Betametasona

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Betametasona
Betamethasone.png
Betamethasone2.png
Nombre (IUPAC) sistemático
9-fluoro-11,17-dihidroxi-17-(2-hidroxiacetil)-10,13,16-
trimetil-6,7,8,9,10,11,12,13,14,15,16,17-
dodecahidrociclopenta[a]fenantren-3-ona
Identificadores
Número CAS 378-44-9
Código ATC A07EA04
PubChem 9782
DrugBank APRD00513
Datos químicos
Fórmula C22H29FO5 
Peso mol. 392.461 g/mol
Farmacocinética
Metabolismo Hepático (CYP3A4)
Vida media 5,6 horas
Datos clínicos
Cat. embarazo C (EUA)
Estado legal Solo Rx
Vías de adm. Oral, tópica
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico

La betametasona es un potente esteroide, del grupo de los glucocorticoides que se utiliza en medicina por sus propiedades inmunosupresoras y antiinflamatorias. A diferencia de otros fármacos con estos efectos, la betametasona no causa retención de agua. Se administra en forma de cremas, ungüentos, aerosol, loción o gel para el alivio de la picazón, enrojecimiento, sequedad, la formación de costras, despellejamiento, inflamación y el malestar provocados por diversas afecciones a la piel como en casos de eczema.[1] También se puede administrar por vía oral, en combinación con antagonistas de los receptores H1, para el tratamiento de muchas reacciones alérgicas o por vía intramuscular para afecciones reumáticas, alérgicas, dermatológicas o relacionadas con el colágeno.[2]

Indicaciones[editar]

El derivado fosfato sódico de betametasona se indica ocasionalmente como inyecciones intramusculares para alergias causadas por contacto como por la hiedra venenosa y otras plantas.

La betametasona por si sola no es muy activa en presentaciones tópicas, pero el añadir un carbono droxilo en la posición 5 de la molécula le hace unas 300 veces más potente que la hidrocortisona en esas presentaciones.[3] Por motivo que la betametasona carece de propiedades mineralocorticoides, se indica para el tratamiento del edema cerebral y la hiperplasia adrenal congénita.[4]

Mecanismo de acción[editar]

La betametasona reduce la inflamación al inhibir la liberación de hidrolasas de los leucocitos, previniendo así la acumulación de macrófagos en el lugar de la inflamación. La administración de betametasona interfiere con la adhesión leucocitaria a las paredes de los capilares, reduce la permeabilidad de la membrana de los capilares, lo que ocasiona una reducción del edema. Además, la betametasona reduce la liberación de moléculas que promueven la inflamación, como la histamina y quininas, e interfiere con la formación de tejido fibroso. Los efectos anti-inflamatorios de los corticoides en general se deben a sus efectos sobre las lipocortinas, unas proteínas inhibidoras de la fosfolipasa A2. Las lipocortinas controlan la síntesis de potentes mediadores de la inflamación como los leucotrienos y las prostaglandinas, al actuar inhibiendo la síntesis de su procursor, el ácido araquidónico.

Referencias[editar]

  1. [MedlinePlus] (enero de 2000). «Betametasona tópica» (en español). Enciclopedia médica en español. Consultado el 31 de octubre de 2008.
  2. Departamento Técnico del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (marzo de 2008). Catálogo de medicamentos. Madrid: Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. pp. 1467–1471. ISBN 9788487276637. 
  3. Katzung, Bertram G. (2007). «Chapter 62. Dermatologic Pharmacology». Basic & Clinical Pharmacology (9 edición). McGraw-Hill. ISBN 0071451536. 
  4. William Martindale, The Extra Pharmacopoeia, 30th ed, p724. ISBN 978-0-85369-300-0

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]