Antipoesía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El «antipoeta» Nicanor Parra en 2014.

La antipoesía es un tipo de poesía rupturista, creada y principalmente desarrollada por el escritor chileno Nicanor Parra.

Con ella, el autor creó una nueva forma de hacer poesía, que se opuso a toda la poesía tradicional entonces imperante en su país, la que estaba encabezada fundamentalmente por Pablo Neruda, Vicente Huidobro y Pablo de Rokha.[1]

Antecedentes[editar]

Luego de publicar su primer poemario, Cancionero sin nombre (1937), una obra relativamente convencional, Nicanor Parra se dio a la tarea de investigar nuevas formas de hacer poesía. El concepto maduró y se desarrolló especialmente entre 1949 y 1952, años en que Parra estuvo en Oxford para tomar cursos de cosmología. En Inglaterra el físico y poeta pudo introducirse en la literatura de Pound, T. S. Eliot, Blake, Kafka y Donne, en el psicoanálisis freudiano, en las películas de Chaplin y en el surrealismo. Todas estas influencias, sumadas a sus experiencias y reflexiones personales, le fue revelando nuevas técnicas en el manejo del verso y una consciencia acerca de su oficio como poeta, que acabó materializando, ya de regreso en Chile, en su obra Poemas y antipoemas (1954).[1] [2]

Al respecto, Parra declaró lo siguiente:[3]

Bauticé los Poemas y antipoemas posteriormente. Había comenzado a escribirlo en 1938, pero sólo di con el título en 1949 o 1950, en Inglaterra. Andaba rebuscando por una librería cuando me fijé en A-poèmes, libro del poeta francés Henri Pichette. ¡De modo que la calificación de «antipoema» se había empleado en el siglo XIX —aunque probablemente los griegos ya la usaran! En cualquier caso, el término me vino a posteriori; o sea, yo no escribí la obra de acuerdo con una teoría completamente articulada desde el principio.

Nicanor Parra

Estilo[editar]

La antipoesía se caracteriza por el uso de un lenguaje directo, antirretórico y coloquial,[2] que se adapta a las contingencias históricas y a los nuevos recursos expresivos de movimientos artísticos y culturales emergentes, muchos de ellos difundidos por los medios de comunicación de masas. Se trata además de un lenguaje subversivo, sin ser militante, que asume una función crítica a los tradicionalismos. Por oposición a los poemas tradicionales que desarrollan una idea o un sentimiento de manera continua, los antipoemas suelen tener una estructura fragmentaria o bien romper con la continuidad, evocando de esta manera al montaje o al collage.[1]

Los antipoemas suele incluir un personaje antihéroe que frecuenta espacios públicos y urbanos, así como el uso del humor, la ironía o el sarcasmo.[1]

Influencia[editar]

La antipoesía parriana influenció profundamente tanto en la poesía hispanoamericana como en otros géneros literarios.[1]

De ella se hicieron eco muchos otros autores contemporáneos a Parra, como es el caso de Enrique Lihn.[4]

Referencias[editar]

  1. a b c d e Morales, Leonidas. «Parra, Nicanor». Universidad de Chile. Consultado el 5 de abril de 2015. 
  2. a b «Biobibliografía de Nicanor Parra». Portal de Escritores de la Región del Bío-Bío. 2001. Consultado el 5 de abril de 2015. 
  3. Patricio Lerzundi, «In Defense of Antipoetry. An Interview with Nicanor Parra», Review, Nueva York, otoño de 1971. Citado y traducido por René de Costa, «Para una poética de la (anti)poesía», en Nicanor Parra, Poemas y antipoemas, Cátedra, Madrid, 1988, ISBN 84-376-0777-9.
  4. Lihn, 2008, «Por arte del birlibirloque», pp. 9-16.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]