Samuel Johnson

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Samuel Johnson
Sjohnson-eminent.jpg
Samuel Johnson, grabado a partir del original por sir Joshua Reynolds
Nacimiento 18 de septiembre de 1709
Lichfield, Staffordshire
Defunción 13 de diciembre de 1784 (75 años)
Londres
Nacionalidad Inglesa
Seudónimo Póstumamente, el Gran Lexicógrafo
Ocupación Ensayista, crítico, lexicógrafo, poeta, novelista
Período Siglo XVIII
Lengua de producción literaria inglés, latín
Lengua materna inglés
Movimientos Literatura augusta, La Era Johnson
Cónyuge Elizabeth Porter

Samuel Johnson (Lichfield, Staffordshire, 18 de septiembre de 1709 - Londres, 13 de diciembre de 1784), por lo general conocido simplemente como el Dr. Johnson, es una de las figuras literarias más importantes de Inglaterra: poeta, ensayista, biógrafo, lexicógrafo, es considerado por muchos como el mejor crítico literario en idioma inglés. Johnson era poseedor de un gran talento y de una prosa con un estilo inigualable.

Devoto anglicano y políticamente conservador, el Dr. Johnson ha sido descrito como "sin lugar a dudas, el hombre de letras más distinguido de la historia inglesa." Pese a la gran calidad de su obra y a su enorme celebridad en vida, Johnson es principalmente recordado por ser el objeto de "el más notable ejemplo de arte biográfico en las letras inglesas", a saber, la biografía escrita por su amigo James Boswell, La vida de Samuel Johnson, a la que ha quedado inevitablemente ligado. Famoso por su brillante conversación, y gracias a sus múltiples biógrafos contemporáneos, se conocen gran cantidad de anécdotas del Dr. Johnson. Igualmente, su estilo aforístico, su filosofía basada sobre todo en el sentido común, y su elegancia escrita, han hecho que sea el segundo autor más citado de la lengua inglesa tras Shakespeare.

Vida y obra[editar]

Elizabeth "Tetty" Porter, la esposa de Johnson

Hijo de un pobre librero, Johnson nace en Lichfield, Staffordshire. Se educa primero en la Lichfield Grammar School; el 31 de octubre de 1728, poco después de cumplir los diecinueve años, ingresa al Pembroke College, en Oxford. Pasados sólo trece meses, sin embargo, su pobre situación económica lo obliga a dejar Oxford sin ningún título. Intenta entonces trabajar como instructor y maestro de escuela, pero es rechazado por el director de la Adam´s Grammar School, el reverendo Samuel Lee, encontrando trabajo luego en una escuela de Stourbridge. A los veinticinco años contrae matrimonio con Elizabeth "Tetty" Porter, una viuda que le lleva veintiún años de edad.

Retrato de Johnson hecho en 1775 por Joshua Reynolds, que muestra la intensa concentración de Johnson y la debilidad de su vista.

En 1737, Johnson, sin un penique, se muda a Londres junto a su ex-alumno David Garrick, y comienza a escribir para The Gentleman´s Magazine, bajo la dirección de Edward Cave. Durante las siguientes tres décadas, Johnnson escribe copiosamente: ensayos, poesía, biografías, reportes parlamentarios e incluso el catálogo de la Harlein Library. Continúa viviendo en la pobreza. Sus trabajos más importantes de este período son quizás el poema London (1738) y Life of Savage (1745). Este último recuenta la vida de un amigo suyo, el escritor Richard Savage, quien había compartido con Johnson su pobreza y había muerto el año anterior.

Entre 1747 y 1755, Johnson compone quizás su obra más conocida, A Dictionary of the English Language. Aunque es muy elogiada e incalculablemente influyente, Johnson no gana mucho dinero de ella, sino tan sólo £1575, por haber tenido que costear el largo proceso de escritura. Durante este tiempo también publica una serie de trabajos casi semanales titulados The Rambler (El divagador). Generalmente de temática moral o religiosa, estos ensayos son más serios de lo que su título sugiere, y continúan apareciendo hasta 1752. Su joven amigo James Elphinston (1721-1809) los publica semanalmente también en Edimburgo. No fueron muy populares, pero una vez que fueron compilados en un único volumen tuvieron una gran aceptación. La esposa de Johnson muere poco después de aparecer la última entrega, y se vio sumamente afectado por ésta pérdida.

Johnson comienza a escribir otra serie, The Idler (El ocioso), en 1758. Estos ensayos son más breves y menos serios que los anteriores, y se publican semanalmente durante dos años. A diferencia de The Rambler, publicado de manera independiente, The Idler aparece en un diario semanal.

En 1759 publica la novela filosófica La historia de Rasselas, príncipe de Abisinia, según dijo, escrita en dos semanas para costear el funeral de su madre; el éxito fue rotundo, recibiendo alabanzas incluso en el extranjero, donde fue y sigue siendo comparada con el Cándido de Voltaire, novela de temática parecida y escrita casi a la vez. En esta época, se estrena gracias a David Garrick su obra de teatro Irene, que es un rotundo fracaso: Johnson es repudiado como dramatrugo por su lenguaje, que acusan de dilatado. También publica un plan de suscripción para la edición de las obras de Shakespeare, que no verán la luz hasta dentro de diez años; el poeta contemporáneo Charles Churchill alude a este hecho al escribir: "He for subscribers baits his hook / and takes your cash, but where's the book?" (Para los suscriptores prepara su carnada/ y toma su dinero, pero, ¿dónde está el libro?)

The Club, club de caballeros fundado por Samuel Johnson, reunido en una de sus sesiones.

En 1762, Johnson recibe una pensión gubernamental de trescientas libras anuales, principalmente gracias a los esfuerzos de Thomas Sheridan y el duque de Bute. El año siguiente conoce a James Boswell, su futuro biógrafo. Más o menos al mismo tiempo, en 1764, funda “The Club”, un grupo literario que incluye a Joshua Reynolds, Edmund Burke, David Garrick, Edward Gibbon y a Oliver Goldsmith, entre otros. Para entonces, Johnson ya es una celebridad; en 1765 recibe un doctorado honorífico del Trinity College en Dublín, seguido por uno de Oxford diez años después. A partir de este momento, pasará a ser referido como el doctor Johnson.

Retrato de Samuel Johnson, por sir Joshua Reynolds, 1769. El retrato muestra las extrañas gesticulaciones del doctor Johnson, del que se cree padeció el síndrome de Tourette.[1]

En 1765 conoce a Henry Thrale, un opulento cervecero y miembro del parlamento. Al poco tiempo se hacen amigos, y Johnson se integra a la familia: vivirá con los Thrales los próximos quince años, hasta la muerte de Henry en 1781. Los diarios y la correspondencia de Hester Thrale son, después del material de Boswell, la fuente de información más importante que hay sobre Johnson. Generalmente se ha señalado que Johnson difícilmente habría alcanzado los 75 años de edad de no haber sido por la ayuda y los cuidados que recibió con los Thrale, al menos hasta la muerte de Henry Thrale en 1782. La ayuda económica que recibió de los mismos le permitió mantenerse más dignamente de los que sus escasos ingresos y su pobre pensión le permitían.

En 1773, diez años después de conocerse, Boswell y Johnson se embarcan en un viaje por las islas occidentales de Escocia, cuyo testimonio queda plasmado en el libro A Journey to the Western Islands of Scotland (1775). (La versión de Boswell, The Journal of a Tour to the Hebrides, se publica en 1786.) Su visita a las tierras altas de Escocia y a las islas Hébridas tiene lugar durante la pacificación posterior a la era jacobina, cuando el sistema de clanes escocés estaba siendo obliterado y la cultura gaélica romantizada. Johnson ataca duramente a quienes aseveran que los poemas sobre Ossian de James Macpherson son traducciones de la literatura escocesa antigua, afirmando que no había pruebas de que el lenguaje escocés gaélico (erse) “fuera una lengua escrita”; Johnson no dejó de convencerse de ello al pedir a McPherson que mostrara el manuscrito del que decía haber obtenido el poema, algo que éste nunca hizo, y acabó concluyendo que lo más probable era que McPherson hubiera adaptado poemas de la tradición oral gaélica y los hubiera refundido a modo de saga. No obstante, fue especialmente hostil contra McPherson y los poemas de Ossian, de los que dijo que eran vulgares y de baja calidad; además, partiendo de un moderado no hay pruebas acabó proclamando que el erse nunca había sido una lengua escrita. Sin embargo, Johnson contribuyó al fomento de esta lengua pidiendo que se tradujera la Biblia a este idioma, lo que se hizo al poco tiempo. Hasta entonces, los galos escoceses habían dependido de la versión gaélico irlandesa de Bedell.

Igualmente, se interesó por otras lenguas minoritarias y su tradición escrita: pidió que las lenguas gaélicas fueran comparadas con la lengua de Vizcaya (vascuence) para ver si podía trazarse algún parentesco entre ambas, al saber que se decía que no había otro idioma igual a aquel; su interés por el sardo lo llevó a encargar que le trajeran libros escritos en aquel idioma; y siempre manifestó un vivo interés por el frisón, la lengua de Frisia, de la que señaló el gran parecido con el inglés, y con la que sufrió una viva decepción al ver la pobreza de su tradición escrita. En todos los casos, parece ser que animó al desarrollo de una cultura escrita en esos idiomas.

Durante la década de 1770 Johnson visitó a menudo Edimburgo junto a Boswell, Lord Kames y Lord Monboddo, con quienes se escribió profusamente e intercambiaba críticas literarias. Accedió a revisar la Historia de Escocia que Lord Kames estaba preparando.

El último trabajo importante de Johnson es su Lives of the English Poets, proyecto comisionado por un consorcio de libreros londinense. Este libro consiste en una serie de estudios críticos y biográficos que sirven de prefacio a diversas antologías poéticas, y están cosiderados como la base de la crítica literaria moderna a estos poetas.

La salud de Johnson comenzó a resentirse a raíz de la muerte de su amigo y patrón Henry Thrale. Sus amistades habían esperado que éste dejara una pensión a Johnson, pero no lo hizo. Su relación con la viuda de Thrale comenzó a deteriorarse hasta romper con ella, a raíz de su boda con el cantante italiano Piozzi; desde ese momento, Johnson perderá todo patronazgo, y tendrá que vivir de sus recursos, que eran escasos. Aunque la imagen de Johnson siempre quede ligada a la del gran sabio encumbrado que da Boswell en su biografía, lo cierto es que durante la mayor parte de su vida Johnson vivió en una gran penuria económica. Sus escritos y ensayos eran muy mal pagados, y apenas ganó nada de ellos; si no realizó nunca ningún viaje al continente (salvo la breve visita a París con los Thrale) es porque no podía permitírselo. Básicamente, vivía de la pensión de 300 libras anuales que recibía del gobierno y de la generosidad de sus amigos, y hasta que no le fue concedida la pensión su situación económica, causa de muchas de sus depresiones, fue tremendamente precaria. Se sabe que Samuel Richardson pagó una vez una deuda de Johnson de 18 libras para sacarlo de la prisión de deudores en que lo habían confinado, y que Reynolds y Boswell le prestaban dinero a menudo, sin pretender que les fuera devuelto. Esto era, al parecer, algo bastante penoso para Johnson.

En 1784 sufre una serie de ataques que hacen que Boswell y Reynolds, temiendo por él, planeen conseguirle que se le doble su pensión estatal para que pueda costearse un viaje a Italia o a algún lugar del sur de Europa, donde pasar el resto de sus días. Johnson, ante la noticia de esta gestión, se siente tremendamente emocionado y casi se echa a llorar de agradecimiento, pensando en el gran lujo con el que podría vivir con una pensión de 600 libras anuales (cantidad bastante modesta para una vida de lujo en aquella época). Sin embargo, el nuevo gobierno de Pitt "el Joven", poco favorable al anciano Johnson, se lo niega. A partir del verano de 1784 Johnson vive en un estado de depresión y cierta amargura, al sentirse morir abandonado. Tras una breve visita a las Midlands, Johnson regresa en octubre de 1784 a Londres, donde su salud lo obliga a guardar cama hasta que, rodeado de sus amigos y admiradores, muere el 13 de diciembre de 1784, y es enterrado en la Abadía de Westminster, en el Poet's Corner, junto con los grandes hombres de letras de Inglaterra.

Tras su muerte, recibe multitud de homenajes, y se erige en su honor un gran monumento funerario en la Catedral de San Pablo en Londres.

Personalidad[editar]

De una gran contextura física, Johnson tenía la vista y el oído muy débiles; su rostro presentaba varias cicatrices, por haber padecido escrófula cuando aún era un niño, y también sufría de varios tics y movimientos involuntarios. Los síntomas descriptos por sus contemporáneos sugieren que Johnson puede haber sufrido posiblemente de trastornos obsesivo-compulsivos. Tendía a lo que entonces se llamaba melancolía.

Johnson era un anglicano devoto y conservador, un acérrimo tory, y un hombre compasivo, que alojó a varios de sus amigos en dificultades económicas. Aunque apoyó la causa jacobita, terminó aceptado la sucesión hannoveriana para la época de Jorge III. Johnson fue un pensador en extremo original e independiente durante toda su vida, lo que explica su profunda afinidad hacia la obra de John Milton, a pesar de la visión tan radical (y para Johnson, intolerable) que tenía Milton en asuntos de política y religión.

La fama de Johnson se debe en gran parte a la exitosa biografía escrita por Boswell, Life of Johnson. Sin embargo, cabe notar que Boswell lo conoció después de que éste hubiera alcanzado ya la fama y una cierta estabilidad económica, por lo que el libro tiende a retratar esta última etapa. Se explica entonces que Johnson sea comúnmente conocido como un acerbo pero entrañable personaje de alta sociedad, a pesar de haber vivido en la pobreza durante gran parte de su vida.

Antes de asentarse en Londres, Johnson residió en Birmingham; un friso en la Old Square inmortalizó su estancia allí. La Birmingham Central Library posee una importantísima colección de su obra, con unos dos mil volúmenes, incluyendo muchas primeras ediciones, además de numerosos periódicos literarios y libros acerca de él.

Obras selectas[editar]

Biografías, críticas, trabajos lexicográficos[editar]

1745 Life of Richard Savage
1755 A Dictionary of the English Language
1765 The Plays of William Shakespeare
1775 A Journey to the Western Islands of Scotland
1781 Lives of the English Poets

Ensayos, panfletos, revistas[editar]

1747 Plan for a Dictionary of the English Language
1750-1752   The Rambler
1758-1760 The Idler
1770 The False Alarm
1774 The Patriot

Poesía[editar]

1738 London
1747 Prologue at the Opening of the Theatre in Drury Lane
1749 The Vanity of Human Wishes
Irene, a Tragedy

Novela corta[editar]

1759 The History of Rasselas, Prince of Abissinia

Edición en español[editar]

  • Johnson, Samuel (2007). La historia de Rasselas, príncipe de Abisinia. Editorial Berenice. ISBN 978-84-96756-12-0. 

Citas[editar]

  • "Comúnmente se observa que cuando dos ingleses se encuentran, de lo primero que hablan es sobre el tiempo; están impacientes por decir al otro lo que ambos ya saben, que hace calor o frío, que está soleado o nublado, ventoso o calmado."
    • The Idler, nº 11 (24 de junio de 1758) [1]
  • "El éxito en la vida consiste en seguir siempre adelante."
  • "El que aguarda para hacer mucho de una sola vez, nunca hará nada."
  • "El que hace una bestia de sí mismo, se deshace del dolor de ser humano."
  • "Casarse por segunda vez es el triunfo de la esperanza sobre la experiencia."
  • "En su vuelo natural, el espíritu humano no va de placer en placer, sino de esperanza en esperanza."
  • "Es necesario esperar, aunque la esperanza haya de verse siempre frustrada, pues la esperanza misma constituye una dicha, y sus fracasos, por frecuentes que sean, son menos horribles que su extinción."
  • "La curiosidad es una de las más permanentes y seguras características de una vigorosa inteligencia."
  • "La prudencia guarda en seguridad a la vida, pero pocas veces la hace dichosa."
  • "Las cadenas de un hábito no se sienten; las adquirimos con mucha facilidad, mas después nos cuesta mucho romperlas."
  • "Las diminutas cadenas de los hábitos son generalmente demasiado pequeñas para sentirlas, hasta que llegan a ser demasiado fuertes para romperlas."
  • "Ninguno, imitando a otros, llegó a ser auténticamente grande... y dejó de ser él."
  • "Nuestros deseos siempre se aumentan con nuestras posesiones. El conocimiento de que hay algo todavía que nos pueda satisfacer, no se puede comparar con el gozo de las cosas que tenemos por delante."
  • "Que la gente vulgar exprese sus ideas con claridad está lejos de ser cierto, y cuando lo hace no se debe a su facilidad de expresión, sino a la superficialidad de sus ideas."
  • "Se puede tener por compañera la fantasía, pero se debe tener como guía a la razón."
  • "Tenga lo que tenga, gaste menos."
  • "Conforme sé más de la humanidad, espero menos de ella, y ahora estoy dispuesto a decir que un hombre es bueno con menor exigencia de la que antes habría impuesto."
  • "Nunca he conocido a un disidente capaz de razonar."
  • "Podré ser conquistado, pero no capitularé."
  • "Señor, he encontrado un razonamiento idóneo para usted, pero no me considero en la obligación de encontrarle también un sensato entendimiento."
  • "¿Señor, tanto desconoce usted la naturaleza humana como para ignorar que un hombre bien puede ser muy sincero en buenos principios sin que por ello los lleve nunca a la práctica?"
  • "Aquél que alaba a todo el mundo no alaba a nadie."
  • "A las personas más habitualmente hay que recordarles que informarles."
  • "El conocimiento puede ser de dos especies: o bien conocemos un tema nosotros mismos, o bien sabemos donde encontrar información sobre él."
  • "La vida es un viaje de carencia en carencia, no de gozo en gozo."
  • "Es mejor vivir rico que morir siéndolo."
  • "Si estás solo, no estés desocupado; si estás desocupado, no estés solo."
  • "Es raro que haya tan pocos lectores en este mundo, pero tantas lecturas. La gente en general no lee por propia voluntad si son capaces de encontrar cualquier otra cosa que los entretenga."
  • "De todos los ruidos, creo que la música es el menos desagradable."
  • "Ningún hombre será marinero si encuentra alguna manera de que lo envíen a prisión, pues estar en un barco es como estar en una cárcel, pero con el riesgo añadido de morir ahogado."
  • "Una mosca, señor, puede picar a un caballo majestuoso y hacerlo estremecerse de dolor; pero la primera seguirá siendo nada más que un insecto, y el segundo, empero, un caballo." (Refiriéndose a los críticos)
  • "Los diccionarios son como los relojes: el peor es mejor que ninguno, pero del mejor uno no puede esperar que sea del todo preciso."
  • "Hay pocas cosas que resulten imposibles de la mano de la paciencia y de la diligencia."
  • "Los ejemplos tienen más fuerza que los preceptos."
  • "El mundo aún no se ha agotado del todo: dejadme ver algo mañana que aún no haya visto hoy."
  • "PATROCINADOR, sust.: Alguien que tolera, apoya o protege a otros. Usualmente, un desgraciado que apoya con insolencia, y es pagado con adulación."
  • "AVENA, sust.: Cereal que en Inglaterra sirve de alimento a los caballos, pero del que en Escocia se alimentan las personas."
    • En respuesta a esta definición de la avena, una dama escocesa le dijo: "Señor, nosotros en Escocia también damos avena a los caballos", a lo que el Dr. Johnson contestó: "Me alegro, señora, de que en Escocia se cuide tan bien a los caballos como a las personas."

Bibliografía[editar]

  • Bate, Walter Jackson. The Achievement of Samuel Johnson (1978), and Samuel Johnson (1977).
  • Boswell, James (2007). La vida de Samuel Johnson. Espasa-Calpe. ISBN 978-84-670-2489-0. 
  • Boswell, James (2007). Vida de Samuel Johnson. El Acantilado, 144. ISBN 978-84-96489-84-4. 
  • Boswell, James (2006). Viaje a las islas occidentales de Escocia. KRK Ediciones. ISBN 978-84-8367-003-3. 
  • Chesterton, G. K. The Judgment of Dr. Johnson 1927.
  • Coletes Blanco, A. Introducción. Viaje a las Islas Occidentales de Escocia. Por Samuel Johnson. Oviedo: KRK, 2006. 9-122.
  • Johnson, Samuel. Falkland-Malvinas. Panfleto contra la guerra. Edición, traducción y notas por Daniel Attala. Madrid: Fórcola, 2012.
  • Quinney, Laura. "Chapter 2: Johnson in Mourning" in Literary Power and the Criteria of Truth (1995).
  • Reddick, Alan: The Making of Johnson's Dictionary (Cambridge, 1990.)
  • Stone, John. 'On the Trail of Early Rambler and Idler Translations in France and Spain,' The Johnsonian News Letter 57.1 (2006): 34-41.
  • Stone, John. 'Translated Sociabilities of Print in Eighteenth-Century Spain.' Cultural Transfer through Translation: The Circulation of Enlightened Thought in Europe by Means of Translation ed. Stefanie Stockhorst. Amsterdam: Rodopi, 2010. 263-278. [estudio de la traducción directa al castellano de un ensayo de la serie The Idler, publicada en El novelero de los estrados en 1764]
  • Watkins, W. B. C. Perilous Balance: The Tragic Genius of Swift, Johnson, and Sterne (1939).
  • Wharton, T. F. Samuel Johnson and the Theme of Hope (1984).

Referencias[editar]

  1. Lane, 1975, p. 103

Enlaces externos[editar]