Predicado (gramática)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El predicado es el conjunto de palabras que se agrupan en torno a uno de los dos núcleos de la oración, el verbo. Es un elemento necesario de la sentencia gramatical, es decir, es indispensable para que la oración bimembre tenga sentido. Siempre está formado por un verbo en forma personal y cumple la función de núcleo del predicado (o cópula, en las oraciones atributivas); el resto de los elementos que acompañan al verbo dependerán del tipo de oración que estemos analizando. Podemos distinguir dos tipos básicos de predicados en las oraciones simples:

  • Atributo: Formados por un verbo copulativo (o semicopulativo) y un predicado nominal. El sujeto se relaciona semánticamente de forma directa con el atributo, que es lo que se dice de él; el verbo apenas tiene significado: sólo sirve de enlace (o cópula) entre el sujeto y el atributo. A veces, este tipo de predicados pueden llevar otros complementos.
  • Predicado verbal: Formados por un verbo no copulativo (que cumple la función de núcleo del predicado) y sus posibles complementos.

Predicado en gramática tradicional[editar]

Predicado verbal[editar]

La gramática tradicional postula que todo predicado verbal debe contener un verbo (en las lenguas con inflexión de tiempo dicho verbo debe estar conjugado según el tiempo gramatical). Y a ese verbo puede ir acompañado de objetos verbales, atributos o elementos adverbiales. Algunos ejemplos:

Juan baila. (predicado formado por un sólo verbo)
Pedro lee un libro. (predicado con objeto directo)
La madre de Pedro, María, me dio un regalo. (objeto directo e indirecto)
José pensó en su madre. (complemento de régimen)
Alberto se lo encontró en el parque. (objeto directo y complemento circunstancial)

En gramática tradicional, el predicado se considera una de las dos partes que componen una oración simple, siendo la otra parte el sujeto o "participante externo" sobre el cual el predicado declara algo (esto es estrictamente cierto sólo en las oraciones enunciativas).[1] En el análisis generativista más reciente ese análisis simple de gramática tradicional no se usa, por varias razones:

  1. En las lenguas ergativas el "participante externo" es el marcado en absolutivo, que en una oración transitiva con voz directa se corresponde con el paciente no con el agente.
  2. En gramática generativa se considera que la oración es una construcción endocéntrica, y el "parciticipante externo" (sujeto) usualmente ocupa la posición de espeficicador del sintagma verbal o del sintagma de tiempo.
  3. La estructura sujeto-predicado no puede explicar porqué en oraciones interrogativas algunos elementos que deberían estar dentro del predicado aparecen dislocados al principio de la oración.

Complementos del verbo en el predicado verbal[editar]

De acuerdo con el análisis de la gramática tradicional, los elementos oracionales que pueden acompañar al verbo en el predicado verbal en español pueden ser:

A parte del participante que es codificado como sujeto, la mayoría de verbos requiere sólo un argumento adicional o complemento obligatorio (que morfológicamente es un CD, un CI o un CR), fuera de ese argumento propiamente dicho el resto de "argumentos" son lo que se llaman adjuntos [sintácticos] .

Predicado nominal[editar]

Un predicado nominal es un sintagma nominal o un sintagma determinante que funciona como atributo del sujeto, por ejemplo:

Jorge III fue rey de Inglaterra.
Mi tío es médico.

En estas oraciones la información semántica recae en los elementos que acompañan al verbo copulativo ser. En español y otras lenguas el verbo copulativo únicamente tiene la función de servir de apoyo del núcleo del sintagma de tiempo pero dicho verbo no atribuye papel temático a ningún otro elemento a diferencia de un verbo copulativo en un predicado verbal.

Predicado adjetival[editar]

Un predicado adjetival es un adjetivo o sintagma adjetival que funciona similarmente a un atributo, como en la oración:

Pedro es digno de confianza hasta donde yo sé ...

Oraciones no personales[editar]

En las oraciones impersonales no hay sujeto lógico. Para la gramática tradicional, toda la oración es parte del predicado y ha de ser analizada como tal. En español, el núcleo del predicado siempre está en tercera persona y puede llevar complementos.

El análisis generativista difiere de la tradicional y se postula que un pronombre expletivo fonéticamente vacío, que es un tipo de sujeto elíptico está presente en la oración. Que dicha posición debe ir ocupada obligatoriamente se refleja en la construcción de ascenso:

A). Parece que Juan duerme
B). Juan parece dormir

En (A) el verbo parece es impersonal por lo que carece de sujeto lógico, sin embargo se postula que existe una posición preverbal (especificador sintáctico) que podría estar ocupada por un sujeto vacío. La construcción (B) semánticamente equivalente, muestra que la posición preverbal está ocupada por el elemento Juan que es el sujeto lógico de dormir pero que es atraído hacia la posición de especificador sintáctico de parece. En gramática tradicional no existe explicación de porqué (A) y (B) son semánticamente equivalentes siendo que la primera debería ser analizada como un predicado y la segunda como un sujeto más un predicado!

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. The Merriam Webster Dictionary. Springfield, Massachusetts: Merriam-Webster. 2004. p. 566. 

Bibliografía[editar]