Pústula (dermatología)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Pústula (del lat. pustula) en medicina es como se denomina a una pequeña cavidad superficial de la piel (epidermal o subepidermal) llena con pus. La pústula pertenece a los así llamados cambios de la piel primarios (eflorescencias primarias) en la dermatología. Su contenido es purulento, puede ser estéril (como en la «psoriasis pustulosa generalizada») o contener bacterias.

Enfermedades con pústulas[editar]

La pústula es un signo clínico de varias enfermedades o procesos patológicos como:

El «acné común» (acne vulgaris), el que comúnmente se conoce como acné, se forma sobre la base de una hiperqueratosis en el área en que el folículo piloso se abre a la superficie de la piel, una retención del sebo formado por las glándulas sebáceas de la piel y por eso un quiste de retención, al que se refiere como «comedón blanco» o cerrado (espinilla o «cabeza blanca»), dado que la abertura del folículo permanece cerrada o casi cerrada. En un así llamado comedón abierto, su capa superior puede teñirse negra por melanina, suciedad u oxidación: aparece una «espinilla negra» (también llamada «cabeza negra»). Tanto los comedones negros como blancos conducen a la imagen de la «acné comedónica». Sólo si el comedón se inflama y se hace purulento, se forma una pústula y con eso un «acné papulo-pustuloso» como fase avanzada del acné común. La causa de la inflamación es principalmente la bacteria Propionibacterium acnes, que encuentra en el comedón condiciones ideales de crecimiento.
La foliculitis es la inflamación de uno o más folículos pilosos con acumulación de pus en cualquier lugar del cuerpo en donde éstos se encuentren, como la zona de la barba, del glúteo o genitales.

Véase también[editar]