los lentes y le metió vidrio en ambos ojos. Pasó varios meses completamente ciego y desesperado. A principios de 1917 se operó en Buenos Aires con el cirujano profesor Pedro Lagleyze (a quien más tarde en agradecimiento le haría una escultura); sólo recuperó la visión del ojo izquierdo.[3]

Su hermana menor Elba (que en 1916 tenía apenas cuatro años de edad) descreía de esa versión del escultor y afirmaba que había perdido el ojo derecho por un accidente con cal viva.

Un dato trascendente es que en la inauguración de la obra, por la Comisión de Fomento de Pueblo Alberdi, el 23 de diciembre de 1917, el escultor se encontraba presente.

Paraguay[editar]

El cirujano Lagleyze le brindó una recomendación para quedarse en casa de un paraguayo amigo en Villeta (un pueblo a 30 km al sur de Asunción (Paraguay). Convaleciente, Blotta viajó (a fines de 1917 o principios de 1918) por el río Paraná en barco hasta Paraguay.

En Villeta no encuentra a la persona que iba a alojarlo, pero conoció por casualidad a un misterioso señor de barba blanca que resultó ser Daniel Delgado Rodas, padre del pintor Modesto Delgado Rodas. Los Delgado Rodas le brindaron generosa hospitalidad en su hogar. Pocos meses después, el 4 de septiembre de 1918, en el pueblo de Emboscada, Blotta («de 22 años», aunque a punto de cumplir los 25) se casa con Carmen de Jesús Prieto Ruiz («de 23 años», aunque tenía 22), quien había nacido y vivía en Luque y trabajaba como maestra en la misma localidad (15 km al este de Asunción). Era sobrina nieta del general Elizardo Aquino, héroe paraguayo de la Guerra de la Triple Alianza (Argentina, Brasil y Uruguay contra Paraguay).

En esta época recolecta arte indígena de los tupí guaraníes. Existen originales y copias de sus obras en varias ciudades de Paraguay (Asunción, Villeta, Boquerón, Emboscada, etc.).

Años más tarde, por su dedicación y amor por la tierra guaraní, fue designado Ciudadano Honorario del Paraguay. El 17 de octubre de 1970, en el periódico Patria de Asunción (Paraguay), Blotta expresó: «Mi mayor deseo sería morir como paraguayo».

Su familia[editar]

Erminio Blotta con sus hijos Herminio y Elio (de pie) y su esposa Carmen.

A mediados de 1919 ―cuando se entera de que han robado en su estudio― vuelve a Rosario con su esposa embarazada. El 19 de julio nació su primer hijo, Herminio. Luego de varias mudanzas, Blotta fijó su taller en la cortada Marcos Paz 3160, donde viviría el resto de su vida. Tendría en total seis hijos: Herminio Edgar (1919-2010), Elio Antonio (1922-1997), María Alba (1926-), Beatriz Carmen (1933-), Claudio Artemio (1936-), María Evelina (1938, que fallecería de pocos meses de edad). En su casa gradualmente comenzó a alojar a sus parientes políticos provenientes del Paraguay. Era común que vivieran allí un total de quince o veinte personas.

Producción literaria[editar]

Entre las décadas de 1910 a la de 1930 fue corresponsal literario y asiduo escritor del periódico La Nación, de Buenos Aires. Firmaba sus notas periodísticas españolizando su nombre (Herminio), mientras que en su obra escultórica firmaba con su nombre original italiano (Erminio).

Influencias y estilos artísticos[editar]

Pertenecería a la escuela de escultura simbolista, cuyo representante más conspicuo fue el francés Auguste Rodin (1840-1917) y los casi contemporáneos de Blotta, Arístides Maillol (1861-1941), francés, y el rosarino Lucio Fontana (1899-1967). Tenía una gran influencia del arte griego.

Blotta evolucionó simplificando las formas, con una interpretación cada vez más «clásica» de la figura humana. Desde la cara de Leandro N. Alem (en 1920) fue llegando a formas y modelos recreadas sin rebuscamiento, los rostros expresan serenidad (Monumento a la Madre). Buscaba más la perfección que la originalidad, y su estilo experimentó pocos cambios durante su carrera.

La crítica de arte Beatriz Vignoli escribe: «También debe decirse algo sobre el eclecticismo de su estilo, sobre cómo los bajorrelieves son más rodinianos, los bustos más clásicos, las placas funerarias más simbolistas, etc. Y sobre su relación con Lucio Fontana (él y su padre fueron socios de Scarabelli)...».

No solo no fue un academicista, sino que en aspectos puramente plásticos hacía muy buen uso de la serie (usaba varias veces la misma imagen en diferentes contextos, formatos y tamaños), el collage (unión y separación de distintas piezas para generar imágenes nuevas), la importancia del soporte (que «la Academia» los pedía en pedestal altísimo, separando al público de la obra, eliminado por Blotta después del Sarmiento de 1916, por considerarlo elitista, en especial en Ansia de luz, que se encuentra exactamente a la altura de los ojos del observador), y el uso de la anatomía como una herramienta más para manifestar la espiritualidad humana. Como muchos artistas, tuvo una producción más comercial (por ejemplo, la placa sobre el muro de la Bolsa de Comercio, en calle Corrientes y Córdoba) y otra más orientada a sus propias convicciones.

Producción ininterrumpida[editar]

En su período juvenil, aparte de modelar la arcilla, esculpía mármol y piedra. Pero a mediados de los años veinte produjo menos torsos de mármol ―Santiago Ramón y Cajal y los presidentes Roque Sáenz Peña y Carlos Pellegrini― y se inclinó más hacia la producción de obras de arcilla, que hacía fundir en bronce. Existe registro gráfico (especialmente proveniente del periódico La Capital, de Rosario) de más de 200 obras de este tipo.

Fue dibujante técnico y yesero reconstructor de la maqueta de la vaguada (talweg, la línea formada por los puntos más bajos del lecho de un río) del río Paraná a la altura de Rosario en la Dirección de Puertos de Rosario. Se ganó la vida haciendo arte funerario (varios centenares de obras de bronce para lápidas, etc.) trabajando en muchas ocasiones con su colega Pedro Cresta (1912-1970).

Pueden encontrarse obras del escultor Erminio Blotta en:

En sus últimos años recibió de la Municipalidad de Rosario, y gestionada por sus amigos, una «pensión graciable» por su labor artística. Falleció a los 83 años, confortado por su familia, el 23 de enero de 1976 en Rosario, su ciudad adoptiva. Fue enterrado en el Cementerio El Salvador, en la ciudad de Rosario.[1]

La calle Escultor Blotta[editar]

En 1978 —dos años después de su muerte— se rebautizó el pasaje Mercado (situado en la manzana delimitada por calles Warnes, Darragueira, Freire y Perdriel, en bulevar Rondeau al 2100, a 250 metros de su monumento a Alberdi en la zona norte de Rosario), que pasó a llamarse pasaje Escultor Blotta.

Homenajes contemporáneos[editar]

De octubre de 2005 a marzo de 2006, se expuso una placa de bronce del escultor y una síntesis de la biografía y de la obra del escultor (el texto de los paneles explicativos era extraído de este artículo de Wikipedia), en el vestíbulo del Banco Municipal de Rosario (en calle San Martín 730). Su curadora fue la museóloga Irene Zulli.

El 9 de marzo de 2006, el Concejo Municipal de Rosario, a través del Decreto n.º 27.167/06, declaró al escultor Artista Distinguido Post Mórtem de la ciudad de Rosario. El proyecto de decreto fue obra del concejal Horacio Ghirardi y otros.[7] La mencionada distinción fue otorgada a sus familiares directos en la sesión ordinaria del 20 de abril de 2006.[8] Y en el Artículo 3.º se instruyó a la Secretaría de Cultura y Educación a disponer de los recursos necesarios para la elaboración y publicación de un «catálogo razonado» de la obra de Erminio Blotta[7] (que estaría basado principalmente en los datos presentados en este artículo y en Wikilibros).[9]

El 12 de abril de 2011 se inauguró una placa conmemorativa en el Paseo de los Ilustres, dentro del cementerio El Salvador (en Rosario).[10]

Catálogo de obras[editar]

Inventario somero con 605 obras del escultor Erminio Blotta (1892-1976), perteneciente a la escuela argentina, enumeradas o descubiertas hasta el 2 de marzo de 2006. El catálogo de obras de este escultor, está en Wikibooks, haga clic en el siguiente vínculo: Catálogo de obras.

Fuentes[editar]

Las informaciones presentadas en ese inventario provienen de diversas fuentes de Rosario:

Referencias[editar]

  • Gómez, C. A.: Rosario biográfico. Editorial Rosario, 1955
  • Aguirre Sotomayor, Luis Ernesto: C. Erminio Blotta, escultor autodidáctico [1970]. Rosario: Sociedad Historia de Rosario, 1982

Referencias[editar]

  1. a b c Ficha de Erminio Blotta en el sitio web Find a Grave (2008). Consultado el 21 de septiembre de 2012.
  2. La publicación de Isidoro Slulítell coincide en que Blotta nació en 1892.
  3. a b «Forjador de una identidad artística. Hijo de inmigrantes italianos, fue uno de los cuatro artistas más valorados en la época del Centenario», Página/12, 18 de enero de 2011. Menciona al cirujano porteño Pedro Lagleyze como «Raymundo Gleyze» (posiblemente por su parecido con el conocido cineasta argentino Raymundo Gleyzer).
  4. Según un acta de nacimiento fraguada, basada en el acta de nacimiento de su hermana nacida en 1896 y fallecida, en los registros parroquiales de la catedral de Rosario.
  5. Las raíces genealógicas del apellido Blotta (y sus derivados: Bilotta, Bilotti, Blaiotta, Rubulotta, etc.) no son italianas sino normandas. Hay varias vertientes etimológicas:
    a) en el idioma sueco actual (lengua nórdica que proviene del vikingo), blotta es un adjetivo que significa ‘simple’ (como en «escaparse por un simple pelo»), ‘mero’ («el solo pensamiento es suficiente») ‘desprovisto’ («mirar a ojo desnudo»). En sueco blottar es un verbo que significa ‘exponer’ («el perro gruñó y desnudó los dientes») y ‘develar’ («puso en evidencia la ignorancia del otro»). En la lengua islandesa (el idioma actual más aproximado al idioma vikingo, es un sustantivo para 'seco'.
    a) la raíz sajona blot significa ‘sangre‘, y de allí proviene el alemán blut y el inglés blood (que también significan ‘sangre’) y el inglés blot: ‘mancha’ (originalmente de sangre). El blotting paper es el ‘papel secante’ (para absorber manchas). El nombre rumano Vlad (como Vlad Tepes, Drácula) también provendría de esa raíz.
    b) el antiguo término sajón blot era un rito religioso sangriento de los antiguos escandinavos.
    Por línea paterna Erminio Blotta era descendiente de normandos, quienes conquistaron Sicilia y posteriormente ―cruzando el estrecho de MessinaCalabria (en el sur de Italia) entre los años 1060 y 1090. Su ancestro normando Blotta habría llegado a Morano Cálabro hacia el 1100 (unas treinta generaciones antes que él). Expresión gráfica de la presencia normanda ―aparte de la expresión genotípica de caracteres genéticos en los calabreses― son las imponentes ruinas del Castelo Normanno (‘castillo normando’) que se encuentra en la cima del monte Pollino, en cuya ladera se encuentra Morano Cálabro.
  6. a b c d «En el 31.º aniversario de su muerte, una carta autobiográfica de Erminio Blotta, escrita a pedido de un diario de Resistencia (Chaco). “Tallé obras sin dinero y casi solo”», Rosario/12, 23 de enero de 2007.
  7. a b «Erminio Blotta: Artista Distinguido Posmórtem», en el sitio web del Concejo Municipal de Rosario, sin fecha.
  8. «Distinguen posmórtem a Erminio Antonio Blotta», La Capital, 21 de abril de 2006.
  9. Vignoli, Beatriz: «Rosario reconoce su deuda con el creador local Erminio Blotta», Página/12, 18 de abril de 2006.
  10. «Rinden homenaje al destacado escultor rosarino Erminio Blotta», en RosarioNet.com.ar (2011-04-12).

Enlaces externos[editar]

Wikilibros