Existe una versión en audio de este artículo. Haz clic aquí para saber más

Zapato

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Zapatos de hombre.

El zapato es un accesorio pedestre de la vestimenta hecho con la intención de proveer protección y comodidad al pie, mientras este realiza varias actividades. Al conjunto de todo tipo de accesorios pedestres se le denomina calzado.

Los zapatos, como el resto de las prendas, también se diseñan atendiendo a fines estéticos y/u ortopédicos. El diseño de los zapatos ha variado enormemente a través del tiempo y de cultura en cultura, con su apariencia originalmente ligada a sus funciones. Adicionalmente, la moda ha dictado frecuentemente muchos elementos de diseño, como la altura de los tacones y el tejido de estos.

El calzado contemporáneo varía ampliamente en estilo, complejidad y costo. Una sandalia básica puede consistir en una suela delgada y un amarre simple. Los zapatos de moda pueden estar hechos de materiales muy caros en construcciones complejas y vendidos por miles de dólares el par. Otros zapatos son para propósitos muy específicos, tales como los diseñados para escalada de montañas o esquiar.

Historia[editar]

Reconstrucción de (Ötzi) de 3255 A.C. calzando zapatos para clima helado.

Los primeros zapatos eran a menudo simples "bolsas de pie" de cuero en forma de vendajes para proteger los pies de la abrasión de las piedras, los escombros, el agua y el frío. La historia del zapato es tan antigua como la historia del hombre moderno, se asocia al dominio de la curtiembre de cueros, el calzado se comenzó a usar en el periodo paleolítico o quizás cuando terminaba la última glaciación conocida, se estima entre 12.000 a 15.000 años AC. En los territorios de clima frío adquirieron la forma de toscos botines y en los climas cálidos la forma de mocasines.[1][2]

Ahora, el zapato de cuero se usa más que la sandalia, especialmente en los países fríos. A la vez, en la Edad Media el zapato se elaboraba con colgajos o telas alternadas para proteger la piel y reforzar el pie para un mejor ajuste, eran muy poco funcionales. En Europa, el zapato se convirtió en símbolo de estatus social de nobles y ricos pero llegó a tener proporciones ridículas lo que obligó a su simplificación y creación de nuevos estilos hasta llegar al zapato moderno macizo y cosido. Desde el siglo XVII, la mayoría de los zapatos de cuero se han caracterizado por un cosido único. Los avances en la industria del caucho, del plástico, de las telas sintéticas y de los adhesivos industriales han permitido a los fabricantes crear zapatos que se distinguen considerablemente de las técnicas tradicionales de elaboración. Por lo tanto, el cuero, que había sido el principal material de elaboración hoy se usa generalmente para elaborar zapatos caros, mientras que el zapato deportivo no lleva cuero real.

A partir del siglo XX, los zapatos evolucionaron rápida y vertiginosamente. Los cambios estilísticos tanto en el hombre como en la mujer hicieron que las modas y los diseños se adaptasen a los diferentes momentos históricos y de pensamiento de ese siglo. Empezaron a aparecer diseñadores especializados en el diseño de calzado que mantienen con renombre sus marcas y firmas.[3]​ En el siglo XXI, el concepto de ergonomía revolucionó aún más el desarrollo de zapatos altamente tecnificados como es el caso de las zapatillas deportivas, el zapato formal y el zapato ligero para climas cálidos. Este desarrollo vino de la mano con la tecnología espacial donde aparecieron zapatos con distintos tipos de diseños de suelas traccionables que fueron aplicados a los zapatos deportivos de alta gama.

Tipos de zapatos[editar]

Zapato de astronauta (Misión Apollo)
Usain Bolt muestra sus zapatos deportivos, nótese el diseño plantar para el tipo de competiciones deportivas de alto rendimiento.

Actualmente los calzados están preparados para cada acondicionamiento físico del terreno. La sandalia es una especie de zapato que sirve para conseguir más aire fresco sobre el pie, la zapatilla permite más capacidad para el movimiento y la bota permite el paso sobre líquidos de manera impermeable.

El material de los zapatos radica mediante el género, pero también se han visto complicados métodos como los zapatos de madera y de metal.

Los tipos de zapato de distinto género, no solo está ampliado a la necesidad, sino también al diseño popular y artístico. En el caso de un Zapato Punk, adquiere el diseño de rebeldía, el cual es útil para personificar la imagen.

Últimamente han surgido los llamados zapatos de altura (o zapatos con alzas) para hombres, que tienen un realce interno que no se nota a simple vista y que permite crecer hasta 7 cm de estatura. Este sistema permite superar cierta desigualdad que existía con las mujeres a la hora de querer ser más alto y para corregir problemas de dismetría en el tren inferior.

Aunque las sandalias fueran el calzado más corriente en la antigüedad, también se utilizaban otros tipos. El primer zapato que se conoce es un modelo de cuero en forma de mocasín. Se sujetaba al pie con unos cordones de cuero sin curtir y fue utilizado principalmente en Babilonia hacia 1600 a.C

A partir de 500 a.C, las mujeres griegas de clase alta adoptaron un calzado de cuero similar, ajustado al pie. Los romanos fueron los primeros en establecer, alrededor de 200 a. C., gremios de zapateros.

En el medio oriente, a los zapatos se les agregó tacos para alzar el pie de la arena ardiente del desierto. En la Europa del siglo XVI al XVII, siempre se pintaba a los tacos de los zapatos de color rojo.

Las clases acomodadas de Europa del siglo XVII usaban tacones altísimos. Tan altos eran que se necesitaban dos sirvientes, uno de cada lado de la dama para ayudarles a ponérselos.

En el siglo XIX en Filadelfia se fabricó el primer par de zapatos en el que el zapato derecho era distinto al izquierdo. Hasta entonces todos los pares de zapatos del mundo eran iguales.

Las deportivas se inventaron en Estados Unidos de América en 1916. Se pusieron de moda rápido porque eran cómodas para correr, saltar o caminar, pero en un principio se usaron para tareas de campo.

A mediados del siglo XX surge en el mercado laboral los zapatos de seguridad, que es un botín que normalmente es de caña media, grueso de paredes, suela robusta de alta tracción y consta de una protección metálica para los dedos de los pies.

Partes básicas de un zapato[editar]

Partes externas de un zapato

Un zapato o calzado consta de las siguientes partes:[4][5]

  • Tacón o taco: Pieza generalmente de madera en que se apoya el talón, confiere una determinada altura y mantiene contraído los músculos de la pantorrilla.
  • Suela: Es la superficie inferior en que se realiza la tracción pedestre.
  • Entresuela: Son las capas internas estructurales que unen la suela con el resto del calzado.
  • Arco o bóveda: Es una horma que ayuda a mantener el arco plantar del pie apoyado.
  • Punta: Es la sección frontal del zapato.
  • Forro: Son la cubierta del zapato, de material de cuero o textil que dan forma al zapato.
  • Pala: Es una pieza que cubre el empeine en la parte exterior del zapato y se une con el forro.
  • Plantilla: Es la horma del calzado y es la superficie interna donde se apoya plantarmente el pie.
  • Lengüeta: Es una lengüeta interna que permite la apertura del calzado y que cubre el empeine una vez cerrado.
  • Collarín: Es el cuello u orilla del zapato que va en contacto con el tobillo.
  • Caña: Es la estructura de extensión que cubre desde el tobillo a la rodilla.
  • Camellón o cambrillón: Es una pieza plástica, metálica plana que se ubica entre la suela y entresuela y sirve para mantener la resiliencia del calzado.
  • Contrafuerte: Es la protección externa del talón y permite el alzamiento del pie junto al calzado.
  • Amarres: Es la forma en que el calzado se sujeta como un todo al pie por medio de cordones, hebillas, cierres etc.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]