Amanita regalis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Amanita regalis
A regalis.jpg
Clasificación científica
Reino: Fungi
División: Basidiomycota
Clase: Agaricomycetes
Orden: Agaricales
Familia: Amanitaceae
Género: Amanita
Especie: A. regalis
Nombre binomial
Amanita regalis
(Fr.) Michael
Sinonimia

Agaricus muscarius var. umbrinus (Pers.) Fr.
Agaricus muscarius ß regalis Fr.
Amanita emilii Riel
Amanita muscaria var. regalis (Fr.) Sacc.
Amanita umbrina Pers.
Amanitaria muscaria var. regalis (Fr.) E.-J.Gilbert

Amanita regalis
Características micológicas
Gills icon.png 
Himenio con láminas
Convex cap icon.svg 
Flat cap icon.svg 

El sombrero es convexo

o aplanado
Free gills icon2.png 

Las láminas son libres

Ring and volva stipe icon.png 

El pie tiene anillo y volva

White spore print icon.png 

Esporas de color blanco

Mycorrhizal ecology icon.png 

La ecología es micorriza

Poisonous toxicity icon.png 

Comestibilidad: venenosa

[editar datos en Wikidata ]

Amanita regalis es una especie de hongo perteneciente a la familia Amanitaceae, muy común en los países escandinavos y en el este y norte de Europa. En América del Norte, su distribución se restringe a Alaska. Es un hongo micorrizal que establece una relación simbiótica con ciertas especies de árbol. Los basidiocarpos de este hongo se asemejan a los de la especie Amanita muscaria, de la cual fue considerada una variedad tras su descubrimiento. A. regalis difiere de A. muscaria en su mayor tamaño, con un píleo marrón-rojizo soportando numerosas láminas, y en que tiene un estipe (pie) de color amarillo-ocre en la base, con restos a su alrededor. Las esporas son entre elipsoidales y esféricas, translúcidas y lisas. A. regalis puede ser confundida con otras especies como Amanita rubescens o Amanita pantherina. Mediante un análisis químico se ha podido demostrar que esta especie contiene ácido iboténico y muscimol, los mismos componentes tóxicos encontrados en A. muscaria, pero no se han detectado derivados de muscarina o triptamina.

Etimología y taxonomía[editar]

Amanita regalis fue inicialmente descrito como Agaricus muscarius ß regalis por Elias Magnus Fries en su obra Systema Mycologicum, publicada en 1821.[1] En 1887, Pier Andrea Saccardo lo identificó como una variante de Amanita muscaria.[2] En 1903, Edmund Michael fue el primero en considerar a A. regalis una especie distinta.[3] En 1941, Edouard-Jean Gilbert sugirió llevar a cabo una reorganización completa del género Amanita en su monografía mundial sobre este género, y trasladó esta especie al género Amanitaria como A. muscaria var. regalis.[4] En su versión original (1949) de Agaricales in Modern Taxonomy, Rolf Singer la consideró una subespecie de A. muscaria, pero hizo notar que podía ser considerada una especie aparte; de hecho, en su cuarta edición de la obra (1986), la clasificó como una especie diferente.[5] A. regalis es clasificada dentro del género Amanita, en un grupo de Amanitas relacionadas que poseen anillo en el estipe y un bulbo en la base del mismo.[6] Más recientemente, un grupo japonés que estudió la biogeografía de A. muscaria y especies relacionadas mediante análisis filogenéticos moleculares, concluyó que el taxón debería ser considerado un grupo de A. muscaria, más que una especie distinta.[7] A pesar de ello, en 2009, tanto el Index Fungorum como el MycoBank siguen clasificando a A. regalis como una especie diferente.[8] [9]

La especie ha sido bautizada con diversos nombres vernáculos según el país. En países de habla inglesa ha sido denominado como "royal fly agaric",[10] "king of Sweden Amanita",[11] "brown fly agaric" o "king fly agaric".[12] En Francia es conocido como Amanite royale,[13] mientras que en Alemania es llamado Königsfliegenpilz.[14] El epíteto específico es derivado de la palabra latina regalis, que significa "real".[15] En el año 2000, este hongo fue seleccionado por la Sociedad Alemana de Micología como el "Hongo del Año".[10]

Descripción[editar]

Espécimen joven de A. regalis que muestra el color, el píleo y el estipe característicos de esta especie. A la derecha puede apreciarse un basidiocarpo inmaduro.

Al igual que en todas las especies del género Amanita, la mayor parte del organismo se encuentra bajo el suelo, en simbiosis de ciertas especies de árbol. El esporocarpo del hongo es una estructura reproductora que aparece cuando las condiciones ambientales de humedad, temperatura y disponibilidad de nutrientes son las adecuadas. El sombrero de A. regalis es de entre 10 y 25 cm de ancho y, dependiendo de la fase de desarrollo, puede variar en su forma desde esférica a convexa o aplanada. Es de color marrón amarillento y está densamente cubierto con costras verrugosas, que se encuentran dispuestas en anillos concéntricos casi regulares.[16] Estos anillos son restos de la volva, como consecuencia del crecimiento y expansión del cuerpo fructificante. El sombrero es carnoso y cuando está maduro presenta surcos en los extremos, los cuales pueden extenderse hasta 1,5-2 cm. La cutícula del sombrero puede separarse hasta casi el centro del propio sombrero por descamación.

Las láminas se disponen en el himenio libres, amontonadas y muy juntas, mostrando un color entre blanco y amarillo cremoso. Los extremos de las láminas tienen mechones de una especie de pelo suave y algodonoso, como reminiscencia de lo que fue anteriormente la volva. El estipe o pie de un individuo maduro suele medir unos 10-14 cm de alto y 1,5-2 cm de ancho,[17] y se extiende hasta la base donde se inserta en un bulbo ornamentado con 2-4 anillos de pequeñas verrugas escamosas de color entre amarillo-ocre y limón. El estipe y el anillo no son de un color blanco puro, sino que tienen un débil matiz amarillento. La carne del hongo es blanquecina, ligeramente amarillenta en el estipe y dorada dentro de la cutícula del sombrero. El color no varía cuando la carne es expuesta al aire, y tiene un sabor y un olor insignificantes.[16]

Características microscópicas[editar]

Las esporas son desde elipsoidales hasta aproximadamente esféricas, translúcidas, lisas, y miden entre 9 y 12 µm. Son no amilodes, es decir, no absorben el yodo cuando son teñidas con el agente de tinción Melzer.[16] Las células productoras de esporas tienen forma de bastón, con unas dimensiones de 38-46 por 3-13 µm, y presentan una especie de abrazadera en sus bases.[18]

Especies similares[editar]

Ejemplar de Amanita pantherina.
Ejemplar de Amanita rubescens.

Amanita regalis es fácilmente distinguible de A. muscaria debido a la ausencia de colores rojos en el sombrero, y por la presencia de verrugas sobre el estipe. En el caso de un individuo que sea de color pálido y con un sombrero marrón amarillento, podría confundirse con la especie Amanita rubescens (comestible), la cual puede ser distinguida por el color que adquiere la carne cuando se ve expuesta al aire, o por el color de la carne bajo la cutícula: A. regalis es amarillento mientras que A. rubescens es blanco. Otra especie semejante es Amanita pantherina, que posee un color similar, pero tiene la carne blanca bajo la cutícula del sombrero, así como un bulbo con forma de copa.[17]

Hábitat y distribución[editar]

Amanita regalis es una especie poco común, que suele encontrarse creciendo en el suelo de bosques de montaña, tanto en bosques caducifolios, como en bosques de coníferas.[7] Es un hongo micorrizal que establece una relación simbiótica con ciertas especies de árbol. El micelio envuelve las raíces de los árboles y les suministra minerales, elementos traza y agua del suelo, mientras que el árbol le suministra al hongo alimento de sus propias reservas, producidas mediante fotosíntesis. A. regalis ha demostrado experimentalmente formar micorrizas con betula, Pinus sylvestris, Pinus mugo y Picea abies.[19] [20]

En Europa, se distribuye principalmente en el norte, no habiéndose descrito ni en el sur ni en el oeste europeo.[16] Además, siendo muy común en los países escandinavos,[17] se ha podido encontrar en Alemania,[21] Hungría,[22] Letonia,[12] Rusia,[23] Eslovaquia[24] y Corea.[25] En América del Norte, su distribución se restringe a Alaska,[18] donde puede ser encontrado normalmente bajo la línea arbolada.[11]

Toxicidad[editar]

Amanita regalis es un hongo venenoso. En 2006 se produjo un envenenamiento por hongos en Noruega, donde tres individuos consumieron ejemplares de A. regalis al confundirlos con el hongo comestible Macrolepiota procera. Los síntomas de envenenamiento, que empezaron entre 1 y 2 horas después de la ingestión de los hongos, consistieron en náuseas y vómitos. Dos de ellos manifestaron además síntomas colinérgicos en el sistema nervioso central, incluyendo alucinaciones, confusión, o pérdida de consciencia, así como salivación profusa y sudores. Los tres individuos se recuperaron entre las 4 y las 24 horas siguientes sin sufrir ningún daño en hígado, riñones o sistema nervioso central. Tal y como demuestra este incidente, el hecho de cocinar los hongos no neutraliza completamente los componentes tóxicos de A. regalis.[26] Mediante análisis químico se ha demostrado que esta especie contiene ácido iboténico y muscimol,[17] los mismos constituyentes tóxicos que posee A. muscaria.[27] Sin embargo, no se hallaron derivados ni de muscarina ni de triptamina.[10]

A. regalis tiene la capacidad de bioacumular un metal pesado, el vanadio, hecho que fue descrito por primera vez en 1939, en especímenes de A. muscaria.[28] Un estudio de campo llevado a cabo con especímenes escandinavos pudo detectar este metal en un rango de 38 a 169 mg de vanadio por kg de hongo seco (es decir, una media de 119 mg/kg).[29] En comparación, la concentración de vanadio en la mayoría de los hongos suele estar por debajo de los 2 mg/kg.[30]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Fries EM. (1821). Systema Mycologicum 1. ex officina Berlingiana. p. 16. Consultado el 03-01-2010. 
  2. Saccardo PA. (1887). «Sylloge Hymenomycetum, Vol. I. Agaricineae» (en Latin). Sylloge Fungorum 5:  p. 13. 
  3. Michael E. (1903). Führer für Pilzfreunde. Die am häufigsten vorkommenden essbaren, verdächtigen und giftigen Pilze. p. pl. 75. 
  4. Gilbert E-J. (1940). «The Amanitas of the world». Iconographia mycologica 27 (Suppl. 1):  p. 77. 
  5. Singer R. (1986). The Agaricales in Modern Taxonomy. (4th edición). Koenigstein: Koeltz Scientific Books. p. 450. ISBN 3-87429-254-1. 
  6. Jenkins, p. 16.
  7. a b Oda T, Tanaka C, Tsuda M. (2004). «Molecular phylogeny and biogeography of the widely distributed Amanita species, A. muscaria and A. pantherina». Mycological Research 108 (8):  pp. 885–96. doi:10.1017/S0953756204000620. 
  8. «Amanita regalis - Species synonymy». Index Fungorum. CAB publishing. Consultado el 03-01-2010.
  9. «Amanita regalis». MycoBank, the fungal website. International Mycological Association. Consultado el 03-01-2010.
  10. a b c Stijve T. (2000). «De koningsvliegezwam, Amanita regalis (Fr.) Michael, de paddestoel van het jaar 2000 [The Royal fly agaric, Amanita regalis (Fr.) Michael, is mushroom of the year 2000]» (en Dutch). AMK Mededelingen (2):  pp. 46–51. ISSN 0771-9884. 
  11. a b Tulloss RE. «Amanita regalis (Fr.) Michael». 'Amanita studies. Consultado el 03-01-2010.
  12. a b Mukins E, Mukina Z.. «Amanita regalis». Latvijas sēnes [Fungi of Latvia]. Consultado el 03-01-2010.
  13. DanelV, Barriot P. (1999). Intoxications aiguës en réanimation (en francés) (2 edición). Arnette. p. 539. ISBN 978-2718409771. Consultado el 03-01-2010. 
  14. Terpes W, Täufel A, Tunger L, Zobel M. (2005). Lebensmittel-Lexikon (en alemán). Behr. p. 707. ISBN 3-89947-165-2. Consultado el 03-01-2010. 
  15. Manser MH, Turton ND. (1999). Advanced Learners' Dictionary (Wordsworth Reference). Wordsworth Editions Ltd. p. 584. ISBN 1-85326-763-5. Consultado el 04-01-2010. 
  16. a b c d Pilat Á, Ušák O. (1961). Mushrooms and other Fungi. London: Peter Nevill. p. 148. 
  17. a b c d Bresinsky A, Besl H. (1989). A Colour Atlas of Poisonous Fungi: a Handbook for Pharmacists, Doctors, and Biologists. London: Manson Publishing Ltd. pp. 105–106. ISBN 0-7234-1576-5. Consultado el 03-01-2010. 
  18. a b Jenkins, p. 38.
  19. Maijala P, Fagerstedt KV, Raudaskoski M. (1991). «Detection of extracellular cellulolytic and proteolytic activity in ectomycorrhizal fungi and Heterobasidion annosum (Fr.) Bref.». New Phytologist 117 (4):  pp. 643–48. http://www.jstor.org/stable/2557755. 
  20. Modess O. (1939). «Experimental studies in Hymenomycetes and Gasteromycetes as mycorrhiza-producers on Pine and Spruce (Preliminary note)» (en alemán). Svensk Botanisk Tidskrift 33:  pp. 91–93. 
  21. Dorfelt H, Bresinsky A. (2003). «Distribution and ecology of selected Macromycetes in Germany». Zeitschrift für Mykologie 69 (2):  pp. 177–286. ISSN 0170-110X. 
  22. Vasas G, Locsmandi C, Albert L. (1991). «Interesting mushrooms from Hungary III. Basidiomycetes Agaricales» (en Hungarian). Annales Historico-Naturales Musei Nationalis Hungarici 83:  pp. 87–89. ISSN 0521-4726. 
  23. Kirikova OS. (2006). «Agaricoid fungi of the National Park "Russky Sever" (Vologda Region). I» (en ruso). Mikologiya i Fitopatologiya 40 (5):  pp. 377–86. ISSN 0026-3648. 
  24. Lizon P. (1989). «Maps of distribution of fungi in Slovakia Czechoslovakia 1». Zbornik Slovenskeho Narodneho Muzea Prirodne Vedy 35:  pp. 17–28. ISSN 0374-1168. 
  25. Park SS, Cho D-H. (1992). «The mycoflora of higher fungi in Mt. Paekdu and adjacent areas I». Korean Journal of Mycology 20 (1):  pp. 11–28. ISSN 0253-651x. 
  26. Elonen E, Tarssanen L, Härkönen M. (1979). «Poisoning with brown fly agaric Amanita regalis». Acta Medica Scandinavica 205 (1–2):  pp. 121–23. PMID 760400. 
  27. Brvar M, Mozina M, Bunc M (mayo 2006). «Prolonged psychosis after Amanita muscaria ingestion». Wien Klin Wochenschr 118 (9-10):  pp. 294–297. PMID 16810488. 
  28. Ter Meulen EV. (1931). «Sur la repartition de molybdene dans la nature» (en francés). Recueil des Travaux Chimiques des Pays-Bas 50:  pp. 491–504. 
  29. Meisch H-U, Reinle W, Schmitt JA. (1979). «High vanadium content in mushrooms is not restricted to the Fly Agaric (Amanita muscaria)». Naturwissenschaften 66 (12):  pp. 620–21. ISSN 0028-1042. 
  30. Sigel A, Sigel H. (1995). Vanadium and its role in life. New York: M. Dekker. p. 408. ISBN 0-8247-9383-8. Consultado el 03-01-2010. 
Texto citado
  • Jenkins DB. (1986). Amanita of North America. Eureka, California: Mad River Press. ISBN 0-916422-55-0. 

Enlaces externos[editar]