Sumampa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sumampa
Ciudad y municipio de Argentina
Bandera de Sumampa.jpg
Bandera
Escudo de Sumampa.jpg
Escudo
Sumampa ubicada en Provincia de Santiago del Estero
Sumampa
Sumampa
Localización de Sumampa en Provincia de Santiago del Estero
Coordenadas 29°22′58″S 63°28′11″O / -29.382777777778, -63.469722222222Coordenadas: 29°22′58″S 63°28′11″O / -29.382777777778, -63.469722222222
Entidad Ciudad y municipio
 • País Bandera de Argentina Argentina
 • Provincia Bandera de Provincia de Santiago del Estero Santiago del Estero
 • Departamento Quebrachos
Población (2010)  
 • Total 5,559 hab.
Gentilicio sumampeño/a
Código postal G5253
Prefijo telefónico 03856
Tipo de municipio Municipio de 3ª categoría
[editar datos en Wikidata]

Sumampa es una localidad de la provincia de Santiago del Estero, Argentina. Es la cabecera del departamento Quebrachos, al sur de la provincia.

Cuenta con 5.559 habitantes (INDEC, 2010), lo que representa un incremento del 90,31 % frente a los 4812 habitantes (INDEC, 2001) del censo anterior.

Sumampa es el lugar en donde se encuentran sierras y llano, la pampa y chaco, los ricos caudales hídricos y el desierto salino. Esta zona fue el hábitat natural de los Sanavirones, nómades corsario y sedentarios guerreros que ocupaban el sur de la provincia. Oratorio, localidad del departamento, fue importante en el pasado ya que por aquí pasaban las caravanas que se dirigían de Potosí a Córdoba, es decir el Camino Real del bajo. Quillorata, otra localidad, fue una antigua población indígena. Sumampa, cabecera departamental, fue sendero indígena, camino de conquistadores, etc. constituye una excepción en Santiago no solo por su historia colonial y religiosa sino por su paisaje, su clima, su ubicación geográfica.

La cabecera departamental es la localidad de Sumampa, distante a 236 km de la de la Ciudad Capital, llegando a ésta por RN 9. Esta localidad tiene 5.559 habitantes.

El departamento Quebrachos posee en totalidad 10.568 habitantes según Censo 2010.

Otras localidades importantes dentro de este departamento son las de Villa Quebracho, y Ramírez de Velazco.

Geografia[editar]

Cordon serrano de Depto. Quebrachos. De fondo una plantación de cardones en toda su dimensión.

El Departamento Quebrachos tiene una superficie de 5.833 km2. y ocupa el 4% del territorio provincial. Sus limites son: Al norte, departamentos Atamisqui y Salavina, al este, Salavina, Mitre y Rivadavia, al oeste, departamento Ojo de Agua, y al sur, con la Provincia de Cordoba (Argentina). Esta superficie departamental presenta contraste con el resto de la provincia. Principalmente debido a que la atraviesan cordones serranos, cuyo relieve desciende y se inserta en dicha planicie deprimida. Desde el punto de vista geomorfológico, tal conjunto pertenece al grupo-morfo estructural de las Sierras Pampeanas, pero no conserva cono esta los caracteres morfológicos que en términos generales lo distinguen de otros ambientes montañosos del país. El suelo de la región está compuesto por materiales gruesos (en cercanía de las sierras) y finos productos de la erosión de las elevaciones vecinas. Al este, es recorrida en su totalidad por el Río Dulce de variada intensidad ya que depende de las aperturas de las compuertas del dique de Termas del Rio Hondo, por lo que su caudal aumenta en épocas de verano. El rio Dulce posee una derivación de su caudal, creándose un brazo de variada extensión llamado Río Utis (otro brazo del mismo), por el cual recibe un caudal de agua bastante importante. El Río Dulce en esta parte del Departamento en épocas de verano al recibir importante caudal del naciente, sumado a las precipitaciones estacionarias y el descenso del suelo provoca un tipo de laguna inundable llamado Bañados. Estos forman en conjunto con Mar chiquita un humedal considerado uno de los mas importantes de sudamerica debido a la afluencia de númerosas especies de aves.

El tramo sur del río Dulce está considerado el mejor para la pesca del dorado. La modalidad de pesca más utilizada aquí es el trolling, aunque también

Rio dulce, con sus bañados en epocas de verano.

es factible practicar casting o spinning de orilla con waders, facilitada por la accesibilidad de las costas. Ambos ríos se prestan a la práctica de las distintas modalidades –y estrategias- de pesca ya que cuentan con una importante cantidad de accidentes como arenales, correderas, palizas, toscales y barrancas con profundidades que oscilan entre uno y tres metros (el vadeo del mismo es seguro ya que no existen rayas ni vediles).

La zona ,debido a gran cantidad de afluencia de personas de todo el país, esta protegida por organismos de la Provincia de Santiago del Estero que regúlan la actividad. [1]

Clima[editar]

Las configuraciones de serranías le otorga a esta zona una exclusividad en su clima, ya que es Templado y semiarido. Las temperaturas son las mas bajas de la provincia con una media anual de 18º con alta frecuencia de heladas en invierno. Las precipitaciones son del promedio de 600mm. en su mayoría en verano configurando a la regio en un clima Subtropical con estación seca. [2]

Flora[editar]

Una característica detestable es la vegetación xerófita y halofila, y de menor tamaño (jume, jarillas, pastizales, etc.) al este del departamento se observan especies arbóreas de los tipos "orckos": Quebracho colorado, Quebracho blanco, Algarrobos, y al norte Vinales. [3] En el departamento se encuentran especies de mas la nombradas: Mistol, huiñaj o Palo cruz, sombra de toro, Piquillín, Atamisqui, Higuerilla, Higueron, Meloncillo, Palán palán, Poleo, Huacla, duraznillo, ancoche, Jarilla (Arbusto), Paico, Palo amarillo. Varios tipos de leguminosas: Tusca, teatín, garabato, Churqui, Acacio Blanco, Brea, Chañar, Mastuerzo, Algarrobo blanco, Quentitaco, Alpataco, Barba de tigre. Entre las cactáceas se destacan el Ucle, Quimil, Cardón, Cuerno del diablo, Flor del aire, Pastos salinos.

Fauna[editar]

Esta es muy variada, propia de las zonas serranas, bordes de llanuras y áreas de salinas. Se encuentran Chancho del monte, corzuela, Zorros, Zorrino, Comadrejas, Liebres, Vizcachas, Conejos, Quiquinchos, Mulita, Pumas, y Gato del monte, y Lagarto colorado. Serpientes venenosas: Cascabel, Viboras de la Cruz, Yarara, Vibora de coral, Vibora falsa coral, Tortugas, etc. Entre las aves: águilas, Perdiz del monte, Chuña del monte, Suri, Garza blanca, Cigueña, Pato criollo, Ochogo, Lechuza campestre, entre otras especies. Tambien peces Sabalo, Boga, Dorado (Salminus maxillosus), entre otras.

Orígenes[editar]

Los orígenes de Sumampa se remontan a la época inicial de la conquista o este es al menos el primer registro que se tiene del mismo. Numerosos historiadores concuerdan que Sumampa ya era un asentamiento indígena hace muchos años atrás. Su nombre figura en las crónicas más antiguas y en los mas rudimentarios ensayos de cartografía de nuestro país. Monseñor Pablo Cabrera, en su "Córdoba de la Nueva Andalucia", menciona a Sumampa, siendo Cabrera entre los primeros propietarios de la ciudad fundada en 1573 por don Jerónimo Luis de Cabrera, [...] a "Pedro de Villalba" de la Heredad y Viña de Sumampa"[...]. En otro parte, el mismo autor hace referencia a Sumampa en la época del obispo Victoria, primero del Tucumán (1581-1592) que según se afirma debió ser propietario de la zona. Sumampa nació como un lugar diferente a todos. Nunca fue doctrina o reducción, denominaciones propias de los núcleos formados con miras a la conversión de los indios, si no que permaneció desde sus comienzos, al margen del objetivo misional, pues aparece claramente como un asentamiento primario de colonias españolas, las expresiones "Heredad y Viña" reflejan esa índole. Esa colonia española reunida en varias estancias vecinas debió determinar la creación de la parroquia de Sumampa (cosa muy diferente de reducción o Doctrina), creación que vino a reafirmar su jerarquía y cuya data es imposible precisar debido a la ausencia de documentos. Se la ubica en tiempos del Obispo Cortazar, tercero del Tucumán.

Significado del vocablo Sumampa[editar]

  • Proviene de la raiz sumaj, en quechua, lindo, hermoso y mampaque significa, aguas o vertientes. Esto se deduce debido a que en varios lugares de la región existen la misma terminación Chacomampa, Cantamampa, Jasimampa, Huyamampa y Chayamampa.

Los primeros habitantes originarios[editar]

Sumampa, Territorio Sanaviron[editar]

Ubicación geográfica, del territorio Sanaviron.

Según fuentes documentales de la primera hora, cuando llegaron los españoles a mediados del S. XVI, los Sanavirones ocupaban una extensa región, ubicada en el bajo Río Dulce y los alrededores de la laguna de Mar Chiquita.; en este confín de las Tierras Bajas interactuaban sus pequeños señoríos. El territorio nacía a la altura de Salavina en el Norte, y se extendía hasta el Río Suquia en la Provincia de Córdoba, en el Sur. Al Este el límite llegaba al Río Salado y la Dorsal Santafesina. Hacia el Oeste las Sierras de Sumampa sirvieron a esta nación de contención y frontera con los Comechingones, naturales de las Sierras de Córdoba. Salavina y Sumampa fueron dos comarcas importantes entre los Sanavirones, a las cuales nos referiremos brevemente. Existieron otros pueblos Sanavirones de menor jerarquía, Angagasta, Chapingasta, Chayamampa, Cantamampa, Rumi Yacu, Para Yacu, Llama Pampa, Jacimampa, Chacomampa, Quillotara, Allituara, Puma Huasi, Inti Huasi, Tacanas, Manchín, Quilino, Untujrinta, Chupilta, entre otros, cuyos topónimos rescatamos de escritos de la época. Sumampa Sumampa ubicado en un valle de las sierras homónimas, en el Sur de la provincia de Santiago del Estero, se sitúa en un lugar estratégico y privilegiado, entre las últimas elevaciones de la Sierras Centrales y el pie de monte, al Oeste de la llanura boscosa que acompaña los bañados del Río Dulce. Sumampa estaba ocupado por un señorío étnico de la cultura Sanavirona, los naturales de estas sierras, eran poseedores de un elemento vital permanente, como son las decenas de vertientes de agua cristalina y arroyuelos que recorren los valles.

Hombres de la llanura y las sierras[editar]

Localización etnica de los Sanavirones.

El Sacerdote Jesuita Alonso de Barzana realizó un gran aporte a la historia, al legarnos sus escritos sobre nuestro pasado, datos que hubieran sido borrados por la “noche de los tiempos”, de no ser, por su minuciosa labor de describir la forma de vida de estos pueblos originarios que recorrieron y habitaron el exuberante paisaje de las Tierras Bajas del Tucumán Antiguo. Fueron muy importante los registros y las descripciones del paisaje, los caminos y los pueblos, realizado por los cronistas españoles, los cuales muchos fueron vivenciando y redactando sus travesías. “El modo de vivir de todas estas naciones es de ser labradores, sus ordinarias comidas son maíz, y lo (así) lo siembran con abundancia ; también se sustentan de grandísima suma de algarroba, la cual cogen de los campos todos (los) años al tiempo que madura y hacen los grandes depósitos; y cuando no llueve para coger maíz o el río no sale de madre para poder regar la tierra, pasan sus necesidades con algarroba; lo cual no solo le es comida , mas también hacen della bebida, tan fuerte , que nunca hay mas muertes ni guerras entre ellos que cuando dura el tiempo de la algarroba.” “En estos mismos tiempos della ha procurado nuestra compañía irse con ellos cuando la van a coger, a catequizado y bautizado en aquel mesmo tiempo muchos infieles en el mesmo monte de algarrobo, y confesado y predicado y hecho nuestros ministerios.” “También tiene esta provincia, fuera de maíz algarroba y otras muchas comidas, y muchos ríos muy grandes con mucho pescado. Tienen mucha caza de Venado, puercos del monte; hay vicuñas y guanacos como en el Perú. Es tierra toda por mayor parte llana, aunque también tiene sierras; en Calchaquí, Catamarca y Córdoba las hay muy grandes; pero los llanos y los montes todos llenos de árboles muchos dellos fructíferos” (Barzana) Por lo que nos ilustra Barzana a través de esta carta, los Sanavirones eran gente sedentaria que se dedicaron a cultivar la tierra, aprovechando los zonas bañadas a orillas del Río Dulce y los valles regados por vertientes en las sierras de Sumampa. Cultivaban el maíz, los porotos y zapallos.[4]

Sumampa es tal vez uno de los lugares de la provincia de Santiago del Estero con mas vestigios de esta cultura originaria. Lo demuestra a través de su yacimientos arqueológicos, sus morros y cerros con figuras talladas como objeto de adoración a los dioses, Sumampa es la puerta al pasado par conocer la cultura sanavirona.

Camino Real en el Departamento Quebrachos[editar]

Sumampa es mencionado desde las primeras crónicas españolas como uno de los asentamientos de referencia por el Camino Real, este derrotero histórico unía el Río de la Plata con el Alto Perú, a pesar de haber desviado su rumbo por tramos, jamás abandono la antigua senda principal trazada por los originarios en tiempos prehispánicos. Hoy quedan sus marcadas huellas, cascos de estancias, postas o lugares que eran parada obligatoria en cada lugar del Departamento Quebrachos.

“luego de que sale de la posta nombrada El Cachi, da principio la jurisdicción de Santiago del Estero, territorio expuesto a inundaciones y el menos poblado de todo el Tucumán. Los correos siempre pasan por la travesía de 30 leguas que hay de Ambargasta a Ayuncha y pagan ocho reales mas por la del postillón, que hay de volver con los caballos”. Lazarillo de los ciegos caminantes. “En tiempos de avenidas hay muchos bañados que impiden la aceleración del viaje, y por el camino de las carretas suelen formarse sequiotes y algunos atolladeros que cortan la marcha, siendo preciso aderazarlos con algunos troncos y espesas ramas. Por este camino se rodean de 7 a 8 leguas pero no faltan ranchos que provean de corderos, gallinas, pollos, huevos, calabazas y sandias y otras menudencias al viajero. La claridad de estos testimonios y la exploración cartográfica nos ha permitido constatar, que en aquellos tiempos gran parte de lo que es hoy el Departamento Quebrachos. Santiago pertenecía al virreinato del Alto Perú, el Camino Real se dividía en dos a la altura de la localidad cordobesa de Sinsacate y luego de recorrer el norte de Córdoba y sur de Santiago del Estero se unían nuevamente en Loreto. Estos caminos corrían paralelos, uno al oeste llamado camino del alto o Camino de los correos y el otro al este llamado Camino de las Carretas, el Camino de la Frontera de Abipones. El autor del testimonio explica que en tiempos de “avenidas”, es decir en la estación estival no era conveniente transitar el camino de las carretas que pasaba por Sumampa, ya que el terreno era blando y dificultaba el tránsito de las carretas, formándose numerosos barriales y atolladeros.

  • El Camino de los Correos

Desde Sinsacate a Barranca Yaco, pasando por San Pedro y Chañar se llegaba al límite con Santiago del Estero. Desde El Cachi al Portezuelo/ de Portezuelo a Ambargasta/ de Ambargasta a Ayuncha/ de Ayuncha a Chañar Pugio/ de Chañar Pugio a Santiago del Estero y de allí a Vinará.

  • El camino de las Carretas

De Sinsacate a la Dormida/ de la Dormida a Río Seco/ de Río Seco a altos de Fierros/ de altos de Fierros se llegaba al limite de Santiago del Estero. Desde Báez a Manchín/ de Manchín a Tacanitas a la Lagunilla (Sumampa)/ de Lagunilla a Rumi Yacu/ de Rumi Yacu a Pozo del Monte/ de Pozo del Monte a Oratorio/ de Oratorio a Anga (cruzando el Saladillo)/ a Salavina hacia Santiago del Estero.[5]

Nuestra Señora de la Consolación de Sumampa[editar]

La Virgen de la Consolación de Sumampa, es un arte esencial dentro de la historia de este pueblo. Con la fundación de Santiago del Estero en 1553, no solo comienza el proceso de colonización del país, sino que la provincia de Santiago del Estero se convertirá en el centro de la evangelización, pasando de esta manera a ser Santiago la cuna de la Iglesia Católica Argentina. El proceso de evangelización comienza con la entrada misma de los conquistadores, por la acción de las ordenes religiosas. La primera en llegar fue la de los Mercedarios, posteriormente llegarían la de los franciscanos, orden en la que se destacan la figura de San Francisco Solano, el que en su peregrinar por las tierras del norte, puso sus pies en Sumampa, según lo afirma el Dr. Orestes Di Lullo al estudiar el itinerario del Licenciado Matienzo fechado en 1566.[6] Al orden de los Domínicos les siguen la de los Jesuitas, y seran estos los ultimos los que mas lucharon para la formación de la cultura argentina. En el año 1580 llegará el primer obispo del Tucumán Fray Francisco de Victoria. Este obispo pasó por Sumampa en 1586 en compañia de los jesuitas Angulo y Bárcena. En 1592 se crea la parroquia de Sumampa y en 1621 el Curato de Sumampa que abarcaría territorios de Santiago del Estero, Provincia de Cordoba y parte de Santa Fé. La tradición oral y documental registr la presencia del portugués Antonio Farias de Sáa. casado con una descendiente de Pedro Villalba, quién habia sido favorecido con una encomienda en Sumampa. Don Farias de Sáa encargó a un amigo suyo que vivía en Pernambuco, le enviara una imagen de la Virgen; el amigo le envió dos, las que fueron protagonistas de milagros conocidos en el país. Una de las imágenes quedó en Buenos Aires a orillas del río Luján y su devoción cobró tal trascendencia que fue declarada Patrona de la República Argentina. La otra imagen llegó a lomo de mula a Sumampa por el año 1630, donde tuvo lugar el hecho milagroso que atribuyó a la voluntad divina de los deseo de quedarse en estos lugares, y de esa manera comenzaría a construirse el santuario. La imagen que representa a la Virgen en su maternidad Divina es la más antigua de las diecisiete vírgenes Marianas existentes en la provincia. Recibió el título de Inmaculada Concepción y el primer cura párroco fue San Miguel y Arévalo (1632). En el lugar donde se produjo el milagro, se construyó una ermita que se inauguró con ejercicios devotos que se practicaron durante tres dias del mes de noviembre: 21, 22 y 23, quedando esa fecha como la fijada para la celebración de las fiestas patronales, celebración que continua hasta nuestros días.

El Santuario de Nuestra Señora de la Consolación de Sumampa[editar]

El santuario fue construido por los Jesuitas y los originarios Sanavirones en 1648 y reconstruido en 1782, por lo que puede ser considerado como el santuario más antiguo del país. La reconstrucción estuvo a cargo de Miguel Gerónimo Soberan, y serán nuevamente reconstruido en 1808 por orden del Obispo Nicolás Videla del Pino. Con respecto a la construcción del templo se citan documentos oficiales que hacen referencia la misma. Por ejemplo el Gobernador del Tucumán Alonso de Mercado y Villacorta se refiere a la construcción de una capilla para la Virgen en 1652; en otro documento del año 1670 el Gobernador Angel de Peredo manifesta que dieron limosnas para el adorno y reedificación de la iglesia de Sumampa. Durante el siglo XVIII el santuario estuvo vinculado a la reducción de nuestra señora de Concepción de Abipones, instalada en 1752 y dirigidas por Jesuitas. Por la misma epoca los Abipones intentaron robar la imagen , ya que ellos asociaban el triunfo en los combates por parte de los españoles en el hecho de que la Virgen los ayudara. Pudieron robar la imagen de la Virgen del Rosario del Río Seco, la que se conocería como la Virgen Cautiva, y probaron suerte con la de Sumampa, pero según las tradiciones recogidas por Bravo y Taboada, un milagro divino evitó que los salvajes lograran sus propositos. Por aquel tiempo abarcaba los Curatos de Caminiaga, Santa Ana, San Antonio, Quebrachos, Ojo de Agua, Rio Seco y Tulumba.[7] La Virgen santiagueña destaca su ternura y humildad en medio de un escenario geográfico y sencillo, cualidades que la contrastan con su Virgen hermana de Luján. El Santuario de Sumampa fue declarado Monumento Histórico Provincial por Decreto Acuerdo “A” Nº 11 del 18 de julio de 1972, y declarado Monumento Histórico Nacional por Decreto Ley Nº 1180 del 12 de noviembre de 1973 como un testimonio de alta valoración histórica, arquitectónica, religiosa y cultural.

La imagen Mariana[editar]

Altar donde se erige Nuestra Señora de Consolación de Sumampa Sumampa.

Esta es pequeña, de 25 cm. de alto, de arcilla cocida y policromada (tunica roja, manto azul, toca blanca), obra de imagineria popular, caracteristica del siglo XVII. Esta figuración está sentada (sedente) y lleva un Niño Jesús dormido en su regazo y rodillas. Este conjunto descansa sobre dos bases de madera de Quebracho colorado santiagueño agregada en 1934[8]

Títulos y Honores otorgados a la Virgen[editar]

  • Patrona de los transportistas (por haber recorrido un largo camino desde Brasil hasta Sumampa en diferentes medios de transporte, barco, carreta, lomo de mula, etc.) - 1983
  • Patrona del Pueblo de la Provincia de Santiago del Estero - 1984
  • Patrona de la Cultura de Santiago del Estero - 1995
  • Patrona de los estancieros (un estanciero de apellido Farias de Saa la trajo del Brasil)
  • Patrona de la lluvia
  • Madre de los humildes y desamparados
  • Guardiana del Honor y la Dignidad Argentina
  • Patrona de las escuelas y la policía

Villa Quebrachos[editar]

El Coronel Fernandez, fundador de la Villa[editar]

Villa Quebrachos con el busto instalado en la plaza de la Villa

El Coronel Juan Manuel Fernandez fue un militar santiagueño que para situarlo históricamente su actividad estuvo centrada en la conquista y re afianzamiento territorial por los años de 1870 a 1890. Nació el 16 de mayo de 1811 en la localidad de San Antonio, Curato de Sumampa. Hijo de Manuel Fernandez y Petrona Cuenca, ambos afincados en Sumampa. En su plena juventud se alisto a las fuerzas del general Jose Maria Paz , combatiendo a su lado en las batallas de La Tablada y en sus campañas de 1829 y 1830. Por 1849 ya era Capitán. Su experiencia en guerrear contra los aborígenes Abipones y Mocovíes en el Chaco, ganando territorio en Santiago del Estero, lo llevó a ser nombrado 2º Jefe de Frontera en el Fortín Abipones ubicado en Quebrachos. Para luego ser nombrado por 1851, Comandante del Departamento Quebrachos. Junto a sus soldados, recorrían el departamento en toda su extensión. Durante 1865, debió presidir varios fortines ubicados en el sur de Quebrachos, como el Fortín La Cañada, el Fortín La Viuda entre otros.

Cuspide y ocaso de una aldea[editar]

Ruinas de la Iglesia de Villa Quebrachos.

Uno de sus logros más destacados fue en 1878, la Fundación de Villa Quebrachos. Trazando un pueblo con plaza, capilla, escuela, servicios de correo, comisaria entre otros servicios. Situada al sur del territorio provincial sobre la ruta provincial 92. Quebrachos fue la cabecera del Departamento hasta 1911, cuando paulatinamente comenzó a perder habitantes por el inminente paso del Ferrocarril Central Argentino, quedando hoy tan solo un puñado de familias dispersas en la zona cercana al pueblo.

Antigua comandancia del Coronel, que funcionaba brindando servicios públicos.

La iglesia data de 1894, de una arquitectura poco común en las iglesias de la Provincia. El estado actual de esta edificación está abandonado, habiendo cedido su techo, aberturas y varias paredes de toda la edificación. Hoy en Villa Quebrachos quedan ruinas de lo que fue una imponente iglesia que cumplía con una doble función, de valor religioso y de mangrullo para divisar posibles ataques de malones indígenas. Otra de las construcciones imponentes en esta localidad, se encuentra justo en frente de la iglesia, y es la residencia y comandancia del Coronel Fernández. Este edificio además de albergar a las autoridades públicas, brindaba los servicios públicos a la población. Convirtiendo así a este pueblo en un verdadero centro cívico del departamento. Según los testimonios de los antiguos pobladores, la vida allí era muy apacible, durante la semana los pobladores vendían allí sus productos, las damas salían a caminar luego de la misa mientras los feriantes les ofrecían sus productos como el patay, arrope, quesillos, etc. Hoy al llegar a la Villa es imposible no imaginar cómo era la vida por aquellos tiempos.


Referencias[editar]

  1. http://www.argentina.travel/es/xp/el-dulce-y-el-salado-escenarios-de-pesca-en-santiago-del-estero/4357#.VVNFhvl_Oko
  2. Ledesma, Nestor R. - 1998
  3. Cabrera, A. - 1976
  4. Villarroel, Mauricio Fernando, <<Sanavirones, en el confín de las tierras bajas>>. 2012
  5. Villarroel, Mauricio Fernando <<Revista Cultural Ñaupa Cunan>>
  6. Orestes Di Lullo. <<Caminos y Derroteros Historicos>>. 1959
  7. Archivo Santuario de Sumampa Viejo.
  8. Amalia J. Gramajo de Martinez Moreno - Hugo N. Martinez Moreno<<Sumampa y Ojo de Agua en las Sierras del sur.>>