Pus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El pus es un líquido espeso de color amarillento o verdoso, segregado por un tejido inflamado, y compuesto por suero, leucocitos, células muertas y por grasa (colesterol y glucosa).[1]

La producción de pus se denomina supuración y se produce generalmente (pero no exclusivamente) como parte de una inflamación infecciosa por lo cual su presencia es signo clínico característico de infección.

A los microorganismos cuya infección se caracteriza por producción de pus, se les denomina piogénicos. A las enfermedades o procesos patológicos que cursan con supuración se les denomina piógeno(a)s, como por ejemplo la artritis piógena (Código CIE-10 M00) o la meningitis piógena (CIE-10 G00.9).

También existen enfermedades en que se produce pus sin presencia de infección y son las que cursan con necrosis de tejido o acumulación de tejido muerto, como por ejemplo la psoriasis o la melanosis pustulosa neonatal transitoria.

La acumulación de pus en un tejido cerrado produce abscesos en distintas regiones del organismo y una colección visible de pus bajo la epidermis es conocida como pústula o forúnculo según el tamaño.

El pus está compuesto principalmente por linfa, células blancas o leucocitos (linfocitos y polimorfonucleares (PMN) neutrófilos) muertas o vivas que viajan a los espacios intercelulares alrededor de las células afectadas. También lo componen microorganismos muertos, fibrina y restos de tejido dañado, así como sangre o líquidos corporales según el sitio en donde se produzca.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]