Anesvad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Fundación Anesvad es una organización no gubernamental para el desarrollo creada en 1968 en Bilbao (España), del ámbito de la salud, cuyos objetivos son gestionar proyectos de asistencia sanitaria y desarrollo social en los países más desfavorecidos.[1] El significado original de las siglas es «A Nuestros Enfermos Servimos Viendo A Dios».[2] Coordina proyectos en diecinueve países de África, Asia y América Latina, dedicados prioritariamente a la atención de enfermedades tropicales desatendidas (ETDs), la salud comunitaria, la salud materno-infantil, sexual y reproductiva, así como la trata de seres humanos.[3]

En 2007 tuvo un gran eco mediático el encausamiento de su director general, denunciado por malversación de fondos. En 2008 los administradores judiciales nombraron a un nuevo director general cuyo fin principal es reimpulsar la organización y garantizar el destino de las donaciones de sus más de 90.000 colaboradores.[4]

Actividad[editar]

Anesvad coordina proyectos en diecinueve países de África, Asia y América Latina, dedicados prioritariamente a la atención de enfermedades tropicales desatendidas (ETDs), la salud comunitaria, la salud materno-infantil, sexual y reproductiva, así como la trata de seres humanos.[5]

Problemas judiciales de 2005 a 2008[editar]

A punto de celebrarse cuatro décadas de su fundación, en marzo de 2007 Anesvad fue objeto de un encausamiento judicial que tuvo gran eco mediático y supuso un duro golpe para el sector de la cooperación.[6] [7] [8] [9] Miembros de Anesvad denunciaron al entonces presidente, José Luis Gamarra, hijo del fundador de la organización,[2] por apropiación indebida de fondos (siete millones y medio de euros, según peritaje judicial).[10] [11] Las primeras irregularidades se habían detectado en 2005, cuando los responsables de la organización destituyeron a dos directivos por la misma causa.[12] Como consecuencia de la intervención judicial, en octubre de 2007 se establece una administración por el juzgado, al estimar que persistía el riesgo de desvío de fondos. Además de Gamarra, dos exdirectivos, José Miguel Sustacha y Francisco Martínez, se autoinculparon de haberse apropiado de 980.000 euros (cantidad a la que el perito judicial sumó otros 560.000 euros). La pérdida de confianza originada por estos hechos ha sido la cuasa de un brusco descenso en el número de asociados, que en mayo de 2009 constituía un 40% menos que en 2005.[4] [13]

El ex-director José Luis Gamarra, así como a los ex directores general y financiero de Anesvad, José Miguel Sustacha y José Francisco Martínez fueron condenados por apropiación indebida por Sentencia de la Audiencia Provincial de Vizcaya de fecha 25 de abril de 2012.[14] José Luis Gamarra fue condenado a 6 años de prisión, así como a una indemnización de 3.263.189 euros, la cantidad que le falta por devolver de los 7.556.651 de euros de los que se apropió.[15] [16]

Nueva directiva de 2008[editar]

En julio de 2008, fue elegida por los administradores judiciales una nueva directiva.[17] [18] El nuevo director, Bernardo García Izquierdo, tomó posesión en octubre de 2008, señalando que sus objetivos eran tomar todas las medidas para evitar cualquier nueva irregularidad, garantizar el buen empleo del dinero y colaborar con la Justicia para esclarecer lo ocurrido.

García Izquierdo condenó cualquier comportamiento ilícito "de épocas pasadas" y manifestó "públicamente la reprobación" por ellas. Insistió en que fueron "acciones puntuales, atribuibles a personas concretas, nada habituales en el sector". Anesvad se ha personado en la causa contra los tres exdirectivos de la organización como parte perjudicada.[4]

Misión, visión y valores[editar]

Con elcambio de directiva de 2008, Anesvad ha desarrollado un plan estratégico cuyo reto principal es reorientar la organización y conseguir recuperar el prestigio y la confianza de sus colaboradores. Para ello define nuevas misión, visión y valores:[19]

La misión es contribuir a la promoción y protección de la salud entendida como un derecho humano fundamental: definiendo como salud no sólo la ausencia de afecciones o enfermedades, sino el completo estado de bienestar físico, mental y social; interviniendo en aspectos políticos, sociales, económicos y culturales; y promoviendo alianzas con actores protagonistas de su propio desarrollo.

La visión consiste en impulsar acciones hacia un desarrollo sostenible y endógeno que facilite el acceso a la salud de los grupos vulnerables de la población de los países en los que colaboramos; realizar acciones de carácter socio-sanitario destinadas a grupos vulnerables del entorno más cercano; promover cambios sociales que permitan la transformación de las causas estructurales de la pobreza, la desigualdad y la exclusión social; realizar acciones de sensibilización y educación para el desarrollo que promuevan la transformación de las causas estructurales de la pobreza, la desigualdad y la exclusión social; e impulsar acciones integrales a través del trabajo en red con otras organizaciones.

Los valores son: Compromiso, independencia, profesionalidad, comunicación, colaboración y cooperación.

Campañas publicitarias[editar]

Anesvad ha sido criticada en ocasiones por utilizar campañas de marketing agresivo, inadecuadas desde el punto de vista de ONG.[2] [20] En 2003, un informe de la Fundación Lealtad desaprobaba sus últimas campañas de publicidad, captación de fondos e información, al no reflejar de manera fiel los objetivos y la realidad de la ONG e inducir a error. Las diferencias de criterio entre las campañas de comunicación y el mensaje de las mismas llevaron a que Anesvad abandonara la Coordinadora de Organizaciones No Gubernamentales para el Desarrollo de España(CONGDE) en el año 2002.[9] [12] [21]

Campaña contra la lepra[editar]

Su campaña contra la lepra fue criticada en 2001 por la ONG Fontilles (Dedicada a la lucha contra la Lepra), pues según la misma no reflejaba la realidad actual de esta enfermedad y alimentaba un rechazo y un estigma contra quienes la sufren. El anuncio televisivo consistía en imágenes de tierras quemadas y de leprosos, mientras se decía: 'Brasil debe tomar serias medidas contra la deforestación... o sus enfermos de lepra se quedarán sin un lugar donde ocultarse. En el mundo hay siete millones de enfermos discriminados y Brasil es el segundo país con más casos. Ayúdanos a detener la lepra. Hazte socio de Anesvad'.[21] [22]

Campaña contra la úlcera de Buruli[editar]

En la campaña contra la úlcera de Buruli se mostraban africanos con carne y huesos roídos por esta enfermedad, y contraponía las imágenes con referencias a la liposucción.[21]

Campaña contra la pornografía infantil[editar]

También fue criticada su campaña de lucha contra la pornografía infantil, que para algunos suponía una criminalización de Internet. En dichas campañas llegó a usar falsos anuncios sobre pornografía infantil. Fueron usados 10 tipos de anuncios en la red, cada uno formado por varios banner (tira publicitaria animada). Dichos anuncios tenían el título "Sumisas" y con una foto de cinco niñas se leía: 'Niñas inexpertas / dispuestas a todo / sólo para ti / sumisas'. Luego el mensaje giraba: 'Los malos tratos anulan su voluntad. Reacciona. Anesvad contra la explotación sexual infantil'. Otro anuncio similar rezaba.- "Gratis: 'Más de 1.000 lolitas!!! / totalmente reales!!! / GRATIS!!! / Ellas sufren, otros se enriquecen!!! Reacciona!!!'". También llegó a crear una falsa web de pornografía infantil.[23] [24]

Otras polémicas[editar]

Además de por sus campañas publicitarias, Anesvad ha recibido críticas por otras cuestiones relacionadas con su gestión interna, creando una imagen negativa que la nueva junta directiva, nombrada por la administración judicial en 2008, se dispone a cambiar.[4]

Gestión económica[editar]

Anesvad tuvo excedentes presupuestarios durante varios años dedicando a sus proyectos en los países del Sur, solo el 38% del presupuesto en el año 2000, un 29%, en el año 1999 y un 38% en el 1998.[12] Al no cumplir con la obligación de toda ONG de trabajar con presupuesto cero Anesvad recibió un suspenso simbólico en el mundo de las organizaciones no gubernamentales de la mano de la Fundación Lealtad.[25] Antes del escándalo judicial la fundación fue criticada por hacer gala de ostentación, poseyendo caros inmuebles, entre ellos una sede lujosa, aparcamientos de precios elevados y coches de alta gama,[6] [26] manejando grandes cantidades de dinero con demasiada desenvoltura para una ONG.[27] [28] En 2007 se produce la detención del entonces presidente por apropiación indebida. La organización está actualmente administrada judicialmente.[4]

Reorganización y personación en el proceso judical[editar]

La ONG también ha sido criticada por tardar demasiado en reorganizarse eligiendo una nueva directiva años después de que empezaran los problemas, y por personarse también tardíamente en el procedimiento judicial. El nuevo director afirmó que "Hemos comparecido cuando hemos podido".[4]

Financiada por empresas tabacaleras[editar]

Anesvad fue en 1999 una de las organizaciones que produjeron una crisis en la CONGDE al colaborar con la marca de tabaco Fortuna. Luego esas ONG decidieron no aceptar más fondos de tabacaleras.[21]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]