Auguste Rodin

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Auguste Rodin
200
Retrato de Auguste Rodin.
Nombre completo François-Auguste-René Rodin
Nacimiento 12 de noviembre de 1840
Grandes armes de la ville de Paris.svg París
Flag of Île-de-France.svg Île-de-France
Flag of France.svg Francia
Fallecimiento 17 de noviembre de 1917
Meudon, Francia
Nacionalidad Francés
Área Escultor, grabador, pintor y dibujante

François-Auguste-René Rodin (París, 12 de noviembre de 1840-Meudon, 17 de noviembre de 1917) fue un escultor francés contemporáneo del Impresionismo.

Procedente del academicismo de la escuela escultórica neoclásica, no sólo fue el escultor encargado de poner fin a más de dos siglos de búsqueda de la mimesis en las artes tridimensionales, sino que además dio un nuevo rumbo a la concepción del monumento y la escultura pública. Debido a esto, Rodin ha sido denominado en la historia del arte como «el primer escultor moderno».[1]

Biografía[editar]

Auguste Rodin se educó en la Escuela de Artes Decorativas, en un ámbito no solo ajeno al de las Bellas artes, sino además menospreciado por éstas. Rodin dedicó gran parte de su juventud a acumular conocimientos sobre anatomía que en más de una oportunidad le valieron la envidia y el descontento de los escultores reconocidos como tales por la Academia de Bellas Artes de París. Célebre fue el escándalo en torno a su escultura La edad de bronce (1875), de la cual se dijo que, debido a su perfección, los moldes habían sido sacados directamente del cuerpo del modelo y no de una arcilla hecha por el artista, como se debe hacer en el método del vaciado en bronce: tal acusación era deshonrosa para cualquier escultor y Rodin, contando con la ayuda de amistades influyentes, como el pintor y escultor impresionista Edgar Degas, logró salir de la disputa no solo victorioso, sino con una fama que le puso inmediatamente entre los artistas más importantes de París.[2]

Con posterioridad a este escándalo, su escultura se dividió en dos líneas distintas: la primera, a la cual denominó "alimentaria", era la escultura decorativa de la cual vivía y, como su nombre indica, alimentaba a sí mismo y a sus amantes, entre las cuales se contó su amiga y ayudante la escultora Camille Claudel; la segunda, las transgresoras, considerada la parte más trascendente en la historia del arte.[3]

Pertenecientes a esta última línea de trabajo se encuentran sus monumentos y encargos más importantes, tales como Los burgueses de Calais (1884) y el célebre Monumento a Balzac (1897), famoso debido a la revolución de la escultura en el espacio público generada por su elaboración. Para Rodin el artista no debía ser un esclavo del modelo, al contrario: era el artista el que escogía, con su propio ojo y sensibilidad, el objeto a representar y por medio de su imaginación era capaz de modificarlo para crear así una imagen totalmente nueva a los ojos del mundo. Es por esto que, en una mirada anatómicamente estricta, las figuras que construyó carecen de una lógica en cuanto a las proporciones, pues éstas son dadas por las exigencias del sentimiento que se ha querido plasmar y no por reglas biológicas. Rodin había estudiado la anatomía no para ser dominado por ella, sino para usar el cuerpo humano como una herramienta de expresión de la psicología y los sentimientos humanos.

Estas ideas las plasmó en su obra más importante, Las Puertas del Infierno (1880-1917), para la que en un comienzo fueron pensadas las figuras El pensador (Le Penseur), El beso (Le Baiser) y Dánae. Estas puertas, originalmente hechas para un supuesto museo de artes decorativas de París, que nunca fue creado, tienen como tema el Infierno del poeta Dante Alighieri, y en ellas Rodin ubicó algunos pasajes de este libro usando como narración los cuerpos de los personajes involucrados. La figura central, El pensador, es un retrato de Dante, el cual se ve afectado por lo que está viendo (frisos con las figuras pecadoras bajo él) e influenciado por las fuerzas divinas que anuncian la desgracia sobre su cabeza (Tres sombras o Retrato triple de Adán). Los historiadores del arte también coinciden en esta escultura a la propia figura de Rodin: un hombre que se aterra frente al mundo en el cual le toca vivir, en el que la tecnología da paso a milagros como el cine, y está justo en el centro, donde debe elegir entre enmarcarse en la tradición o revolucionar las artes escultóricas.[2]

Las puertas del infierno, la obra de mayor importancia de Rodin. Museo Rodin.
El pensador.

En 1863 conoció a la que sería su compañera de por vida, Rose Beuret, una costurera de fábrica quien pronto se convirtió en su modelo para la escultura Bacante, pieza destruida durante un traslado de taller. En 1866 nació su hijo, el cual no llevaría el apellido de Rodin: Auguste-Eugéne Beuret.

Comienzos e influencias[editar]

Durante años trabajó para otros escultores como Albert-Ernest Carrier-Belleuse, en cuyo taller realizaban todo tipo de objetos de decoración para la aristocracia francesa.

Permaneció allí hasta 1862. De estos años fueron las piezas con un toque todavía dieciochesco como La joven con sombrero de flores y Joven con sombrero de flores (1865).

En 1870 estalló la Guerra franco-prusiana y Rodin fue llamado para ingresar en la Guardia Nacional, pero fue declarado no apto debido a su miopía.

Se marchó a Bruselas con Carrier-Belleuse para trabajar, pero la relación duró poco tiempo ya que Rodin también intentó vender obras suyas y fue expulsado del taller.

Rose se trasladó a vivir con él y para hacer frente a las necesidades económicas fundó una sociedad junto con Antoine van Asbough, otro expulsado del taller de Carrier-Belleuse. De esta etapa fueron Alegorías de las Artes y las Ciencias para el Palacio de la Academia, dos Alegorías de las Provincias para el Palacio Real, una Cabeza de Beethoven para el Patio del Conservatorio Real de Música y tres figuras del Monumento al burgomaestre J.F. Loos, todas ellas en Bruselas.

Desde 1870 colaboró en la realización de una escultura arquitectónica para la Bolsa de Bruselas.

En 1875 viajó a Italia donde se sintió atraído por el tratamiento del movimiento y la acción muscular en las obras de los grandes maestros renacentistas Miguel Ángel y Donatello.[4]

La edad de bronce[editar]

Debido a la guerra Franco-Prusiana que duró desde el 19 de julio de 1870 hasta el 10 de mayo de 1871 emigró a Bruselas. Su trabajo en la Edad de bronce comenzó usando como su modelo a un soldado belga llamado Auguste Neyt.

En 1875 se levantó un gran escándalo en torno a su escultura La edad de bronce. Se dijo que debido a su perfección, los moldes deberían haber sido sacados directamente del cuerpo del modelo, (moldes del modelo vivo), y modelados en arcilla por el artista, como se debe hacer en el método del vaciado en bronce, acusación deshonrosa en esa época. Logró salir airoso contando con fotografías y amistades influyentes, como Edgar Degas.

En el Salón de 1880 presentó la versión en metal de La Edad del Bronce y un yeso de San Juan Bautista; muchos artistas lo elogian y deciden firmar una carta pidiendo al Gobierno francés reconocimiento para Rodin.

La Edad del Bronce fue adquirida por el Estado, el cual le encargó una escultura para la fachada del nuevo Hôtel de Ville. A partir de ese momento comenzó el ascenso de Rodin como artista, dejando atrás lo que se ha denominado etapa “alimentaria”, cuando vivía de la escultura decorativa, y con ello mantenía económicamente a sus amantes.

La nueva etapa fue de una línea más transgresora y es considerada como su obra pura, entre la cual se encuentran sus trabajos más importantes: Los burgueses de Calais (1884), Monumento a Balzac (1897) y Las puertas del infierno.

Conoció a Edmond Turquet, subsecretario de Instrucción Pública y Bellas Artes, quien le encargó un portal monumental para el Museé des Arts Décoratifs.

El encargo debía estar terminado en tres años, pero se convirtieron en muchos más, tan es así, que nunca vería terminada la "Puerta". Este encargo se convirtió en un campo de experimentación para Rodin.

Entre las esculturas que consideró adecuadas para Las puertas del infierno están Adán, La sombra y Eva, que había comenzado tiempo atrás. La más célebre y famosa escultura de Rodin, El pensador, nació para formar parte de esta obra como una representación de Dante, y terminó teniendo entidad propia; su título está lleno de valores universales, símbolo del pensamiento como acción creadora siempre activa.[5]

El salón de París[editar]

Durante ésta exposición los escultores y artistas mostraban sus mejores obras que incluso eran propuestas para monumentos en la ciudad.

Ellos confiaban en que recibirían propuestas públicas tanto como compradores privados. Por ejemplo si una de estas obras en tamaño natural atraía la atención de los compradores, el autor de ésta podría hacer alguna versión más pequeña en barro o bronce para después venderla a la burguesía de aquella época.[6]

Rodin formó parte del jurado en los Salones de 1875 a 1913. Estos jueces tenían ciertas normas estrictas en cuanto a la técnica y estética, lo que querían era que las obras demostraran el talento para moldear el cuerpo humano y presentarla de una forma convinvente para el espectador.

Camille Claudel[editar]

Camille Claudel era una escultora que antes de conocer a Rodin ya había realizado obras importantes, como La vieja Helena o Busto de vieja.

En 1886 Rodin firmó un contrato en el que se comprometió a sostenerla como artista, casarse con ella y renunciar a toda otra mujer.

Camille y Rodin -tras viajar juntos por diferentes regiones de Francia y de Inglaterra- abrieron un taller en 1888.

Posiblemente después de un viaje para ocultar un embarazo, Camille conoció a la niña de seis años que posará para dos importantes trabajos de exquisita pureza de forma y síntesis escultórica, La pequeña castellana y La aurora.

En 1890 Claude Debussy se enamoró de Camille, pero ella continuó el complicado vínculo con Rodin de quien está nuevamente embarazada. Debussy siempre conservó una versión del Vals de Claudel en tamaño reducido encima de su piano. Rodin la busca, pero ella no quiere verlo.

En 1907, Camille terminó por vender al galerista y amigo Eugene Blot los derechos de reproducción de La Edad del Bronce, después que el Estado se negara a realizar la fundición en bronce de la obra La Edad madura, aunque en el mismo período la Academia le compró El Abandono.

Camille vivía desde hace bastante tiempo recluida en su taller-casa, aislada, siempre cansada, desalentada y considerando responsable de su estado anímico y artístico a su ex amante, el escultor Rodin.

Desde 1906, la artista inició la destrucción de parte de su obra, sobre todo los yesos y trabajos en cera, cosa que repitió en diferentes ocasiones ante noticias adversas. En 1912, mientras sus esculturas en bronce de la colección Blot eran expuestas en Roma, la escultora vivió en la miseria y el abandono ya que su familia dejó de enviarle dinero. El 3 de marzo de 1913 murió el padre de Camille y el 10 de marzo fue ingresada en un hospital psiquiátrico.[7]

El 29 de enero de 1917 Rodin se casó con Rose Beuret quien murió dos semanas después. Rodin contrajo una fuerte gripe a fines de ese mismo año y falleció el 17 de noviembre.

Técnica[editar]

Para Rodin el artista no debía ser un esclavo del modelo, al contrario: era el artista el que escogía, con su propio ojo y sensibilidad, el objeto a representar y por medio de su imaginación era capaz de modificarlo para crear una imagen nueva a los ojos del mundo.

Anatómicamente falta una lógica entre las proporciones, pues éstas son utilizadas para resaltar el sentimiento. El proceso por el cual están hechas sus esculturas es el vaciado, y aunque en la actualidad conocemos estas piezas trabajadas en bronce, en su época Rodin elaboraba estas piezas en yeso: vaciaba el yeso, material usado como borrador y desechado por los escultores, como una manera de criticar al circuito del arte y a la escultura en mármol (blanco igual que el yeso, pero infinitamente más costoso), reconocida como la única oficial. Su mensaje era claro: la imagen es superior al material con el que está construido.

Obras más destacadas[editar]

  • El hombre de la nariz rota: forma parte de sus primeras obras. Fue recibida con desprecio por parte del público ya que se creía que estaba inacabada (la parte de la nariz).
  • La Catedral: recibe este nombre un par de manos que figuran la creación, la herramienta con las que crea el hombre. Esta obra será muy importante. Es relevante observarla con diferentes puntos de vista para apreciar todos los detalles que esconde este par de manos. Gran nivel de detalle, con la piel, las venas, todo muy real (contraste también entre la superficie pulida que corresponde a la piel de las manos y la superficie rugosa de la base donde éstas se encuentran apoyadas).
  • Monumento a Balzac: fue un encargo que el autor recibió y que sin embargo no gustó nada a los autores literarios, lo que supuso un inicial rechazo a este monumento.
  • El hombre que camina: obra que trata el tema del paso del tiempo y la degradación corporal del hombre. Se entiende el arte como un sistema de lenguaje propio que mediante modificaciones al modelo puede transmitir lo que el artista reflexiona, un concepto. Obra notable de la modernidad.
  • Torso: otra de las obras de Rodin consideradas inacabadas. El escultor francés se inspiraba mucho en la temática de la antigua Grecia y Roma. Un ejemplo claro, la Venus de Milo, escultura a la que le faltan los brazos.
  • Las Puertas del Infierno: es un monumental grupo escultórico con unos seis metros de alto, cuatro de ancho y uno de profundidad. En su totalidad contiene unas 180 figuras cuyas dimensiones varían entre los quince centímetros y más de un metro. El encargo fue para el futuro Museo de Artes Decorativas de París pero el proyecto quedó cancelado y permaneció en el taller de Rodin, quien fue haciendo añadidos hasta su muerte. Actualmente se encuentra en el Museo Rodin de la capital francesa. Las Puertas del Infierno son, en definitiva, una reflexión sobre la condición humana, con sus luces y sombras. Se distinguen toques de romanticismo y simbolismo en la temática de la obra y un enfoque más realista teniendo en cuenta los efectos de la luz (y por la afinidad artística y personal del autor). Algunas de las numerosas figuras fueron más tarde reproducidas por Rodin de forma independiente, como es el caso de su famosa escultura El pensador (ubicado en el dintel de la puerta), así como Las tres sombras (que aparecen en la parte más superior). La figura El beso y los laterales son partes de estas puertas que también hay que destacar.
El Pensador. Escultura de Rodin.
  • El pensador: su obra más famosa, aglutina todas las características del autor. La escultura llega a traspasar su sentido literario (ya que en su origen es el retrato de Dante que se ve afectado por todo lo que está viendo –en las puertas–), y ahora con la escultura a grandes dimensiones adquiere un significado totalmente diferente, trata de expresar algo más universal y que se identificará con el destino del hombre. Se trata de un hombre sentado, reclinado, con la cabeza ladeada hacia abajo, en una postura de pensamiento, pasividad, soledad, preocupación, etc. Para ello, Rodin se inspiró en obras ya existentes (como el Moisés o la Tumba de Lorenzo de Médici de Miguel Ángel) de la época clásica renacentista. Por una parte luce una posición descuidada, hay como un giro de las piernas casual, como si se sentara a pensar. Pero Rodin va más allá de la representación idealizada de una persona para transmitirnos sentimientos, algo más universal y profundo (soledad, preocupación del hombre por el devenir del ser humano) toda una carga psicológica importante. El pensador está fundido en bronce.
Una de las versiones de El beso ideadas por Rodin.
  • El Beso: también representada en Las Puertas del Infierno. Es importante el movimiento de las obras de Rodin, los diferentes ángulos y puntos de vista que nos ofrecen nuevos detalles, más información sobre la obra (por un lado parece que se besan, por el otro no). Uno de los métodos de Rodin era llevar modelos desnudos a su taller y hacerles girar y moverse para encontrar la postura ideal que le inspirase. También fueron importantes las obras inacabadas, la sensación de dinamismo, de que todo es cambiante, de que la obra no es igual según el lugar desde donde sea apreciada, el ritmo de la composición (formada con las posturas, los brazos, cómo éstos se entrelazan, etc.)
  • Las Tres Sombras: éstas se encuentran en la parte superior de las puertas. Se trata de tres figuras que en realidad son la misma pero expuestas en diferentes ángulos alrededor de un punto concreto.
Los Burgueses de Calais.
  • Los Burgueses de Calais: se trata de un encargo que representa una hazaña heroica de un conjunto de personas de la ciudad de Calais, que se opone a la ocupación de ésta. Rodin hizo una escultura en un podio bajo, a ras del suelo (para que la gente pueda contemplarla mejor). Es un conjunto de seis personas, individualizadas debido a la vestimenta, el rostro, su expresión, el gesto de las manos, etc.; sin embargo, las personas se interrelacionan con el movimiento. La expresividad era una de las características más destacables de Rodin, sentimientos de angustia, orgullo, dolor, en fin, diferentes expresiones según la cara de la figura. Según el punto de vista, el observador tendrá una sensación diferente de la figura.
  • Amor Secreto: se trata de un pequeño ángel quitándose un velo del rostro.

El influjo rodiniano[editar]

Con esta expresión se alcanza a los autores que se movieron en la órbita de Rodin. Éstos bebieron de sus fuentes, fueron discípulos suyos, se dejaron influenciar por muchas características y continuaron, de alguna manera, su estética.

  • Camille Claudel. Comenzó trabajando como alumna suya, lo que desembocará en una relación amorosa con Rodin. Fue una relación muy tormentosa. Estuvo muy cercana al maestro, hasta el punto en el que alguna de las obras que hizo ella acabaron siendo firmadas por Rodin. Entre las obras a destacar de esta autora están El Vals o El abandono. Camille Claudel tuvo muy poca producción, dado que años después cayó en una profunda crisis emocional con motivo de su ruptura sentimental con Rodin. Fue internada en un sanatorio del que no salió hasta su muerte. A pesar de su insistencia hacia su hermano para que la sacara, la familia acabó dándole la espalda, lo que supuso este trágico final.
  • Antoine Bourdelle; en este autor hay dos tipos de obras: una más hacia la línea de influencia de Rodin, y otra más clásica. Se destacan sus obras Sappho, Hércules arquero y El último centauro.

Legado[editar]

Retrato del artista Auguste Rodin por el fotógrafo Edward Steichen

La contemporaneidad de Rodin no sólo radica en el gran cuestionamiento acerca de la validez de la formación académica en las Bellas artes, sino además en aspectos puramente plásticos, como son el uso de la serie (utilizar varias veces la misma imagen en diferentes contextos, formatos y tamaños), el collage (unión y separación de distintas piezas para generar imágenes nuevas), la importancia del soporte (que hasta la época era un pedestal altísimo que separaba al público de la obra, eliminado por Rodin por considerarlo demasiado elitista), y el uso de la anatomía como una herramienta para la manifestación de la espiritualidad humana.

Entre las influencias más importantes de Rodin se encuentran Miguel Ángel y la poco conocida obra escultórica de Edgar Degas.

Reproducciones originales[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Natalia H. Bernal Revista Digital Eclasis. Consultado el 23 de enero de 2013.
  2. a b Cronología de Auguste Rodin, Museo Rodin.
  3. Julia María Carvajal, Adamar Revista de Creación.. «Rodin invita a pensar».
  4. Biografía y obras de Rodin, Museo Thyssen-Bornemisza.
  5. Rainer Maria Rilke. Auguste Rodin. ISBN 978-1-78042-086-8. 
  6. The age of Rodin, Museo Soumaya, Primera edición 2007.
  7. Manuel Vicent, El País (3 de abril de 2010). «El beso de mármol de Camille Claudel». Consultado el 23 de enero de 2013.
  8. Jorge Rojas Hernández, El Día (17 de marzo de 2008). «Rodin y CajaCanarias». Consultado el 23 de enero de 2013.
  9. Obra Social La Caixa (2 de diciembre de 2010). «Auguste Rodin en Las Palmas de Gran Canaria». Consultado el 23 de enero de 2013.
  10. Indalecio Alvarez / AFP (7 de setiembre de 2011). «“El Pensador” de Rodin, tirado a su suerte en Buenos Aires». Consultado el 23 de enero de 2013.
  11. Museo Soumaya. Fundación Carlos Slim
  12. Museo Metropolitano de Arte, Nueva York (en inglés)

Enlaces externos[editar]