Dispositivo intrauterino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un dispositivo intrauterino.

El dispositivo intrauterino o DIU es el método anticonceptivo reversible más frecuentemente usado en el mundo,[1] –por unos 160 millones de mujeres, de las cuales más de dos tercios viven en China, donde es el método anticonceptivo más usado, incluso por delante de la esterilización–.[2]

El dispositivo intrauterino debe ser introducido y extraído del útero por un profesional de la salud, normalmente un ginecólogo. El DIU permanece en el útero continuamente mientras que no se desee el embarazo. Dependiendo del tipo de DIU puede tener una permanencia y duración entre 10 y 12 años (el modelo de cobre T 380A es eficaz hasta por 14 años).[3]

El DIU es un producto sanitario por lo que deben cumplir los requisitos sanitarios establecidos a estos productos en cada país o región, en el caso de Europa deben llevar el marcado CE de conformidad.

Historia del dispositivo intrauterino[editar]

El dispositivo intrauterino es un dispositivo especial que se coloca dentro del cuello uterino. El más común está diseñado para liberar progesterona, hormona sexual que es producida por el mismo cuerpo.

Se considera a Hipócrates (siglo IV a.C.) el precursor del Dispositivo intrauterino o (DIU) ya que descubrió el efecto anticonceptivo derivado de la colocación de un cuerpo extraño en el interior del útero de algunos animales (es posible que utilizando camellas). Pero no será hasta 1928 cuando el alemán Richard Richter inicie la anticoncepción intrauterina moderna que desde entonces ha mejorado su eficacia y duración.[4]

Clasificación[editar]

Hay dos tipos principales de DIU, los que son inertes basados en cobre y aquellos basados en hormonas que funcionan por la liberación de progestágenos. En los Estados Unidos, por ejemplo, solo se producen dos tipos de DIU, el Paragard de cobre y el hormonal Mirena.[5] En el Reino Unido, existen siete tipos de DIU de cobre, y solo a éstos se les refiere como un DIU. Los contraceptivos uterinos hormonales son considerados una forma aparte de dispositivo anticonceptivo y son llamados Sistemas IntraUterinos[6]

La mayoría de los DIU inertes no-hormonales son plásticos y tienen un marco en forma de T que envuelve un alambre electrolítico puro y/o tiene collarines o mangas de cobre. El ParaGard, por ejemplo, mide 32 mm en la porción horizontal (el tope de la T) y 36 mm en dirección vertical. En algunos DIU, como el Nova T 380, el cable de cobre puro tiene un centro de plata que ha sido usado para prevenir que el alambre se rompa.[7] Los brazos del marco mantienen al dispositivo en su posición cercano al fondo del útero. Otras versiones como el GyneFix no tiene forma de T, sino que es un círculo compuesto por varios tubos de cobre. Todos los DIU tienen un número asociado a sus nombres, el cual indica la superficie de área contenida por el cobre (en milímetros cuadrados) que provee el DIU.

Efectividad[editar]

Todos los DIU de segunda generación de cobre en forma de T tienen una tasa de fallo menor al 1% cada año y una tasa de fallo acumulado por 10 años entre 2-6%.[8] Un ensayo a gran escala por la Organización Mundial de la Salud reportó un fallo acumulativo por 12 años para el T380A del 2,2%, o una tasa de 0,18% de fallos cada año durante 12 años, un valor equivalente a la ligadura de trompas que tiene un fallo por 10 años del 1,8%.[3] El GyneFix que carece del marco, también tiene un fallo menor que el 1% cada año.[9] A nivel mundial, los modelos más antiguos de DIU con tasas de efectividad más bajas han dejado de ser producidas por el mercado.[10]

Mecanismo de acción[editar]

La presencia del dispositivo en el útero estimula la liberación de leucocitos y prostaglandinas por el endometrio, como parte de una reacción al cuerpo extraño. Estas sustancias son hostiles tanto para el espermatozoide como para los óvulos fecundados y los cigotos. La presencia de cobre incrementa el efecto espermicida y es un abortivo eficiente y confiable.[11] [12]

Los DIU no poseen elementos protectores en contra de una enfermedad de transmisión sexual o la enfermedad pélvica inflamatoria.[13] Los DIU no-hormonales de cobre son considerados seguros durante la lactancia.

Por lo tanto el mecanismo de los DIU es el espermaticida/ovicida, y algunos médicos muestran que los métodos post-fertilización contribuyen significativamente a su efectividad.[14] [15] De modo que como se define en algunos organismos que la fertilización es el comienzo del embarazo, este modo de acción secundario ha hecho que algunos individuos y organizaciones pro-vida etiqueten a los DIU como abortivos.

Contraindicaciones[editar]

La Organización Mundial para la Salud y su capítulo Criterios de Eligibilidad Médica para el Uso de Contraceptivos y la Facultad de Planificación Familiar y Salud Reproductiva del Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos hacen un listado de las siguientes condiciones en las que la inserción de un DIU no es usualmente recomendado (categoría 3) o condiciones donde un DIU no debe ser insertado (categoría 4):[16] [17]

Categoría 3.

Condiciones donde los riesgos teóricos o comprobados por lo general son de mayor peso que las ventajas de la inserción de un DIU:

  • Puerperio entre 48 horas y 4 semanas por tener un aumentado riesgo de expulsión;
Categoría 4.

Condiciones que representan un riesgo no aceptable para la salud si se inserta un DIU:

  • El embarazo;
  • Puerperio post-parto séptico;
  • Aborto inmediatamente post-séptico;
  • Antes de una evaluación por un sangrado vaginal no explicado en la que se sospeche una enfermedad seria;
  • Enfermedad trofoblástica gestacional maligna
  • Cáncer de endometrio
  • Distorsiones en la cavidad uterina por razón de fibromas uterinos o anormalidades anatómicas;
  • Enfermedad inflamatoria pélvica actual;
  • Cervicitis purulenta actual, infección por Clamidia o gonorrea;
  • Tuberculosis pélvica, malestares pélvicos.

Existe cierta preocupación en mujeres con sensibildad al metal del cobre o níquel por la posibilidad de una reacción adversa al DIU. El metal usado es 99,99% cobre, en el que un estudio encontró un máximo contenido de níquel del 0,001%. Por razón de que el níquel tiene un elevado potencial alérgico, algunos investigadores sugieren que incluso esa minúscula cantidad puede llegar a ser problemática. Algunos informes presentan casos con dermatitis eccematosa y urticaria en un pequeño grupo de pacientes con DIU de cobre o níquel por absorción sistémica. Sin embargo, la absorción diaria del metal es mucho menor a la absorción diaria del mismo metal en la dieta, por lo que muchos dermatólogos dudan de que los síntomas descritos en estos casos hayan sido causados por sensibilidad al metal.[18] [19] [20]

A pesar de que las mujeres que nunca han dado a luz (nulíparas) tienen un mayor riesgo de efectos secundarios, esto no es una contraindicación para el uso de DIU. Algunos profesionales de la salud prefieren insertar los DIU durante la menstruación con el fin de verificar que la paciente no esté embarazada en el momento de la inserción. Sin embargo, los DIU pueden ser insertados en cualquier día del ciclo menstrual, con la salvedad de que la paciente no esté embarazada o se sospeche la fecundación.[21] La inserción puede resultar más cómoda durante la mitad del ciclo, cuando el cérvix está naturalmente dilatado.[22]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «What are the most widely used contraceptive methods across the world?». Births / Birth control. Institut national d'études démographique (INED) (2006). Consultado el 16-11-2006.
  2. World Health Organization (2002). «The intrauterine device (IUD)-worth singing about». Progress in Reproductive Health Research (60):  pp. 1–8. http://www.who.int/reproductive-health/hrp/progress/60/news60.html. 
  3. a b World Health Organization (1997). «Long-term reversible contraception. Twelve years of experience with the TCu380A and TCu220C». Contraception 56 (6):  pp. 341-52. PMID 9494767. 
  4. Historia de la anticoncepción, en Portal de la Sociedad Canaria de Medicina de Familia y Comunitaria, España
  5. Treiman K, Liskin L, Kols A, Rinehart W (1995). «IUDs—an update». Popul Rep B (6):  pp. 1–35. PMID 8724322. http://www.infoforhealth.org/pr/b6/b6.pdf. 
  6. French, R; Van Vliet H, Cowan F, et al. (2004). «Hormonally impregnated intrauterine systems (IUSs) versus other forms of reversible contraceptives as effective methods of preventing pregnancy». Cochrane Database of Systematic Reviews (3). PMID 15266453. 
  7. Schering (May 13, de 2003). «Nova T380 Patient information leaflet (PIL)». Consultado el 27-04-2007.
  8. IUDs-An Update. Chapter 2.3: Effectiveness.
  9. O'Brien, PA; Marfleet C (25 de enero de 2005). «Frameless versus classical intrauterine device for contraception». Cochrane Database of Systematic Reviews (1). PMID. 
  10. IUDs—An Update. Chapter 1: Background.
  11. «Mechanisms of the Contraceptive Action of Hormonal Methods and Intrauterine Devices (IUDs)». Family Health International (2006). Consultado el 05-07-2006.
  12. Keller, Sarah (Winter 1996, Vol. 16, No. 2). «IUDs Block Fertilization». Network. Family Health International. Consultado el 05-07-2006.
  13. Farley TM, Rosenberg MJ, Rowe PJ, Chen JH, Meirik O (1992). «Intrauterine devices and pelvic inflammatory disease: an international perspective». Lancet 339 (8796):  pp. 785–8. PMID 1347812. 
    Grimes DA (2000). «Intrauterine device and upper-genital-tract infection». Lancet 356 (9234):  pp. 1013–9. PMID 11041414. 
    Mishell Jr., Daniel R. (2004). «Contraception». En in Strauss III, Jerome F.; Barbieri, Robert L. (eds.). Yen and Jaffe's Reproductive Endocrinology (5th ed. edición). Philadelphia: Elsevier Saunders. pp. 899–938. ISBN 0-7216-9546-9. 
    Grimes, David A. (2004). «Intrauterine Devices (IUDs)». En in Hatcher, Robert A.; Trussell, James; Stewart, Felicia H.; Nelson, Anita L.; Cates Jr., Willard; Guest, Felicia; Kowal, Deborah (eds.). Contraceptive Technology (18th rev. ed. edición). New York: Ardent Media. pp. 495–530. ISBN 0-9664902-5-8. 
    Speroff, Leon; Darney, Philip D. (2005). «Intauterine Contraception: The IUD». A Clinical Guide for Contraception (4th ed. edición). Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins. pp. 221–257. ISBN 0-7817-6488-2. 
    Hall, Janet E. (2005). «Infertility and Fertility Control». En in Kasper Dennis L.; Braunwald, Eugene; Fauci, Anthony S.; Hauser, Stephen L.; Longo, Dan L.; Jameson, J. Larry (eds.). Harrison's Principles of Internal Medicine (16th ed. edición). New York: McGraw-Hill. pp. 279–83. ISBN 0-07-139140-1. 
    Soper, David E.; Mead, Philip B. (2005). «Infections of the Female Pelvis». En in Mandell, Gerald L.; Bennett, John E.; Dolin, Raphael (eds.). Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases (6th ed. edición). Philadelphia: Elsevier Chuchill Livingston. pp. 1372–81. ISBN 0-443-06643-4. 
    Glasier, Anna (2006). «Contraception». En in DeGroot, Leslie J.; Jameson, J. Larry (eds.). Endocrinology (5th ed. edición). Philadelphia: Elsevier Saunders. pp. 2993–3003. ISBN 0-7216-0376-9. Stubblefield, Phillip G.; Carr-Ellis, Sacheen; Kapp, Nathalie (2007). «Family Planning». En in Berek, Jonathan A. (ed.). Berek & Novak's Gynecology (14th ed. edición). Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins. pp. 247–311. ISBN 0-7817-6805-5. 
  14. Stanford J, Mikolajczyk R (2002). «Mechanisms of action of intrauterine devices: update and estimation of postfertilization effects». Am J Obstet Gynecol 187 (6):  pp. 1699-708. PMID 12501086. , which cites:
    Smart Y, Fraser I, Clancy R, Roberts T, Cripps A (1982). «Early pregnancy factor as a monitor for fertilization in women wearing intrauterine devices». Fertil Steril 37 (2):  pp. 201-4. PMID 6174375. 
  15. Mikolajczyk, Rafael; Stanford, Joseph (2004). «Arguments against contraception--do they make sense to the general public? Importance of ethics, religion and "natural morality" in choice of family planning methods». En Fehring, Richard J,; Notare, Theresa (eds.). Integrating faith and science through natural family planning. Milwaukee: Marquette University Press. pp. 229–32. ISBN 0874620112. 
  16. OMS (2004). «Intrauterine devices (IUDs)». Medical Eligibility Criteria for Contraceptive Use (3rd ed. edición). Geneva: Reproductive Health and Research, WHO. ISBN 92-4-156266-8. 
  17. FFPRHC (2006). «The UK Medical Eligibility Criteria for Contraceptive Use (2005/2006)». Consultado el 11-01-2007.
  18. Jouppila P, Niinimäki A, Mikkonen M (1979). «Copper allergy and copper IUD». Contraception 19 (6):  pp. 631-7. PMID 487812. 
  19. Frentz G, Teilum D (1980). «Cutaneous eruptions and intrauterine contraceptive copper device». Acta Derm Venereol 60 (1):  pp. 69-71. PMID 6153839. 
  20. Wohrl S, Hemmer W, Focke M, Gotz M, Jarisch R (2001). «Copper allergy revisited». J Am Acad Dermatol 45 (6):  pp. 863-70. PMID 11712031. 
  21. IUDs-An Update. Chapter 3: Insertion.
  22. «Understanding IUDs». Planned Parenthood Federation of America (July 2005). Consultado el 22-07-2006.

Enlaces externos[editar]