Usuario:Carlos Jesús Vitorino García

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Bienvenido a la página de Carlos Vitorino

Un wikipedista autoconfirmado hispano, venezolano y barinés, nacionalista, federalista, antimarxista e hispanista, bachiller en ciencias, estudiante de ingeniería civil, nacido en el 2002 y dedicado a las humanidades

Nuevo Ideal Nacional
Este usuario es un auténtico neoperezjimenista y ottolinista. Su convicción es en el Nuevo Ideal Nacional, por una Revolución nacionalista renovadora y contra el chavismo cultural y el socialismo del siglo XXI.

Dios y Federación
Este usuario es un firme federalista, partidario de la refundación de los Estados Unidos de Venezuela, seguidor al pie de la letra del ideal guzmancista y zamorano.


Nueva derecha
Este usuario es antimarxista y apoya el surgimiento de la nueva derecha en América y Europa como la esperanza contra el globalismo voraz de Occidente y Oriente, el progresismo y la nueva izquierda.


Hispania Este usuario es un fiel hispanista que, tal como todos los demás hispanos, es heredero del más grande imperio de la historia y de los mejores pueblos del mundo. No reniega ni de su Independencia ni de su historia colonial. Apoya a la España unitaria y la unión hispana.


¡Viva el General Marcos Pérez Jiménez!
¡Viva la Patria libre de las pestes roja y blanca! ¡Venezuela es grande!



Renny Ottolina (4).jpg
Estoy convencido de que el retorno del país a sí mismo no puede ser sino a través de su conciencia como país. Resiento el que un líder extranjero me diga a mí, como venezolano, cuál es el camino. Recuerdo perfectamente bien que nuestro país nació diciendo «por aquí»; no quiero que venga nadie a decirme, a estas alturas, por dónde es. Creo firme y ciegamente que Venezuela nació para ser líder y decir cuál es la senda, no para seguir otras. Y reconozco también que, por cuestiones circunstanciales, Venezuela se ha olvidado un poco de sí misma.
El problema no es material, es mental y emocional. Cuando yo he emprendido una campaña en recuperación del nombre de Bolívar, no es un mero recuperar del nombre de Bolívar —por más que esto signifique tanto—, es porque el recuperar el nombre de Bolívar significa recuperar, en gran parte, la conciencia de qué significa ser venezolano.
He dicho varias veces que de ninguna manera yo quiero sonar peyorativo hacia otras nacionalidades; por favor, no lo vayan a interpretar de esa manera, ni tampoco como chovinista. Cuando yo he dicho veinte veces «la figura del “Che” Guevara es hermosa» —porque es un romántico, y es bella—; cuando yo digo «Fidel Castro es un tipo interesante» —logró una serie de cosas y tiene una personalidad extraordinaria—; cuando yo digo «Allende es digno de estudio» (hombre que murió también por una causa, tuviera o no razón —algo de razón tenía desde que existió, y ¿en qué se equivocó, para aprender?—); «Mao Tse-tung, un hombre capaz de imponerse a setecientos millones de personas» —perdónenme, hay que quitarse el sombrero—; cuando Marx, a pesar del tiempo transcurrido, todavía tiene influencia —por más que haya cambiado la estructura socioeconómica del mundo—, es respetable y debe ser estudiado; pero de eso a considerarlos los «héroes» de un segmento de la población de mi país hay una gran distancia; considero que deben ser estudiados, pero no contemplados como guías: tenemos nuestros guías.
Renny Ottolina en el Show de Renny, 1973

General Marcos Evangelista Pérez Jiménez.jpg
Las circunstancias actuales de la vida nacional son favorables al desarrollo de iniciativas y a la aplicación de energías para el aprovechamiento de nuestras riquezas y para el progreso en todos los órdenes [...]. Pues lo ha guíado la suprema razón de velar activamente por el desarrollo y la prosperidad de la nación. Este propósito continuará siendo norma inquebrantable.
[...] Los centros urbanos y los campos ofrecen numerosas oportunidades [...]. Dejó de existir una nación debilitada frente a un estado todopoderoso: la tesis, cabal, es la de un estado responsable y poderoso dentro de una nación poderosa y pronta. [...]. Todos somos trabajadores al servicio del ideal nacional.
[...] El Gobierno garantiza la paz, el orden y la estabilidad institucional como factores indispensables para que el trabajo pueda rendir los beneficios que requiere el fortalecimiento de la nación [...]. Colocar a Venezuela en el sitio que, por tradición histórica, posición geográfica y riquezas naturales, debe ocupar en América [...]. El Gobierno simpatiza con la actitud gallarda de los trabajadores en defensa de sus fueros, cuando reclaman legítimos derechos sin lesionar el vigor de la nación. El Gobierno no exige que los trabajadores le demuestren apoyo incondicional con ruidosas manifestaciones de masas; desea, sí, que aprovechen las ventajosas circunstancias que hoy existen para que mejoren intelectual, moral y físicamente.
[...] Trabajadores, ayer nuestros hombres de trabajo se convirtieron en un disciplinado conjunto de soldados que dio la independencia a Venezuela y contribuyó a forjar las de otras partes de América, en cumplimiento del ideal de los Libertadores. El pueblo de hoy tiene un nuevo ideal, para cuya realización es necesario que cada venezolano se ponga integralmente a su servicio como soldado del trabajo.
—Extractos de un discurso del General Marcos Pérez Jiménez en calidad de presidente.