Abismo (religión)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un abismo es una profundidad sin fondo y, por extensión, cualquier lugar profundo. La palabra suele usarse para aludir a un pozo, ya sea el fondo más profundo del océano o el infierno. Procede del griego αβυσσος, ‘sin fondo’, forma que puede provenir del sumerio Abzu (en acadio Apsu), ‘aguas profundas’.

En la versión griega del Antiguo Testamento la palabra representa tanto el caos original (Génesis i.2) como el tehom hebreo (‘oleada de agua profunda’), que se usa tanto en la literatura apocalíptica y cabalística como en el Nuevo Testamento para aludir al infierno, el lugar del castigo. En la versión Revisada (no la Autorizada) de la Biblia «abismo» suele usarse para esta idea. Principalmente en la cosmografía septuaginta la palabra se aplica tanto a las aguas bajo la tierra que originalmente la cubría, y que alimenta a fuentes y ríos, como a las aguas del firmamento que se consideraban estrechamente relacionadas con las de debajo.

De la idea general de profundidad, el término adquirió el significado de ‘lugar de los muertos’, si bien aparentemente nunca llegó a ser lo mismo que el She'ol. Según la Biblia cristiana, es la prisión de los espíritus malvados de donde ocasionalmente salen para causar maldad, y donde Satanás está condenado a habitar..

Bajo el altar del templo de Jerusalén se creía que había un pasaje que llevaba al abismo del mundo, donde descansaba una piedra fundacional de la tierra. En la cosmografía rabínica el abismo es una región de Gehena situada bajo el lecho del océano y dividida en tres o siete partes superpuestas una sobre otra. En la Cábala el abismo, como abertura hacia el inframundo, es la morada de espíritus malvados y se corresponde con la abertura del abismo hacia el mundo superior. En general el abismo se considera vagamente como un lugar de extensión indefinida, morada de misterio y dolor.

Enlaces externos[editar]