Adolfo Best Maugard

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Adolfo Best Maugard (Ciudad de México,1891 - Atenas, Grecia, 1964) fue un artista plástico mexicano que vivió en la primera mitad del siglo XX.

Fue un virtuoso mexicano con una personalidad multifacética. Entre sus tantas ocupaciones se encuentran la de pintor, estudioso del dibujo, profesor de arte, director de cine, escritor, pensador y promotor de la cultura mexicana.

En los trabajos que más reconocimiento tuvo, destaca el de haber creado un Método de Dibujo al que le puso su propio nombre. Dicho sistema se ocupó como parte del movimiento cultural “vasconcelista”, aplicándose en las escuelas del país de 1921-1923. Por desgracia, posteriormente cae en desuso y es eliminado de la enseñanza educativa. “Fito” Best Maugard (como se le conocía entre sus amistades) es considerado un artista menor dentro de la Historia del Arte Mexicano, porque abandonó por muchos años la pintura.

Al hablar de Fito Best, no podríamos decir que sufrió los avatares de aquellos artistas que nacen el seno de familias desprovistas de los bienes materiales, sino que vivió una vida holgada gracias a la posición económica de sus padres, lo que le permitió esgrimirse como un esteta y un bastión para el arte moderno mexicano.

Aunque fue suprimido el "Sistema Best", llegó a ser utilizado por la mayoría de los jóvenes artistas que empezaban su carrera a principios de los años 20 del siglo pasado. Los únicos artífices que no reciben el influjo del "Método de Dibujo" son Francisco Goitia y José Clemente Orozco.

También fue un gran impulsor del talento mexicano, tanto de las artes plásticas, así como del cine. Formó parte de varios movimientos de arte y entre sus amigos se encontraban aquellos de la talla de Jorge Enciso [1], Miguel "El Chamaco" Covarrubias, Dolores del Río, Roberto_Montenegro, Ernesto "el Chango" García Cabral, Jorge Juan Crespo de la Serna, Rufino Tamayo, Gabriel_Fernández_Ledesma, Carlos Pellicer, Xavier Villaurrutia, Frida Kahlo, Carlos Mérida, Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, Carol Miller y muchos otros más.

Su única incursión en el cine como director fue en el documental Humanidad, filmado en 1933 y en el largometraje La mancha de sangre, filmado en 1937.