Ángeles Mastretta

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ángeles Mastretta
Nombre de nacimiento María de los Ángeles Mastretta de Aguilar
Nacimiento 9 de octubre de 1949
Bandera de México Puebla, México
Nacionalidad Bandera de México Mexicana
Ocupación Escritora y periodista
Género Novela, cuento, poesía
Cónyuge Héctor Aguilar Camín
Descendencia 2
Premios Rómulo Gallegos
Ver todos
Sitio web oficial
Ángeles Mastretta en Facebook

Ángeles Mastretta (Puebla, 9 de octubre de 1949) es una escritora y periodista mexicana, conocida por crear personajes femeninos sugerentes y ficciones que reflejan las realidades sociales y políticas de México.

Biografía[editar]

Su padre, Carlos Mastretta,[1] era un periodista que se ganaba la vida vendiendo coches, murió cuando Mastretta tenía veinte años, y tuvo que trabajar también ella como periodista mientras estudiaba en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, a la que ingresó en 1971, cuando llegó desde Puebla al Distrito Federal.[2] Como colaboradora ocasional publicaba en medios de la talla de Excélsior, La Jornada, Proceso y Ovaciones. En este último poseía una columna llamada Del absurdo cotidiano, en la cual “escribía de todo: de política, de mujeres, de niños, de lo que veía, de lo que sentía, de literatura, de cultura, de guerra y todos los días"[2]

El Centro Mexicano de Escritores la becó en 1974, gracias a lo cual le fue posible trabajar junto con otros reconocidos autores entre los que destacan Juan Rulfo, Salvador Elizondo y Francisco Monterde. Mastretta fue nombrada directora de Difusión Cultural de la ENEP-Acatlán en 1975, cargo que ocupó hasta 1977. Al siguiente, pasó a encabezar el Museo del Chopo. En 1982, dejó ese puesto e hizo su primera aparición en el consejo editorial de la revista feminista FEM en el número 24; en 1983 lo hizo en el 25 y después, de modo más constante, del 29 al 40 en 1985. Aunque sigue apareciendo en el Consejo Editorial de la revista FEM, su participación ya no es activa.

Mastretta participó, junto a Germán Dehesa, en el programa de televisión La almohada, dedicado a charlas y entrevistas (1998). Tiene un blog titulado Puerto libre[3] y escribe regularmente en la revista Nexos,[4] , de cuyo Consejo Editorial es miembro (su esposo, el escritor Héctor Aguilar Camín, dirigió esa publicación de 1983 a 1995). Colabora esporádicamente en periódicos extranjeros como Die Welt y El País.

Cuando su hija menor inesperadamente se enfermó, Mastretta se sentó cerca de la pequeña en el hospital y comenzó a contarle historias de interesantes y diferentes mujeres en su familia que fueron importantes en momentos críticos de su vida. Estas historias de mujeres que, decía, “decidieron sus propios destinos”, fueron la inspiración para Mujeres de ojos grandes. La publicación —cuentos basados en la biografía de cada una de las mujeres— tenía como intención preservar las historias familiares para la posteridad.

Está casada con el también escritor y analista político Héctor Aguilar Camín y es hermana de Daniel y Carlos Mastretta, creadores del automóvil Mastretta MXT.

Mastretta siempre se ha caracterizado por ser una defensora del feminismo, prueba de esto se encuentra plasmada en la mayoría de sus obras. La escritora ha fundado y organizado grupos tales como la Unión de Mujeres Antimachistas en el D.F. Ha sido ganadora del galardón del Águila Social, en Porto Alegre el 2005.

La escritora de niña quería ser cantante, una pasión que nunca abandonó -confiesa que cantaba en todas partes- y que alguna vez ha practicado en público, por ejemplo, al interpretar Arráncame la vida en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.[5]

La escritora[editar]

Su trayectoria literaria propiamente tal la comenzó como poetisa, al ganar un concurso con La pájara pinta, que se convirtió en libro 1978. Pero lo que deseaba Mastretta —que consideraba ese poemario una casualidad y que nunca lo ha tomado en serio—[6] era dedicarse a una novela que había estado planeando por años y se le presentó la oportunidad cuando un editor ofreció patrocinarle seis meses para que la escribiera. Así nació Arráncame la vida que, publicada en 1985, tuvo un éxito inmediato y obtuvo el Premio Mazatlán de Literatura al año siguiente. A través del personaje principal, Catalina Ascencio, Mastretta logra en este superventas desmitificar una imagen “ideal” patrocinada durante siglos por la cultura dominante. La protagonista [...] se aboca, fundamentalmente, a hacerse dueña de su propio destino […] siente la necesidad de ser creativa en su mundo respectivo y, de esta manera, lograr su realización como ser humano y como mujer. Esta obra para que Mastretta eligió el título de una canción de Agustín Lara[2] le valió fama y prestigio internacional y, más de 20 años después, en 2008, fue llevada al cine con el mismo título por Roberto Sneider, quien escribió también el guion de la película.

A esta primera novela le siguieron, en 1990, las 37 viñetas de Mujeres de ojos grandes y en 1993, el libro de relatos cortos Puerto libre. Tres años más tarde volvió a triunfar con Mal de amores, que obtuvo el Premio Rómulo Gallegos 1997, conviertiéndose en la primera mujer que recibía es galardón. Desde entonces ha seguido publicando novelas y ha incursionado en otros géneros, como el cuento y los relatos autobiográficos; algunas de sus obras han sido traducidas a varios idiomas.

Premios y reconocimientos[editar]

Obra[editar]

Novelas[editar]

  • Arráncame la vida, México, 1985
  • Mal de amores, México, 1996
  • Ninguna eternidad como la mía, México, 1999
  • El cielo de los leones, México, 2003
  • Ángel maligno,, 2008

Cuentos[editar]

  • Mujeres de ojos grandes, 37 viñetas; Seix Barral, México, 1990
  • Puerto libre, 29 textos breves; Cal y Arena, México, 1993
  • El mundo iluminado, 35 textos breves; Seix Barral, México, 1998
  • Maridos, Seix Barral, México, 2007
  • Hombres de amores, México, 2008

Memorias[editar]

  • La emoción de las cosas, Seix Barral, México, 2012

Frases cèlebres de Angeles Mastretta[editar]

 ARRANCAME LA VIDA "…Porque así es uno, hasta que no le llegan a lo suyo, no siente…". "…No lo bajaba de pendejo, pero se ocupaba de él como si no lo fuera…".

 EL CIELO DE LOS LEONES "…Si el tiempo lo inventamos los humanos, podemos escondernos de su cuenta obsesiva y concentrar nuestras fuerzas, nuestro talento, nuestro imprescindible valor, en la emoción que debería darnos cada instante de la vida…". "…Porque así va el mar siempre: calmo, fiero, pero nunca quieto…". "…No le temo al instante: lo venero, me apasiona, me deslumbra, me reta…".  MARIDOS "…Una cosa es la simple verdad y otra, la verdad verdadera…". "…Todo el que sabe adivina que tras el silencio de un ángel siempre hay una historia. O muchas…". "…La ironía no es útil para hablar con los hombres…". "…Supongamos que tú no tienes la culpa y que yo sí tengo remedio…". "…Abril, que en cualquier parte del planeta es, como octubre, el mejor de los meses…". "…Como si nada le pesara y todo le doliera…". "…Afirma un genio del buen decir que la calentura, como el poder, ofusca a los inteligentes y a los pendejos los vuelve locos…". "…Preferible encontrar a tiempo la mitad del infierno, que esperar para siempre la gloria de lo que no existiría…". “…Según la terapeuta se nos dan las relaciones disfuncionales, pero qué saben las terapeutas, lo mismo que antes sabían los curas. Nada. A veces oír. Disfuncionales somos todos…”  MUJERES DE OJOS GRANDES "…La amistad entre hombres y mujeres es un bien imperdonable…". "…Se ve mal tener menos de un marido, pero para tu consuelo se ve peor tener más de uno…". "…Besas a tu marido, te acurrucas contra su cuerpo en las noches de peligro, y te dejas soñar...". "…Fue imposible mirarle la cintura sin desearla entera…". "…El cariño no se gasta…". "…Un beso de los que regalan las mujeres enamoradas porque ya no les caben bajo la ropa…". "…Se casó con la cabeza y con un hombre que era justo lo que una cabeza elige para cursar la vida…". "…El más cabal de los hombres tiene un tornillo flojo…". "…No es cosa de ver al primer desconocido y entregarse como si se le conociera de toda la vida…". "…Ver no es pecado, y comentar tampoco…". "…Hay quienes esperan durante toda su vida, y quienes cargan para siempre con un anillo que les disgusta…". (Hablando de anillos de compromiso) "…Nada más cierras los ojos... y haces de tu marido lo que más te apetezca... A quién tú quieras, para quererlo de distinto modo…". "…Se enamoró como se enamoran siempre las mujeres inteligentes: como una idiota…".  PUERTO LIBRE "…Es lógico temer a los peligros; sin embargo, la intensidad de las promesas aniquila cualquier miedo…" "…Me pregunto si habrá una edad en que las huérfanas dejen de buscar a su padre…".  EL MUNDO ILUMINADO “… ¿Cuántas veces cierra uno los ojos para no ver y cuántas para ver mejor?..." "…Disfruta ahora que todavía puedes. Luego se queda uno sin lágrimas…"  NINGUNA ETERNIDAD COMO LA MIA "…Me comprometo a vivir con intensidad y regocijo, a no dejarme vencer por los abismos del amor, ni por el miedo que de éste me caiga encima, ni por el olvido, ni siquiera por el tormento de una pasión contrariada. Me comprometo a recordar, a conocer mis yerros, a bendecir mis arrebatos. Me comprometo a perdonar los abandonos, a no desdeñar nada de todo lo que me conmueva, me deslumbre, me quebrante, me alegre. Larga vida prometo, larga paciencia, historias largas. Y nada abreviaré que deba sucederme, ni la pena ni el éxtasis, para que cuando sea vieja tenga como deleite la detallada historia de mis días…". "…Cuando los hombres inventan irse de repente, cuando pasan sin aviso de la adoración al desapego, es cuando ven su mujer más crecida de lo que soportan…". “… ¿De qué cielo caíste mujer endiablada?...". "…Y en esto del amor hay que usar tanto la cabeza como la entrepierna…" "…Mejor me voy ahora que nos queremos tanto, me voy antes de que le lleguen los vicios a esto que nos ha salido tan bien. Ya nos tenemos demasiada confianza, me voy a ir antes de que nos entren la terquedad y el odio…". "…Ese hombre en la cara lleva escrito el «yo gano siempre y cuando pierdo arrebato…". "…Yo diría que quien ha merecido la dicha puede soportar la desgracia, y que toda emoción santifica…" “…la vida valdrá la pena mientras haya en el mundo seres capaces de hacer magia cuando profesan una pasión…” “…Es ley que de puro enamorado se llegue a no sentir hambre, ni cansancio, a no tratar con el tiempo y sus desmanes, a ser dueño de la luz y de la noche…” “…El arte necesita una dosis de dolor…” “…La confianza y el odio son dos de los tres vicios que genera el amor…”


Poesía[editar]

  • La pájara pinta, México, 1978
  • Desvaríos, México, 1996

Referencias[editar]

  1. Carlos M. Coria-Sánchez. Ángeles Mastretta: La mujer y su obra, Victoria 147, 05.03.2013; acceso 18.05.2013
  2. a b c Con la precisión del arrebato, entrevista del profesor estadounidense Ron Telchman a Mastretta; revista Nexos, n.º 112, 01.04.1987; acceso 18.05.2013
  3. Blog Puerto Libre
  4. Mastretta Artículos de Mastretta en Nexos; acceso 18.05.2013
  5. Mastretta canta en la FIL], nota reproducida en el apartado Noticias de su página oficial; acceso 18.05.2013
  6. Entrevista hecha por Mariano Osorio en la sección 'La Esfera' en el programa Hoy con Mariano, radio Stereo Joya, audio, enero 2013; acceso 18.05.2013

Enlaces externos[editar]