Enfermedad pélvica inflamatoria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Enfermedad pélvica inflamatoria
Clasificación y recursos externos
CIE-10 N70-N77
CIE-9 614-616
CIAP-2 X74
DiseasesDB 9748
MedlinePlus 000888
eMedicine emerg/410
MeSH D000292
Sinónimos
Enfermedad inflamatoria pélvica
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La enfermedad pélvica inflamatoria (EPI) es una enfermedad infecciosa que afecta a la parte alta del aparato reproductor femenino interno (útero, ovarios y trompas de Falopio). Aparece por la ascensión de bacterias patógenas desde la vagina y el cuello uterino.

Etiología[editar]

Generalmente es producida a raíz de una enfermedad de trasmisión sexual de la vía genital baja (vagina y cérvix), como candidiasis, gonorrea y otras enfermedades de origen bacteriano (estafilococos, estreptococos). Sin embargo, la EPI también puede ser causada por la implantación de un dispositivo intrauterino o después de un aborto.

Epidemiología[editar]

Dado que surge a partir de infecciones por gérmenes transmitidos sexualmente, es una enfermedad casi exclusiva de mujeres sexualmente activas. Es también por ello más frecuente en mujeres que empezaron pronto a tener relaciones sexuales, o que no utilizan métodos anticonceptivos de barrera. El uso de anticonceptivos orales parece ser protector, ya que evitan que los gérmenes asciendan hacia la cavidad endometrial. Por último, y como se ha indicado en el apartado de etiología, el riesgo aumenta con la manipulación del cérvix o el útero, como es el caso del DIU, el legrado o la histerosalpingografía.

Cuadro clínico[editar]

Los síntomas más frecuentes son fiebre, dolor abdominal bajo y secreciones vaginales con características anormales. Estos síntomas pueden ampliarse a: micción dolorosa, náuseas y vómitos, estreñimiento, y dolor en las relaciones sexuales, entre otros.

Diagnóstico[editar]

El examen físico muestra un abdomen doloroso; en la exploración genital la movilización del cérvix es dolorosa. También pueden palparse masas anexiales. Se pueden realizar exámenes de sangre (recuento de glóbulos blancos), estudios microbiológicos en el exudado y también se puede recurrir a laparoscopia y ecografías.

Tratamiento[editar]

El tratamiento fundamental consiste en la administración de antibióticos, así como medidas generales (reposo, analgésicos, extracción de DIU si lo hay). A veces puede ser necesaria la cirugía, para drenar abscesos y lavar el peritoneo afectado.

Pronóstico[editar]

La mortalidad es excepcional con el tratamiento adecuado. No obstante, hay un riesgo de hasta un 25% de que se desarrolle la enfermedad de nuevo más adelante. El principal problema, no obstante, son las secuelas: el embarazo ectópico y el riesgo de infertilidad aumentan de forma drástica una vez desarrollada la enfermedad, y aún más si ocurren más episodios de la enfermedad.

Referencias[editar]

Véase también[editar]