Arte en Honduras

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La centroamericana república de Honduras, cuenta desde tiempos prehispanos, la colonia, tiempos de independencia y épocas contemporánea y moderna, con representantes en todas las artes conocidas por el hombre, entre ellas se destacan las siguientes:

Arte prehispano[editar]

Durante tres milenios antes de los territorios de la actual Honduras florecieron muchas culturas, entre ellas la civilización maya, los Tahwakas, Pech, entre otros, estas culturas desarrollaron diversas artes, entre ellas las pinturas rupestres, la cerámica, escultura, música entre otras, ademas de diversas ciencias como matemáticas y astronomía. Varias de estas obras se pueden observar en la Galería Nacional de Arte

Arte colonial[editar]

Durante la colonización española florecieron nuevas artes y técnicas en el país, muchas de estas obras se encuentran preservadas en la Galería Nacional de Arte.

Arte culinario[editar]

Imagen de una baleada.

Honduras cuenta con una variedad de platillos tradicionales, entre ellos La baleada, La carne asada con chimol, pollo en arroz de maíz, pescado frito con encurtido de cebolla, y el plato típico garífuna que es pescado frito en aceite de coco.

Otros platillos son las montucas, enchiladas, nacatamales de maíz, "mondongo" o sopa de tripa. En las áreas costeras y en las Islas de la Bahía los mariscos se preparan de diversas maneras y algunos platillos se preparan con coco. Las áreas turísticas cuentan con restaurantes de cocina internacional y platillos estilo americano. Ademas se cuenta con una amplia variedad de sopas, postres, preparados a base de maiz, bebidas alcohólicas entre otras.

Pintura[editar]

La pintura en el territorio de la actual Honduras existe desde tiempos precolombinos, diversas técnicas se introdujeron durante la colonización española y se mejoraron luego de la independencia.

Los pintores más destacados que ha tenido Honduras son José Antonio Velásquez y Carlos Garay.[1] Velásquez, fue reconocido como el primer pintor primitivista de América. Expuso sus obras en EE. UU. y América Latina, así como en un buen número de países de Europa y Asia.

También desde 1940, fue fundada la Escuela Nacional de Bellas Artes (Honduras) situada en Comayagüela, D.C. con el fin de enriquecer los conocimientos de los futuros pintores de Honduras.

Danza[editar]

Honduras cuenta con mas de 141 danzas folkloricas,[2] dividias en tres áreas culturales y representativas en su folklore: las danzas criollas, las danzas autóctonas, y las danzas afro - caribeñas.

Ballet[editar]

El ballet es un arte que se ha desarrollado muy poco en Honduras. Sin embargo, uno de los nombres que destaca es el de Daniel Ramos.

Escuelas de Ballet[editar]

Honduras cuenta con varias escuelas entre ellas Ángel Dance Academy, en San Pedro Sula, dirigida por Daniel Ramos quien estudió en Costa Rica y obtuvo su licenciatura en ballet clásico, donde fungió como primer bailarín de la Compañía Danza Libre. Comenzó su trabajo como director de Angel Dance Academy en junio de 2011, y desde entonces ha realizado presentaciones exitosas, tituladas "Bailando con los Ángeles", "Fantasías en Blanco y Negro" , "Retro Dance", "La Casa de Santa", la técnica que utiliza es de la 0Royal Academy of Dance.

En mayo de 2014 un grupo de alumnas de el Centro Sampedrano de Enseñanza Artística, (Censea) gano la medalla de titanio por su coreografia Can-Can durante el torneo Sheer Talent en Costa Rica.[3]

Escultura[editar]

Escultura en Copan

La escultura se ha desarrollado desde tiempos de la civilización maya, se encuentran varios de ests obras en la ciudad de Copán.

Literatura[editar]

La literatura en el territorio de la actual Honduras se remonta a hace más de mil quinientos años, fue desarrollada por la civilización maya en la ciudad de Copán, conocida domo Literatura Maya, escritos empleando la Escritura maya de nuestros antepasados que empleaba logogramas y glifos silábicos, la literatura maya se encuentra conservada en las estelas, pirámides y templos en Copán. La ciudad de Copán alberga la pirámide más informativa de América, la pirámide de los jeroglíficos que cuenta con más de 2.500 glifos.

En la actual en Honduras ha habido varios periodos de literatura contando con muchos autores en los periodos del romanticismo, modernismo, post modernismo, etc. Entre los escritores más notables de Honduras están Froylán Turcios Juan Ramón Molina, Rafael Heliodoro Valle, Antonio José Rivas, Clementina Suárez, Edilberto Cardona, Bulnes, Víctor Cáceres Lara, Glenda Umaña y Ramón Amaya Amador, Marco Antonio Rosa, Roberto Sosa, Juana Pavón, Lucila Gamero de Medina, Amanda Castro, Javier Abril Espinoza y Roberto Quezada. En teatro sobresalen las obras del padre José Trinidad Reyes Sevilla fundador de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, hoy en día las del renombrado Rafael Murillo Selva.

Música[editar]

La música se ha desarrollado desde épocas prehispánicas, los antiguos mayas ya tenían sus propios instrumentos musicales como los aerófonos y las ranas de barro de Yaxchilan. Durante la época colonial se recibieron nuevas influencias musicales y luego de la independencia de Centro América continuó el cultivo de la música en Honduras, se comienza a rescatar la música e instrumentos tradicionales.

En el año 1936 se funda el Conservatorio Nacional de Música Francisco R. Díaz Zelaya (institución pública), en el año 1984 se aprueba la incorporación del conservatorio nacional de música al sistema educativo nacional, sus egresados obtienen el título de bachiller en música, donde se forma a los estudiantes en diversos instrumentos de cuerda como el violín, viola, violonchelo, contrabajo, guitarra, piano, de viento como la flauta, oboe, clarinete, fagot, corno, saxofón, trompeta, trombón, tuba, y también en instrumentos de percusión con clases teórico-prácticas.[4]

Entre los diversos grupos y orquestas nacionales tenemos a la Orquesta sinfónica nacional, la Orquesta sinfónica juvenil, la banda de los supremos poderes y la marimba nacional "Alma de Honduras".[5]

Cinematografía[editar]

En cine sobresale el cineasta hondureño Sami Kafati quien produjo el cortometraje Mi Amigo Ángel (1962) y el largometraje No hay Tierra sin Dueño (2003). También sobresalen Vilma Martínez y Mario López con los cortometrajes "Maíz, Copal y Candela", "Mundo Garífuna", "José Cecilio del Valle" y "Ticha Reyes" (1977-1980). También Hispano Durón, productor de la película Anita la cazadora de insectos (2000), Juan Carlos Fanconi productor de la película Almas de la Medianoche (2001)con Mario Jaén; y el recientemente producido documental realizado por Manuel Farias y Vilma Martínez, basado en el libro de Julio Escoto y arreglo musical de Guillermo Anderson, "Morazán está en las Calles" (2009).

Véase también[editar]

Referencias[editar]